Los dos primeros videojuegos con la Serie A italiana licenciada

 

Verano de 1994, Kazuyoshi Miura se convierte en el primer japonés del Calcio, el Genoa Cricket and Football Club llega a un acuerdo con el Verdy Kawasaki para su cesión, y la locura se desata en el país nipón. El 31 de marzo de 1995 dos juegos con la licencia de la Serie A italiana por primera vez en la historia son publicados al mismo tiempo en Japón para la versión nipona de la Super Nintendo, la Super Famicom.

Human Entertainment, Inc. y TNN, lo tienen claro, hay que aprovechar el tirón mediático de la Serie A italiana y nace así la leyenda de la rivalidad entre el «Super Formation Soccer 95: della Serie A», el cuarto título de la serie «Super Formation Soccer», y el «Shijō Saikyō League Serie A: Ace Striker».

 

 

Ambos videojuegos compiten con distintos enfoques sobre como representar a la mejor liga del mundo de aquel entonces en 16 bits, en su edición 1994-1995.

Tan solo siete días después del primer lanzamiento la compañía Human Entertainment, Inc. da un segundo golpe sobre la mesa publicando también una versión para la TurboGrafx CD, con gráficos aún más potentes.

 

 

La competencia de ambas franquicias las primeras semanas en el mercado se vuelve cada vez más dura, hasta que Human Entertainment, Inc. decide publicar hasta 3 versiones diferentes de su videojuego, modificando su packaging e introduciendo publicidad de la popular bebida Xaqua en la última versión del juego, con la imagen de Roberto Baggio como reclamo.

 

 

 

«Super Formation Soccer 95: della Serie A», al igual que las otras entregas de esta serie de videojuegos de fútbol, el campo se muestra en una perspectiva descendente utilizando el modo de desplazamiento. Los campos en sí son facsímiles de estadios italianos reales, con diferentes tipos de césped y colores representativos. Al comienzo de un partido en el modo Serie A, se muestra una imagen del estadio real en el que se basa el campo, y podemos elegir entre 18 clubes, y formar nuestra alineación escogiendo entre 22 jugadores que forman nuestra plantilla.

 

 

Sin embargo, cada equipo solamente puede tener tres jugadores extranjeros (el lanzamiento inicial de este juego precedió a la famosa «sentencia Bosman» de 1995). Antes de que comience un partido, el jugador puede elegir diferentes formaciones y si el portero será controlado automáticamente, semi-automáticamente o manualmente. Se nos ofrecen cuatro modos disponibles: Exhibición, Serie A, Situación, Práctica, y hasta la posibilidad de editar nuestro equipo. Además del realismo del simulador, podemos elegir jugar los partidos en italiano (los menús seguirán estando en inglés o japonés). También se pueden ver ciertos datos de la vida real de los jugadores, algo inédito y revolucionario en aquel momento en el mundo de las consolas.

 

 

«Shijō Saikyō League Serie A: Ace Striker» representó todo lo contrario a su competencia: mala calidad de los acabados y opciones, renuncia total del realismo apostando por jugadores representados con estilo anime, y la inexistencia de formaciones tácticas, aunque se nos permitía mover la posición de todos los jugadores. Los dos únicos puntos fuertes del juego son una imagen animada que aparece cada vez que se marca un gol y que podemos mover a nuestro portero en la tanda de penaltis antes de que el jugador rival patee el balón.