domingo, diciembre 4, 2022

Quilmes, el rey argentino del ascenso… y del descenso

 

El Quilmes Atlético Club es una institución deportiva argentina, de la ciudad de Quilmes, provincia de Buenos Aires, que tiene el récord de ascensos (11) y descensos (12) en Argentina. Los hinchas del popular cuadro cervecero no ganan para sustos aunque, en especial los veteranos, intentan sacar la parte buena de esta curiosa situación que lo convierte en un equipo ascensor, frotándose las manos esperando la celebración del próximo ascenso de categoría de un club que ya supera sus 133 años de historia.

Quilmes descendió por primera vez en 1916, cuatro años después de haber ganado su primer campeonato en 1912 en el más absoluto amateurismo. Esa vez lo habían reforzado varios de los míticos hermanos Brown, que se habían ido del famoso Alumni porque el cuadro hipercampeón ya no participaba más. Pudo regresar a la categoría en 1919.

 

 

Iniciado el profesionalismo en 1931, Quilmes fue uno de los equipos que iniciaron los descensos en aquel tiempo, en 1937. Le costó mucho volver, al punto que perdió dos finales contra su rival, Argentino de Quilmes, en 1938. Ese clásico es uno de los grandes olvidados de la historia contemporánea, ya que no se enfrentan desde la vieja B de 1981. Después ganó el torneo en 1949, pero se mantuvo dos años en la máxima categoría del fútbol argentino para acabar bajando en 1951. Repitió en 1961 –gracias al descuento de 10 puntos que le hizo la AFA a Newell’s por una incentivación- y retrocedió en 1962.

De nuevo alcanzó la gloria en 1965 junto a Colón y se fue a pique otra vez en 1970 con dos juveniles en sus filas: Ubaldo Fillol y Ricardo Villa, ocho años después campeones del mundo con la Selección. Hubo regreso tras ganar el torneo de 1975 y el título del Metropolitano en 1978, algo que pocos imaginaron.

El descenso de 1980 sorprendió a todos porque era la base del equipo campeón, pero hubo retorno al año siguiente (junto a Nueva Chicago) y otro retroceso un año más adelante, en 1982. Vuelta para jugar la temporada de 1991/92 y una nueva amargura que se prolongaría hasta 2002/03, aunque sobrevendrían tres ascensos y descensos más.

 

 

En definitiva, Quilmes sufrió doce veces el dramón de bajar a la segunda categoría, pero se recuperó en once ocasiones.

El detalle adicional es que Quilmes debió haber descendido en 1900, cuando participó por primera vez en la A y quedó último, en 1904, en 1911, en 1922 y en 1924. Distintas decisiones de la dirigencia lo mantuvieron en la máxima categoría. Y para colmo, la Liga Profesional le impidió jugar el torneo de 1934 porque junto con Tigre eran los equipos que recaudaban menos en taquilla…