«Mao» Molina, la zurda mágica de Antioquia

 

Mauricio Alejandro Molina Uribe, popularmente conocido como «Mao», es un exfutbolista colombiano nacionalizado surcoreano que jugaba como volante ofensivo. Atrás dejó una bonita lista de golazos de libre directo en los 11 equipos en los que ha militado como futbolista profesional, y a su mejor alumno, Neymar. Con el delantero brasileño compartió vestuario en el Santos de Brasil, estuvo un año y medio y marcó 16 goles. Tiempo después, Neymar reconoció que «Mao» le enseñó a ejecutar los tiros libres. «Molina es un grande, de él aprendí a lanzar tiros libres».

 

 

En su palmarés encontramos un Torneo Finalización con Independiente de Medellín en 2002, una K-League con el FC Seul en 2012, una FA Cup surcoreana en 2015 con el mismo equipo, un Torneo Apertura con Independiente de Medellín en 2016, una Copa América con Colombia en 2001, y una Liga de Campeones de la AFC con el Seongnam FC en 2010. En 2003 fue designado mejor jugador de la Copa Libertadores, fue el goleador de la Copa Mundial de Clubes de la FIFA, mejor jugador de la K-League en 2012, y máximo goleador de esta en 2013.

 

 

Molina debutó con 16 años en la Corporación Deportiva Envigado Fútbol Club cuando aún no había cumplido la mayoría de edad y deslumbró en el fútbol colombiano con partidos como el que tuvo lugar por la fecha 3 del campeonato colombiano de 2001. Envigado recibía a Independiente Medellín, el ‘Poderoso’ era dirigido por Juan José Peláez y contaba con importantes jugadores como: Ricardo Calle, Andrés Orozco, Amaranto Perea, Édgar Cataño, Roberto Carlos Cortés, «Choronta» Restrepo, David Montoya, Jorge Horacio Serna, entre otros. Envigado contaba con Hugo Tuberquia, aunque el capitán era el joven Mauricio Molina de tan solo 20 años. Hugo Castaño era el entrenador y también estaban iniciando su carrera Jair «Chigüiro» Benítez y Víctor Cortés. En el Polideportivo Sur, «Mao» marcó de tiro libre a los 27 y en el minuto 62 anotó el segundo tras aprovechar un error del arquero. El DIM empató gracias a Carlos Rodas y Carlos Mario Álvarez. A falta de 2 minutos Orozco derribó a Cortés en el área y el árbitro decretó penal. Molina acertó el cobro, terminó su gran tarde con un hattrick que le valió el interés del Club Independiente de Santa Fe en 2001, y ser convocado para la Copa América de aquel mismo año por Francisco Maturana.

 

 

En 2002 llegó al Independiente Medellín, allí fue campeón y después de la gran Copa Libertadores de 2003 lo fichó Monarcas de México, donde permanecería hasta 2004. Posteriormente, jugaría 6 meses en Emirates Árabes Unidos con el Al-Ain FC, para volver a Independiente de Medellín. Posteriormente, pasaría por San Lorenzo, Olimpia, Estrella Roja, Santos, Seongnam FC, FC Seul, y retirada en Independiente de Medellín. En total jugaría 675 partidos en el ámbito de clubes y marcaría 171 goles.

 

 


Manuel Fargas