Racing Club, el heptacampeón argentino

 

Racing se consagró heptacampeón del fútbol argentino un 14 de diciembre de 1919 después de vencer a Tigre por 2 a 1 con dos tantos de Alberto Marcovecchio, que terminó como el máximo artillero del certamen con 27 dianas. El gran colofón final de «El Primer Grande» llegó con la consecución de la Copa Aldao ante Peñarol.

Aquel grupo formado por jugadores como Marcos Croce, Carlos Franch, Armando Reyes, Roberto Castagnola, Gervasio Rama, Ricardo Pepe, Francisco Olazar, Enrique Machiavello, Natalio Perinetti, Alberto Ohaco, Pedro Ochoa, Albérico Zabaleta, Marcovecchio, Juan Hospital, Juan Perinetti, Roberto Gianolini, Guillermo Presta, Alfredo Presta, Salvador Presta, Pedro Loncan, Nicolás Vivaldo, Antonio Virgilio, Pedro Sala, Juan Carlos Lalarutte, Clemente Comaschi, Lorenzo Bustince, Américo Masetti y Carlos Perinetti, fue llamado “La Academia”, tras ganar el campeonato argentino de manera consecutiva, en 1913, en 1914, en 1915, en 1916, en 1917, en 1918 y en 1919.

 

 

Aquella última campaña Racing no perdió un solo encuentro, un campeón incontestable que arrasó con victorias a todos sus oponentes, 13 partidos 13 triunfos. ¿Los más resonantes? Un 5 a 3 a Sportivo Barracas, un 4 a 0 a Platense, un 4 a 1 a San Isidro, un 5 a 0 a Atlanta y un 10 a 0 a Estudiantes. En total, Racing convirtió 43 goles con un promedio de 3,3 por duelo y recibió solamente 10. La diferencia con Vélez, el segundo clasificado, fue de 6 puntos; y la distancia con Defensores de Belgrano, el tercero, fue de 10.

Además, este grupo de futbolistas obtuvo la Copa Aldao al derrotar a Peñarol por 2 a 1. Racing alcanzó con esos logros del 19 justamente la cantidad de 19 títulos oficiales en sus joviales 16 años de existencia hasta ese entonces: 7 campeonatos locales, 9 copas nacionales y 3 trofeos internacionales; los que transformaron para siempre al club en la Academia del fútbol argentino.