El retorno de Pavel Nedvěd en el FK Skalná para jugar con su hijo

 

El sábado 23 de septiembre de 2017 el oeste de la República Checa fue testimonio del retorno del Balón de Oro 2003. Pavel Nedvěd descolgó las botas para afrontar una nueva temporada junto a su hijo Pavel Jr. en el año del centenario del FK Skalná, el club que le dio la primera oportunidad.

 

 

Pavel firmó un nuevo contrato que lo unió al FK Skalná durante la temporada 2017-2018, para disputar la První B třídy, el séptimo nivel del fútbol checo. La llegada del ex capitán de la selección nacional provocó una auténtica revolución en el fútbol regional checo. En el estadio del FK Skalná se instaló una tienda de fans improvisada, donde los visitantes podían comprar camisetas y bufandas con la firma de Nedvěd. Además el club también llegó a construir gradas móviles para aquella temporada y hasta recibió la aportación de la Juventus a la causa: uniformes y pelotas.

Junto a su hijo Pavel de 18 años y su amigo de toda la vida Tomáš Pěček, llegó el momento del redebut del exjugador de la Juventus, el cual se mostraba feliz y radiante en todo momento sobre el terreno de juego. El rival fue el Baník Kr.Poříčí «B», que se llevó el partido por un contundente 1-4.

 

 

Pavel cumplió su palabra y contrato permaneciendo la temporada completa en el club, aunque disputando muy pocos encuentros. Pero la historia no tuvo final feliz y finalmente el FK Skalná no pudo celebrar el ascenso de categoría en la temporada de su centenario, a pesar de haber fichado al jugar de sus sueños.