martes, noviembre 29, 2022

Los extranjeros «olvidados» del FC Barcelona de los 90

 

El FC Barcelona de los 90 más allá de grandes nombres como Luís Figo, Gheorghe Hagi, Ronald Koeman, Ronaldo, Giovanni Silva, Michael Laudrup, Romário, Hristo Stoichkov o Patrick Kluivert, entre otros extranjeros internacionales absolutos con sus selecciones, también puso sus esperanzas en otros talentos nacidos fuera de España. A continuación repasamos los 10 más olvidados.

 

Haruna Babangida (Nigeria)

El nigeriano Haruna Babangida, nacido en Kaduna el 1 de octubre de 1982, ocupaba posiciones ofensivas ya fuera como extremo izquierdo o mediocampista. Babangida comenzó su carrera a los 13 años cuando fue contratado por Shooting Stars FC después de ser cedido por el AFC Ajax, donde ya triunfaba su hermano mayor. Su talento llamó la atención y fue llevado a las divisiones inferiores del FC Barcelona donde en 1998, a la edad de 15 años, debutó en el primer equipo en un partido amistoso contra el AGOVV Apeldoorn, convirtiéndose así en el jugador más joven en la historia del club en debutar. Van Gaal, por aquel entonces director técnico del Barça, apostó por su potencial y talento.

Sin embargo no logró brillar como se esperaba y fue cedido por una temporada al Terrassa CF y luego al Cádiz CF de la segunda división de España, con la intención de que madurara y obtuviera la regularidad que el cuerpo técnico del Barcelona esperaba de él. Después de unos resultados nefastos en España fue contratado por el Olympiacos FC.

Nunca llegó a debutar en partido oficial con el primer equipo.

 

 

Richard Witschge

El neerlandés Richard Peter Witschge, nacido en Ámsterdam el 20 de septiembre de 1969, jugaba como centrocampista. Criado en la prolífica cantera del Ajax Ámsterdam, debutó con su primer equipo con apenas 17 años gracias al propio Johan Cruyff,​ consiguiendo en 1989 el premio como Talento del año en los Países Bajos. Un año después disputó el Mundial de Italia 1990, cayendo en segunda ronda ante el futuro campeón, Alemania.

Siendo una de las grandes promesas del fútbol neerlandés fue petición expresa de Johan Cruyff en la época del «Dream Team» tras el pago de 350 millones de pesetas. En las dos temporadas en el club culé Witschge consiguió ganar 2 ligas, una Supercopa, una Copa de Europa y una Supercopa de Europa. Tras abandonar el Camp Nou, fichó por el Girondins de Bordeaux francés donde permaneció hasta la temporada 1995-1996.

Llegó a disputar 71 partidos en España, entre Liga, Supercopa y Copa del Rey. Sumando más de 3.500 minutos.

 

 

Goran Vučević (Croacia)

El croata Goran Vučević, nacido en Split (Croacia), ocupaba la posición de centrocampista. Comenzó su carrera en el HNK Hajduk Split, donde se convirtió en un jugador clave con solamente 18 años, llegando a ganar en 1992 el premio Sportske novosti Yellow Shirt, otorgado al mejor futbolista que juega en la Liga croata al final de cada temporada.

Posteriormente, Vučević fue comprado por el FC Barcelona de Johan Cruyff. Durante su estancia de cinco años en Barcelona, nunca pudo consolidarse en el primer equipo, compitiendo en diferentes etapas contra Luís Figo, Gheorghe Hagi, Ronald Koeman, Michael Laudrup, Romário o Hristo Stoichkov. El diciembre de 1993, fue expulsado del equipo por Cruyff tras negarse a volver a ocupar la posición de lateral del Barça B. Tras dos préstamos, primero cedido a su antiguo club y luego al CP Mérida, este último también en la Liga, se fue al 1. FC Köln alemán.

Con el primer equipo del FC Barcelona llegó a disputar 13 partidos de liga, en los que participó 642 minutos e incluso fue convocado por la absoluta de Croacia en 3 ocasiones.

