Mario Alberto Santana y Palermo, una historia de amor

 

Mario Alberto Santana es leyenda viva del Palermo, único jugador que ha vestido la «rosanero» en la Serie A, B, C y D, y ha marcado goles en todas las competiciones donde ha jugado el club siciliano, incluida la Copa de la UEFA.

 

 

Además también es el segundo goleador más veterano del Palermo, por detrás de Ermenegildo Negri (marcó contra el Sanremese en 1940, con 40 años). Es el tercer extranjero del Palermo en número de apariciones, con 143, por detrás de Jajalo y Fabio Simplicio. Ahora deja el calcio profesional y empieza su carrera como entrenador de juveniles, ¿dónde? Hay preguntas que ofenden.

 

 

Mario Alberto Santana, nacido en Comodoro Rivadavia (provincia de Chubut al sur de Argentina) el 23 de diciembre de 1981, jugó 127 partidos con el Palermo, marcando 9 goles. Este mediocampista ofensivo argentino también ha vestido las camisetas del Venezia en 2002 (4 partidos), del Chievo en 2003 – 2004 (28 partidos y 3 goles), de la Fiorentina de 2006 al 2011 (108 partidos y 15 goles), del Nápoles en 2011 – 212 (8 partidos), Cesena en 2012 (16 partidos y 3 goles), Torino en 2012 – 2013 (27 partidos y 4 goles), Génova en 2013 – 2014 (6 partidos), Olhanense en 2014 (3 partidos), Frosinone en 2015 (12 partidos y 1 gol), Pro Patria de 2016 a 2019 (99 partidos y 33 goles). También vistió la camiseta de la selección argentina 7 veces en 2004 – 2005, marcando también un gol.

 

 

Un trotamundos del fútbol, pero profundamente enamorado de Palermo

Santana se inició en las divisiones juveniles de la Comisión de Actividades Infantiles de su ciudad. En 1999, el entrenador Víctor Hugo Doria, que era coordinador del fútbol amateur del club, fue a trabajar a San Lorenzo y lo llevó con él. Allí disputó 48 partidos y marcó tres goles integrando los planteles que ganarían el título del Clausura 2001 y la Copa Mercosur. Sin embargo, debido a que el club no se ocupaba de ofrecerle un contrato, hacia fines de 2001 decidió volver a Comodoro Rivadavia, donde trabajó durante dos meses en una gomería familiar.

Su suerte cambiaría cuando su representante Jorge Oliva logró incorporarlo al Venezia de la Serie A italiana en enero de 2002. Javier Zanetti, que tenía el mismo agente, lo albergó a su llegada en su casa del Lago de Como. Tras una destacada temporada, pasó al Palermo y luego fue cedido al Chievo Verona.

 

 

En 2004 volvió al Palermo, donde se consolidaría por su versatilidad para moverse por ambos frentes del medio campo, un gran dominio del balón y una capacidad notable para las asistencias de gol. La Fiorentina se hizo con sus servicios en 2006 y allí fue titular indiscutible. El 5 de febrero de 2008 adquirió la ciudadanía italiana para liberar el cupo de extranjeros del club.

 

 

El 12 de julio de 2011 fue fichado por el Napoli.​ Debutó con la camiseta «azzurra» el 10 de septiembre, en el partido de visitante ante el Cesena (1-3 para los napolitanos). El 31 de enero de 2012 fue cedido a préstamo al Cesena hasta el final del campeonato. En el verano de 2012 fue cedido a préstamo con opción de compra al Torino.

El 19 de julio de 2013, Santana completó su traspaso del Nápoles al Génova. En la ventana de transferencias de enero de 2014, dejó Italia después de 12 años compitiendo en la Serie A, firmando un contrato de cesión con el Olhanense de Portugal.

 

 

Dejó el Frosinone en enero de 2016 para firmar un contrato permanente con el club de la Lega Pro, Pro Patria, permaneciendo en el club también tras el descenso del club a la Serie D la temporada siguiente. El 22 de junio de 2018, después de que el Pro Patria ganara el título de la Serie D, firmó una ampliación de contrato hasta 2019 y dejó el Pro Patria al final de la temporada 2018-19.

En agosto de 2019, se convirtió en el primer fichaje del refundado Palermo, que reinició su andadura en el calcio en la Serie D, marcando así su regreso personal con el «Rosanero» después de trece años. También fue nombrado capitán del equipo para la temporada 2019-20 del club.

 

 

El 27 de septiembre de 2020, tras su aparición en el primer partido del Palermo de la temporada 2020-21 de la Serie C contra el Teramo, Santana se convirtió en el primer jugador de la historia del club en haber jugado en cuatro ligas diferentes (desde la Serie A hasta la Serie D). Un mes después, fue apartado tras haber contraído COVID-19.

El 3 de marzo de 2021, marcó el gol de la victoria en el derbi siciliano contra el Catania (0-1), que también fue su primer gol de la temporada; con este gol, también se convirtió en el primer jugador que ha marcado al menos un gol en las cuatro primeras divisiones italianas con el Palermo.

El 18 de junio de 2021, el Palermo anunció la retirada de Santana del fútbol activo, y su posterior nombramiento como entrenador del equipo juvenil.