Mariléia dos Santos, la primera futbolista profesional brasileña en Europa

 

Mariléia dos Santos, conocida popularmente con el apodo de «Michael Jackson» por su look, fue la primera futbolista profesional brasileña en jugar en Europa, concretamente en Italia, con el Torino Calcio Femminile.

El fútbol femenino llegó tarde, muy tarde, a la FIFA. Concretamente el año 1988, con la organización del Torneo Experimental de China. Hasta aquel entonces el máximo organismo del fútbol no veía con buenos ojos su incorporación. Una mancha imposible de borrar en el historial de una organización que siempre que puede se llena la boca de valores del deporte, sobre todo en estos tiempos donde se plantea la polémica Super Liga europea.

Aquel torneo supuso a la práctica el test ideal para la creación del Mundial de Fútbol Femenino y a su vez, en Brasil, la creación de la primera selección brasileña femenina controlada por la CBF. Se convocaron las 16 mejoras futbolistas del país, entre las que se encontraba nuestra protagonista, para ser entrenadas bajo el comando técnico de João Varela, formando un grupo humano lleno de talento que contó con la participación de jugadoras conocidas de la época, como Pelezinha, Marcinha, Lica y Russa. La concentración para el torneo chino no se ubicó en “Granja Comary”, local de entrenamiento habitual de la selección masculina ubicada en Teresópolis, Río de Janeiro, sino en el CEFAN – Centro de Educação Física Almirante Adalberto Nunes, del Ejército. Las 16 futbolistas convocadas estaban perfectamente preparadas para demostrar al mundo entero que el fútbol brasileño femenino llegaba para quedarse y para demostrar que merecía su propio espacio.

 

 

En Guangdong, China, el primer partido de la selección brasileña acabó con derrota 1 a 0 ante Australia el 1 de junio de 1988. En el segundo partido se hicieron con la victoria ante Noruega, invicta des de hacía 28 partidos, y en el tercer encuentro consiguiendo la clasificación a la siguiente ronda después de un 9-0 contra Tailandia. En cuartos de final el rival fue Holanda, al que ganaron 2-1, mientras que en semifinales, esta vez sí, fueron derrotadas por la potente Noruega por 2-1.

En el partido para el tercer y cuarto lugar empataron a cero con las anfitrionas, aunque consiguieron el bronze en los penaltis. “Michael Jackson” (conocida así por su look parecido al cantante) marcó 3 goles en el torneo, siendo una de las jugadoras más destacadas. La siguiente gran cita era el Campeonato Suramericano de fútbol femenino creado en 1991. Marileia dos Santos compitió a partir de la segunda edición que tuvo lugar el enero de 1995 en la ciudad mineira de Uberlândia. Jugadoras como Meg, Marisa, Elane, Solange, Sissi, Leda Maria, Cenira, Pretinha y Roseli la acompañaron bajo el comando del entrenador Ademar Júnior. Literalmente alborotaron a los hinchas locales, tras la lluvia de goles en la conquista del bicampeonato. Con un promedio de 40 mil personas por partido y un récord de 69 mil espectadores en el partido final contra Argentina, la fiesta deportiva promovida en el Parque do Sabiá, ayudó a promocionar nacionalmente el fútbol explosivo de la delantera “Michael Jackson”. Tras el éxito del Suramericano, la ciudad de Uberlândia fue el escenario de otro torneo internacional de fútbol femenino.

 

 

La primera futbolista brasileña profesional en Europa

Ese mismo 1995, el Torino Calcio Femminile, viajó a Brasil para disputar diversos amistosos en São Paulo y Sorocaba, interior del estado. En el Estadio de Pacaembu, la Selección Brasileña, con Mariléia dos Santos, venció al Torino por 3-1, repitiendo la victoria con 1-0 en el segundo partido. El club italiano se interesó en su traspaso, siendo la primera vez que una futbolista brasileña podía aspirar a un transfer profesional a un club europeo. Con 32 años, pasó dos temporadas en Italia, de 1995 a 1997, defendiendo el Torino Calcio Femminile, consagrándose campeona del Torneo Internacional de Menton, en Francia en 1996, y del Torneo Internacional de Blanes, en España, en 1997.

 

 

El estreno en el Mundial… y los Juegos Olímpicos

El Mundial de Fútbol de Suecia, en 1995, tuvo 12 equipos en 3 grupos. La buena campaña del Suramericano y un equipo de excelentes jugadoras les daba confianza a las brasileñas. Fue la primera participación de “Michael” en el Mundial, al lado de Roseli, Fanta, Elane y Leda Maria. El entrenador fue Ademar Fonseca, el Dema. Ganaron a las suecas por 1-0 en su estreno, pero perdieron ante las japonesas por 1-0. “Michael Jackson” no jugó el partido contra las alemanas por una suspensión por tarjeta amarilla, y el partido acabó con un contundente 6-1 a favor de las teutonas que mandan a las brasileñas a un amargo noveno lugar.

La esperanza de victoria volvió con la noticia de la entrada del fútbol femenino en los Juegos Olímpicos a partir de 1996. La expedición brasileña masculina y femenina viajaron juntos dirección Atlanta en el mismo avión por primera vez, y fue allí donde Mariléia conoció a un joven Ronaldo Nazário.

La selección de brasil femenina acabó en segundo lugar por detrás de Noruega, y consiguió una meritoria cuarta plaza, siendo derrotadas en el partido para el tercer puesto otra vez por la selección noruega.

Mariléia dos Santos se retiró como jugadora a los 46 años, con 1574 goles en su haber. En 2011, aceptó un trabajo en la recién creada división de fútbol femenino del Ministerio de Deportes de Brasil, ayudando a desarrollar más torneos para la versión femenina, mayormente descuidada. Fue nombrada igualmente tercera en la lista de la Federación Internacional de Historia y Estadística del Fútbol (IFFHS) como mejor futbolista femenina del siglo.