Milinko Pantić, una diestra poderosa

 

El centrocampista serbio firmó tres grandes temporadas defendiendo los colores del Atlético de Madrid, además de ser un gran especialista en los lanzamientos de falta.

Milinko Pantić fue uno de los jugadores que marcaron una época, especialmente en el Atlético de Madrid. Con el cuadro rojiblanco, consiguió el doblete tras proclamarse Campeón de Liga y Copa del Rey en la campaña 1995/1996. Su punto fuerte eran sus impresionantes y certeros trallazos de libre directo que dieron bastantes títulos a los colchoneros en los años 90. Militó en escuadras como Partizán de Belgrado, Panionios NFC, Atlético de Madrid, Le Havre AC, y Panionios NFC nuevamente, donde anunció su retirada del fútbol profesional en 2001.

Sus primeros pasos

Pantić nació el día 5 de septiembre de 1966 en Loznica (Serbia). Su carrera empezó en su país natal concretamente en el Partizán de Belgrado, uno de los mejores conjuntos de Serbia. En este club, Pantić tuvo muchas dificultades para aclimatarse al fútbol profesional y carecía de experiencia. Más tarde en 1991, Milinko Pantić aterrizó en Grecia para fichar por el Panionios. En tierras helenas, se consagró como un auténtico líder de su plantel. No obstante, no se marchó a una escuadra importante hasta 1995, cuando el Atlético de Madrid se hizo con sus servicios por 75 millones de pesetas.

 

 

Brillante etapa con el Atlético de Madrid

Con los rojiblancos, se sintió más cómodo con su fútbol. Su debut tuvo lugar el día 3 de septiembre de 1995 contra la Real Sociedad. En aquel partido, Pantić se exhibió con un auténtico golazo de falta, la especialidad del serbio. En 1995/1996 con Radomir Antic en el banquillo, el Atlético de Madrid hizo historia, al coronarse como ganador de La Liga Española y de la Copa del Rey.

El de Loznica marcó el gol decisivo en el tiempo extra de la final de la Copa de España ante el FC Barcelona en La Romareda (Zaragoza). Esta diana no fue de libre directo, sino de cabeza. De esta forma, los pupilos de Radomir Antic se proclamaron campeones de la Copa de la Majestad del Rey por novena ocasión en su historia.

 

 

Retirada

El mediocampista serbio se quedó dos cursos más con los colchoneros, logrando más éxitos todavía y buen juego en la parcela ofensiva. En 1999, abandonó el club de su vida hacia Francia para probar suerte al Le Havre y dos años más tarde colgó las botas en el Panionios en 2001.

Finalmente, Milinko Pantić se convirtió en uno de los magníficos jugadores que levantaron con euforia y alegría La Liga y la Copa del Rey en 1995/1996.

 

 


Joan Antoni Perelló