domingo, diciembre 4, 2022

Mouloudia Club d’Alger, más de 100 años de fútbol

 

El Mouloudia Club d’Alger, más conocido como Mouloudia, es uno de los clubes más exitosos de Argelia. Con más de un siglo de historia, se considera el primer club «musulmán» de la historia del país. De hecho, la Mouloudia tiene una historia particular, salpicada de acontecimientos políticos y deportivos. Una historia que comenzó durante la colonización francesa, en una época en la que el fútbol era diferente.

Francia estuvo presente en Argelia desde 1830. En 1848, el territorio argelino se organizó en tres departamentos: Argel, Orán y Constantina. El campeonato colonial se construyó sobre esta base: tres ligas departamentales con varias divisiones.

 

 

Las autoridades coloniales supervisaron drásticamente el buen funcionamiento de estas tres ligas. A lo largo de los años 30, se publicaron una serie de circulares en este sentido. Las autoridades coloniales intentaron «fusionar» el fútbol europeo y el musulmán. Una primera circular de 1930 impuso la contratación obligatoria de al menos tres jugadores europeos en los equipos musulmanes. Esta cifra se elevó a cinco en una circular de 1935. Esta última circular también impuso la coeducación en los órganos de gobierno. El Mouloudia cumplió con estos requisitos y reclutó a jugadores europeos en la década de 1930, como Costa, Maciá (dos europeos) y Albor (un argentino). En cuanto a la dirección, fue Louis Roze, no musulmán, quien se incorporó a la oficina central de la Mouloudia, completada por Brahim Derriche y Mohan Tiar, este último presidente.

La Segunda Guerra Mundial fue un punto de inflexión para el fútbol en Argelia. El contexto de la guerra obligó a las autoridades coloniales a suspender las circulares para contener el descontento y aliviar las tensiones. Las asociaciones musulmanas se multiplicaron, así como los clubes. Tras la guerra, el resurgimiento del nacionalismo argelino empujó a las autoridades a abandonar definitivamente las circulares sobre la coeducación en el fútbol argelino. El 30 de marzo de 1936, el general Henri Giraud, jefe de la división militar de Orán, declaró en L’Echo d’Oran lo siguiente: «El deporte debe ser el vínculo que una a franceses y musulmanes en un mismo deseo de rendimiento y de nobles aspiraciones, eliminando toda rivalidad entre religiones y razas». Todo ello sin contar con clubes como el Mouloudia, que convirtió este objetivo en un deseo piadoso.

 

Doyen y símbolo del fútbol musulmán

El Mouloudia Club Algérois nació oficialmente el 7 de agosto de 1921. Esta fue la fecha en la que obtuvo su estatus de las autoridades coloniales. La creación del club es fruto de los jóvenes de la Casbah (o medina, correspondiente a la ciudad vieja de Argel), con su responsable, Abderrahmane Aouf. Estos jóvenes consiguieron superar todas las barreras administrativas para hacer realidad su sueño: crear su propio equipo de fútbol. El club adoptó el nombre de Mouloudia Club d’Alger (MCA) en 1930.

El primer artículo del club establece que «se crea una sociedad de jóvenes musulmanes a partir del 31 de julio de 1921» y el artículo 2 especifica que «el objetivo de esta agrupación es reunir a todos los jóvenes musulmanes que deseen practicar deportes». El MCA cultiva un simbolismo islámico y nacionalista, en primer lugar a través de sus colores: el verde y el rojo. El primero es el color histórico del Islam, mientras que el segundo es, según la tradición, «el color favorito del Profeta». El Profeta Muhammad también es honrado con el nombre de «Mouloudia». El nombre hace referencia al Mawlid, una fiesta que celebra el nacimiento del Profeta el duodécimo día de Rabia al Awal, el tercer mes del calendario musulmán.

En 1921, el club entró en las categorías inferiores del fútbol argelino. Quince largos años y tres eliminatorias después, el Mouloudia llegó a la élite de la Liga argelina. Fue durante su ascenso a la primera división cuando el MCA vio surgir a un nuevo vecino, que más tarde se convertiría en su rival, el Union Sportive de la Médina d’Alger (USMA), fundado el 5 de julio de 1937.

 

 

En dos ocasiones, en 1940 y 1945, el Mouloudia ganó la primera división de la Liga de Argel. Es el único club musulmán que ha conseguido tal hazaña. Sin embargo, permaneció a la sombra de clubes europeos, como el A.S Saint-Eugène y el F.C Blidéen, seis y siete veces campeones de la Liga de Argel, respectivamente. Pero lo importante está en otra parte, sobre todo en las gradas. En los años 50, los incidentes aumentaron en los partidos de Mouloudia, sobre todo después de los sucesos de lo que hoy se conoce como «La Toussaint Rouge»: varios atentados cometidos por el Frente de Liberación Nacional el 1 de noviembre de 1954, fecha que, en retrospectiva, marcó el inicio de la Guerra de Argelia.

