jueves, diciembre 8, 2022

Ludogorets, las águilas búlgaras de Razgrad

Razgrad, ciudad situada al noreste de Bulgaria, fue escenario de la Batalla de Abritus, en la que los godos consiguieron vencer a un ejército romano comandado por Trajano Decio y Herenio Trusco. Lejos de epopeyas de otros tiempos actualmente esta ciudad es conocida por albergar a uno de los clubes más populares de Bulgaria, el siempre sorprendente PFC Ludogorets Razgrad.

Fundado en 1945, el club fue un habitual de la tercera división búlgara durante muchos años. Su primera aparición en la segunda división búlgara se produjo la temporada 1961/62, aunque no se consiguió mantener la categoría por mucho tiempo. Su verdadero ascenso imparable dentro del sistema de divisiones búlgaras empezó la temporada 2009/10, cuando el equipo consiguió acceder de nuevo a la segunda división. Fue entonces cuando Ivaylo Petev fue designado entrenador principal y consiguieron lo impensable, el ascenso a primera división.

El nombre del Ludogorets quedó escrito en la historia del fútbol mundial tras ganar tres copas en su primera temporada en la A PFG. El equipo, dirigido por Ivaylo Petev, se convirtió en un campeón indiscutible tras la merecida victoria sobre el poseedor del récord de títulos: el CSKA. La superioridad de «Las Águilas» en el campeonato se admitió oficialmente con la victoria sobre «El Equipo Rojo» con 1-0 en la 30ª jornada final de la temporada 2011/12. Los jugadores de Petev sostuvieron la preciada copa de campeones con la confianza de ser un equipo fuerte y notable, habiendo terminado con un resultado positivo contra los cuatro equipos de Sofía. Teniendo en cuenta, es un logro único y hasta ese momento no lo había hecho un equipo fuera de la capital.

 

 

Un poco antes el Ludogorets también ganó la Copa de Bulgaria en el estadio «Lazur» de Burgas. El equipo dio la vuelta al marcador de 0-1 a 2-1 en el partido contra el Lokomotiv (Plovdiv), y triunfó con el segundo trofeo más valioso del fútbol búlgaro. Un mes y medio después, «Las Águilas» también ganaron la Supercopa, tras su éxito sobre el mismo rival de Plovdiv, pero esta vez con un resultado de 3-1.

En los 30 partidos de Primera División, así como en el resto de la Copa de Bulgaria y la Supercopa, el Ludogorets ha demostrado su perseverancia y no ha roto ni una sola vez el estilo de juego ofensivo, que en los últimos años era algo raro de ver en los campos de fútbol búlgaros. Esto creó su imagen de equipo luchador, reconocido por todo el mundo.

En la temporada 2013/14 el Ludogorets fue un auténtico titán en el fútbol de clubes búlgaro. «Las Águilas» alcanzaron su tercer título de campeón consecutivo dos jornadas antes del final, el 7 de mayo de 2014, un año después de su victoria sobre el Lokomotiv (Plovdiv) con un 1-0 en el «Ludogorets Arena». El gol de la victoria lo marcó Roman Bezyak en el minuto 9.

El 15 de mayo de 2014 el Ludogorets logró el triplete de oro (el segundo desde su entrada en la PFG A) tras ganar el partido final de la Copa de Bulgaria contra el Botev (Plovdiv) cuando Roman Bezyak marcó el gol de la victoria en el minuto 60. El partido por la Supercopa también lo ganó el Ludogorets. Ambos partidos se disputaron en el estadio «Lazur» de Burgas.

El cuarto título del Ludogorets llegó tras la victoria por 4-1 en casa contra el Lokomotiv (Sofía) el 15 de mayo de 2015. El éxito coincide perfectamente con la inauguración oficial de la nueva tribuna «Moti» y la celebración del 70 aniversario de «Las Águilas». El «equipo rojinegro» resultó ser el competidor del Ludogorets por la medalla de oro al final del campeonato, aunque casi toda la temporada «Las Águilas» estuvieron luchando por el primer puesto con el CSKA.

El balance de los partidos del Ludogorets con el Lokomotiv (Sofía) y el CSKA demuestra la superioridad de «Las Águilas». En Razgrad, los dos equipos metropolitanos fueron derrotados dos veces: el CSKA con un 2-0 y un 4-0 y el Lokomotiv (Sofía) con un 5-1 y un 4-1. El Ludogorets logró empates en los partidos en el «Ejército búlgaro» (1-1 y 0-0) y en el «Nadezhda» (2-2 y 0-0).

La temporada fue muy exitosa en los torneos europeos. El Ludogorets eliminó al Steaua en partidos épicos en los playoffs de la Liga de Campeones y entró en la fase de grupos, en la que logró la primera e histórica victoria sobre el Basilea, a la que siguió el empate con el Liverpool, tras lo cual el equipo tuvo una gran actuación contra el Real Madrid, ganador de la Copa de Europa diez veces.

 

 

El 11 de mayo de 2016 el Ludogorets se convirtió en campeón por quinta vez consecutiva. El mismo día su mayor rival, el Levski, perdió contra el Lokomotiv (Plovdiv) con un marcador de 2-3 y «Las Águilas» volvieron a ser intocables en la cima de la clasificación. El Ludogorets actualmente ya posee la segunda mayor colección de trofeos consecutivos en el primer campeonato de fútbol búlgaro, después de los nueve títulos que ganó el CDNA entre 1954 y 1962. Hasta ahora, el equipo ocupaba la segunda posición junto con el CSKA, que poseía 4 títulos entre 1980 y 1983, pero ahora el Ludogorets se asienta firmemente en el segundo puesto en solitario y ya aspira a derrocar el logro del CDNA de los años 60.

El Ludogorets ganó la pasada temporada 2019-2020 el noveno título consecutivo en la historia del club tras una victoria por 2-1 en el partido Ludogorets – Beroe. El partido formaba parte de la 27ª jornada de la Liga efbet. «Las Águilas» dominaron todo el campeonato, que fue aplazado por el brote de coronavirus. El Ludogorets derrotó tres veces al Levski y logró tres empates en los partidos contra el CSKA. El equipo estuvo cerca de igualar el récord del CSKA de 36 partidos seguidos sin perder. Los jugadores de Pavel Vrba, por desgracia, perdieron ante el Slavia en el último partido. Esta fue la única derrota del equipo en toda la temporada.