Maschio, Angelillo y Sívori, el tridente de «Los Carasucias»

 

El conocido como tridente de «Los «Carasucias» defendió los colores de la selección argentina e italiana, y estaba formado por Humberto Dionisio Maschio, Antonio Valentín Angelillo y Enrique Omar Sívori.

Su sobrenombre nació en 1957 por el Sudamericano de Lima, cuando la selección argentina se impuso 3-0 en el clásico contra Brasil en una de las actuaciones más recordadas en la historia de la albiceleste. Aquel 3 de marzo de 1957 el seleccionador Guillermo Stábile además alineó a dos delanteros más, Oreste Omar Corbatta y Osvaldo Cruz.

Maschio (9), Angelillo (8) y Sívori (3) fueron los goleadores argentinos de aquel certamen, en el que se consagraron tras golear a Brasil, en una brillante actuación colectiva. «Los Carasucias» prosiguieron sus carreras en Italia y ya nada sería lo mismo para la selección nacional. Sívori sería leyenda en Juventus tras sus años dorados con River y aquel Sudamericano; Antonio Angelillo haría una gran carrera en el Calcio, con títulos en Milan y Roma y haber marcado 78 goles en Inter; Humberto Maschio dejaría Racing y partiría rumbo Italia: títulos en Inter y Fiorentina. Los tres coincidieron también visitiendo la camiseta del Inter de Milan en un amistoso.

 

 

Ninguno de ellos participó del Mundial de Suecia de 1958 (Stábile tomó esa decisión, quizás siguiendo el consejo del interventor de AFA de aquel entonces, Raúl Colombo) y Argentina tendría uno de sus fracasos más rotundos de la historia. Brasil, por su parte, se terminaría consagrando campeón del mundo en Suecia.

Todos ellos, de hecho, terminaron jugando años después en la selección italiana.