«Peđa» Mijatović, el crack del Levante en Segunda División A

 

Predrag «Peđa» Mijatović, leyenda del Real Madrid y Valencia CF, fue la gran estrella de la temporada 2002-2003 de la Segunda División A española. El internacional yugoslavo se convirtió en el decimoquinto futbolista en sumarse al proyecto deportivo granota para devolver a los levantinos a la Primera División.

El montenegrino llegó procedente de la potente Serie A, donde estuvo compitiendo 3 temporadas con la AC Fiorentina, y aunque su destino inicial debía ser el Terrassa Futbol Club, finalmente acabó en Valencia.

 

 

«Peđa» Mijatović llegó como segunda opción, la primera siempre fue Dani Güiza que acabó fichando por el Recreativo de Huelva, a un equipo que había mantenido su plaza en la Segunda División del fútbol española exclusivamente por el descenso administrativo del Burgos y cuyo objetivo para la temporada 02/03 no era otro que ascender a Primera. Estaba destinado a ser el líder espiritual y grupal de un colectivo que durante muchas semanas soñó con la posibilidad de regresar al Olimpo del fútbol a las órdenes del técnico Carlos García Cantarero.

 

 

El inicio de «Peđa» en el Levante fue muy bueno, con dos goles en tres partidos, ilusionando de sobremanera a los granotas. Pero el paso de las jornadas le pesaron mucho a nivel físico al montenegrino que acabó cayendo del once inicial y solamente pudo mantener al Levante como líder algunas jornadas y acabó en cuarta posición, a 6 puntos del ascenso directo.

 

 

Mijatović en su corta etapa en el Ciutat de València también protagonizó polémicas como cuando se negó calentar y le espetó a García Cantarero «¡Monstruo, calienta tú si quieres!», considerando una «falta de respeto» la falta de oportunidades de las que estaba gozando. El crack terminó abandonando el fútbol y el conjunto granota el verano de 2004 con un bagaje de 21 partidos y 3 goles. Después de Johan Cruyff, Mijatović fue sin duda alguna la segunda mayor estrella que nunca ha pasado por el Ciutat de Valencia.