Leonel Álvarez en el Club Atlético Junior, historia del no fichaje

 

Leonel Álvarez fue presentado por el Junior de Barranquilla, incluso entrenó y protagonizó una campaña de abonos, pero al último momento cuando se le esperaba para firmar desapareció rumbo Cali… Esta es la historia del no fichaje del internacional Leonel Álvarez por el Club Atlético Junior procedente del Real Valladolid.

En 1991 el Club Deportivo Atlético Junior pese a una gran campaña y un muy buen juego, produjo una profunda desazón en la hinchada de Barranquilla al quedarse sin el título de liga. El técnico Julio Comesaña, considerado el principal responsable de la desilusión, se fue al igual que el paraguayo Javier Ferreira que ya no era considerado intocable…

El sustituto en el banquillo de «El Tiburón» fue Miguel Ángel López, quien en su última etapa al frente del Junior (1989) había clasificado al equipo al cuadrangular final, que no se pudo disputar, ya que el torneo fue cancelado por al asesinato, el 15 de noviembre de ese año, en Medellín, del árbitro Álvaro Ortega Madero. La llegada del ‘Zurdo’ tampoco ilusionó a la afición de Barranquilla, que reclamaba algo más.

Fue así como entró en escena el nombre del internacional Leonel Álvarez por segunda vez, la primera fue en 1987 cuando jugaba para el Medellín. El volante antioqueño era un titular indiscutible de los cafeteros y que por aquel entonces jugaba en el Real Valladolid de la Primera División Española, al lado del ‘Pibe’ Valderrama, René Higuita, y dirigido por el mismísimo Francisco Maturana. De Leonel se reconocía su liderazgo y se le consideraba uno de los responsables de la clasificación a un Mundial, el de Italia 90, después de 28 años.

 

 

Parecía que todo ya estaba cerrado, por lo que Junior no demoró mucho para poner en venta los abonos y para ello utilizó la imagen de Leonel Álvarez, vestido con la camiseta rojiblanca como reclamo. Leonel Álvarez incluso empezó a entrenar con Junior, pero el día que lo esperaban en la sede administrativa para firmar el contrato, nunca llegó. Así como la noticia de su contratación causó revuelo en Barranquilla, la de su ‘desaparición’ fue un completo misterio.

 

 

El volante antioqueño se había marchado en secreto de Barranquilla con rumbo desconocido. A las pocas horas, se conoció que estaba en Cali negociando su fichaje con el América y así convertirse en el principal refuerzo para la Copa Libertadores del 92. Haber cambiado a Junior por el América de Cali en el ultimísimo momento generó que el defensa se ganara para siempre la antipatía de los hinchas del equipo rojiblanco, que jamás olvidaron esa afrenta. Aunque años después de su fichaje circuló una versión, no confirmada, que contaba que el cartel de Cali amenazó a Leonel y a su familia de atentar contra ellos si no firmaba con el equipo rojo…

 

 


Paola Murrandi