El club es muy popular entre los jóvenes musulmanes de la ciudad. Durante un partido entre el Mouloudia y el A.S. Saint-Eugène, el 11 de septiembre de 1955, el comisario de Argel mencionó en su informe una «tribuna visitante de 5000 personas». La semana anterior, el Mouloudia jugó contra el Olympique Hussein-Dey. Esta vez, el comisario de Saint-Eugène habló de 3.000 personas, la mayoría de las cuales eran «partidarios musulmanes del Mouloudia». Sobre todo, los partidos fueron escenario de incidentes con connotaciones políticas y étnicas. Durante el primer partido, el comisario Jean Builles informó de lo siguiente: «Los seguidores de Mouloudia se hicieron notar insultando a los jugadores musulmanes que jugaban en el equipo europeo».

 

 

Al final del partido contra el Olympique Hussein-Dey, el comisario en cuestión se refiere a escenas de disturbios entre los gendarmes y «300 hinchas que se habían concentrado en la entrada del estadio». Estos partidos e incidentes muestran el enfrentamiento entre los jóvenes argelinos y la policía, pero también el enfrentamiento simbólico entre los hinchas musulmanes y los poderosos clubes «europeos» como el A.S Saint-Eugène.

En 1956, hubo una separación definitiva entre el fútbol musulmán y el europeo. El 11 de marzo de 1956, el A.S Saint-Eugène y el Mouloudia volvieron a enfrentarse. El partido terminó en empate. Se produjeron peleas entre los hinchas cuando el MCA marcó el gol del empate. Enfurecido, el público de las gradas invadió el campo. La policía intervino y muchos simpatizantes resultaron heridos y fueron detenidos. La dirección del Mouloudia protestó y amenazó con retirar al equipo de las competiciones oficiales. Esta amenaza se cumplió el 13 de marzo de 1956.

El club fue apoyado y seguido por su vecino de la Casbah, el USMA. Posteriormente, aprovechando este movimiento de protesta, el FLN llamó a un boicot general de las competiciones a todos los clubes musulmanes. Todos los clubes musulmanes argelinos decidieron seguir este llamamiento. La ruptura se consuma. Los equipos musulmanes reaparecieron el 7 de octubre de 1962, para el primer campeonato de la Argelia independiente.

 

Tras la independencia

Al final de la guerra de Argelia, el Mouloudia vio morir a muchos de sus jugadores, como Basta Ali, lo que reforzó su imagen de club anticolonial. En 1962 se reanudó el fútbol y se celebró la primera edición del campeonato argelino. La Argelia independiente adoptó una nueva fórmula de competición ligeramente modificada. Aunque las tres ligas se mantuvieron, se organizaron de forma independiente. Cada liga estaba formada por varios grupos. El ganador de un grupo se clasificaba para un segundo torneo en el que se elegía al campeón departamental. Mouloudia llegó a la final departamental de esta primera edición del campeonato argelino, pero perdió ante su vecino de la medina, el USMA. Este último se impuso a los demás campeones departamentales y se convirtió en el primer campeón argelino. Para la temporada 1964-65, el campeonato abandonó esta fórmula y se jugó a nivel nacional, sin ligas intermedias.

Aparte de esta primera final, el Mouloudia no fue uno de los pesos pesados del fútbol argelino en la década de 1960. Lo mejor estaba por llegar, ya que el club alcanzó su máximo esplendor durante la década de 1970-1980. Durante este periodo, el MCA ganó cinco de los siete títulos de liga argelinos (1972, 1975, 1976, 1978 y 1979) que ostentó, así como tres copas argelinas (1971, 1973 y 1976). El año 1976 fue el de la apoteosis: además del título nacional y la copa, el Mouloudia ganó la Copa Africana de Clubes de Campeones (actual Liga de Campeones de la CAF), la copa continental que reúne a los mayores clubes de África.

 

 

En esta edición, el Mouloudia eliminó a su vez al gigante egipcio Al-Ahly en cuartos de final y al gigante nigeriano Enugu Rangers en semifinales. En la final, el escenario fue igual de épico. El Mouloudia se enfrentó al club guineano Hafia Conakry, el partido de ida tuvo lugar en Guinea, los argelinos fueron derrotados por 3-0. En el partido de vuelta, los argelinos revirtieron la situación de forma espectacular al ganar por 3-0 antes de imponerse por 4 penaltis a 1. Si hay que recordar a un jugador de esta década dorada, es el gran delantero Omar Betrouni (1968-1980), que marcó especialmente dos goles en la final continental de 1976. Aquel año, independientemente de los postes cuadrados de Glasgow y de la derrota del Saint-Etienne ante el Bayern de Múnich, el Mouloudia Club d’Alger era el club más grande de África y un magnífico equipo que acababa de ganar su única Copa de Campeones de África.

Tras una increíble edad de oro, la Mouloudia cayó en una «edad de plomo» de unos veinte años. El club argelino se contentó con una victoria en la Copa en 1983 y un título de campeón en 1999. Durante los años 2000 y 2010, reaparecieron tímidamente en escena. Al mismo tiempo, la MCA se vio eclipsada por los éxitos continentales y nacionales de sus vecinas Casbah y Entente Sportive de Sétif. Sin embargo, la Mouloudia sigue siendo una institución de primer orden y un poderoso símbolo. Sobre todo, sigue desatando pasiones, como lo demuestra el encierro de ocho personas impuesto por las autoridades para el centésimo derbi entre los hermanos Mouloudia y USMA, en 2016.