domingo, diciembre 4, 2022

Óscar Córdoba y Faryd Mondragón, dos colombianos en Turquía

 

Óscar Córdoba y Faryd Mondragón dejaron una huella imborrable en la Süper Lig de Turquía, y abrieron camino para la llegada de demás futbolistas colombianos. El primero fichó por el Beşiktaş Jimnastik Kulübü y el segundo por el Galatasaray Spor Kulübü, dos de los equipos más grandes de Estambul.

 

 

Después de ganarlo todo con el Boca Juniors de Carlos Bianchi, Óscar Córdoba llegó a Turquía, donde alcanzó un gran nivel de forma, disputando 120 partidos y ganando dos títulos, en cuatro temporadas. El Ankaraspor fue su siguiente destino, y tan solo permaneció un año tras jugar 33 encuentros.

 

 

Por su parte Faryd Mondragón pasó seis temporadas disputando 231 partidos con el Galatasaray. Logró tres títulos y en 2002 fue declarado como el mejor portero de la liga turca. El caleño llegó en plena polémica tras ser investigado por beneficiarse de una red en Sudamérica que falsificaba pasaportes y cobraba entre 20.000 y 100.000 dólares.

 

 

El 28 de enero de 2001, el periodista Gabriel Meluk publicó un artículo titulado: “Mondragonopulus!”. El texto iniciaba diciendo: “Un caleño, de familia turca, que juega en Francia con pasaporte griego obtenido en Buenos Aires… Aquí hay gato encerrado o un caso curioso producto de inmigración”. La investigación del periodista afirmaba que Mondragón le contó a las autoridades que el pasaporte lo diligenció la prefectura de Salónica en febrero de 1999 en Buenos Aires, que por parte de su mamá tenía ascendencia turca, ya que su apellido era Alí, y que por la cercanía entre Turquía y Grecia se daba la relación. Sin embargo, algo no cuadraba porque los papeles le daban el origen griego por parte paterna. Otros jugadores implicados fueron el chileno Pablo Contreras del Mónaco que acabó siendo despedido, al argentino Diego Garay que le descubrieron su pasaporte falso y existieron 78 investigaciones más. En 2000 hubo un escándalo con Juan Sebastián Verón por su supuesto bisabuelo italiano y la SS Lazio prefirió inscribirlo como extranjero. Esos meses fueron difíciles para el guardameta y al final lo cedieron al Galatasaray de Turquía para reemplazar a Cláudio Taffarel.