miércoles, diciembre 7, 2022

Quique Martín, un obrero de leyenda de la UD Salamanca

 

Quique Martín fue un obrero del fútbol y una leyenda de la Unión Deportiva Salamanca, conjunto modesto de la liga española que militó hasta 12 temporadas en Primera División en diferentes periodos. Este hábil mediante punta antepuso el equipo antes que otras opciones mejores, rechazando diversas ofertas de otros clubes, como la del Racing de Santander en la Navidad de 2000, todo ello sin ser un hombre de club.

Aunque se fuese por la puerta de atrás, por parte de la institución, la afición le ovacionó en la distancia cuando se supo de su despedida. Es posible que no se le recuerde un partido significativo, con un gol en una final o en un partido de ascenso o de promoción, pero su mayor característica fue la continuidad. Quizá, para los seguidores, las tardes en la memoria van ligadas a las anécdotas personales: “Marcó un gol el único día que fui con mi abuelo al estadio”, comentan.

 

Estadio El Helmántico, en una fotografía reciente

 

Su periplo profesional no lastró su talento y hasta tres etapas marcaron su carrera en el club charro: la primera en la temporada 1999/2000, en el que coincidiría con jugadores como Stelea, Barbará o el “Cuqui” Silvani, recordados por las grandes gestas. Su segunda etapa, en la temporada 2002/2003, vuelve a parecer de paso. Sin embargo, es en la última entre la 2005/2006 hasta su retirada el verano de 2011 donde se erige en un emblema de la Unión.

Las tertulias comenzaban siempre con ese «Somos Quique y diez más», para cerrarse con un lacónico «un jugador de primera, que jugó demasiados años en segunda». Lo único que faltó en El Helmántico fue la despedida de la afición a un jugador que dio tanto, con aquella zurda imborrable del césped de Salamanca. Era el tipo de jugador que unían al césped con la grada. “Es el tótem unionista de la última década”, escribió Lillo sobre él.

Para descubrir más sobre este jugador os recomendamos «Quique Martín. Historia viva de la Unión» de Roberto Benito y Adrián Rodríguez..

 


David Vázquez