 

Sebastián Herrera (Dinamarca)

El danés Sebastián Herrera , nacido en 1969 en Copenhague (sus padres se encontraban en Dinamarca por motivos laborales), a los once ingresó en los alevines del FC Barcelona. Convertido en uno de los jugadores más prometedores del filial, la temporada 1990/91 Johan Cruyff le dio las primeras oportunidades con el primer equipo. Debutó en partido oficial con la camiseta azulgrana el 5 de diciembre de 1990, en el Camp Nou ante el Real Madrid, con motivo de la disputa del encuentro de ida de la Supercopa de España. Los madridistas se impusieron por 0-1 y Herrera jugó los noventa minutos, con una destacada actuación en el marcaje a Hugo Sánchez.​ Por este motivo, Cruyff volvió a darle la titularidad en el encuentro de vuelta, donde los blancos volvieron a ganar por 4-1.

Posteriormente, debutó en competición europea, en los cuartos de final de la Recopa de Europa, ante el Dinamo de Kiev. Cruyff volvió a darle minutos en el partido de vuelta de las semifinales, en Turín ante la Juventus FC,​ y vivió desde el banquillo la final continental, en la que el Manchester United se impuso a los catalanes.

La temporada 1991/92 estaba prevista su incorporación definitiva a la plantilla del primer equipo, ante la eventual marcha de Ricardo Serna. Pero finalmente, con la continuidad del defensa andaluz, los técnicos prefirieron que Herrera se foguease en otro equipo de Primera División. Se marchó cedido al RCD Mallorca, aunque el Barcelona decidió recuperarlo para la temporada 1992/93, para cubrir la marcha del central Nando. Sin embargo, Johan Cruyff, prefirió prescindir de sus servicios, por lo que fue cedido al Real Burgos para la temporada 1992/93. Tras unos inicios difíciles, el jugador se convirtió en titular indiscutible en la segunda vuelta de la liga, participando en un total de 24 partidos. A su regreso al Barça, realiza la pretemporada con el Barcelona B,19​20​ llegando incluso a participar en las primeras jornadas de liga con el filial. Finalmente, a mediados de septiembre de 1993 se concretó su cesión a la UE Lleida. Posteriormente sería traspasado al RCD Espanyol.

Con el primer equipo del FC Barcelona tan solo llegó a jugar 13 minutos en la liga de Primera División.

 

 

Danny Muller (Países Bajos)

El neerlandés Danny Muller, nacido en Ámsterdam el 11 de agosto de 1969, inició su carrera en las categorías inferiores del club ajacied. El verano de 1988, cuando pertenecía al equipo Júnior A del Ajax, Johan Cruyff le fichó para el FC Barcelona. El vínculo familiar existente entre ambos (Muller era pareja de Chantal, hija mayor de Johan Cruyff) provocó que fuese bautizado críticamente como yernísimo por algunos medios deportivos barceloneses.

Tras hacer la pretemporada 1988/89 con el primer equipo azulgrana, pasó a jugar en el Barcelona Atlètic, en Segunda División. Su inclusión en el equipo fue cuestionada por el técnico del filial, Lluís Pujol, quien posteriormente afirmó que su alineación le fue impuesta por Cruyff, en detrimento de otros jugadores locales.​ El descenso a Segunda División B le impidió seguir en el filial otra temporada, al estar prohibida la participación de extranjeros en esa categoría. El FC Barcelona negoció infructuosamente su cesión a otro club catalán de Segunda División y, finalmente, no ejerció la opción de compra sobre el jugador, por lo que Muller regresó al Ajax.

A pesar de jugar algunos amistosos de pretemporada con el primer equipo en Papendal en 1988 (para ganarse la firma del contrato con el Barcelona Atlètic), no llegó a debutar nunca en competición oficial.

 

 

Ronnie Ekelund (Dinamarca)

El danés Ronnie Ekeleund, nacido en Glostrup el 21 de agosto de 1972, jugaba de centrocampista y era considerado una de las principales promesas del fútbol danés a finales de los años 1980, con 15 años se convirtió en el jugador más joven en debutar con el Brøndby IF en la primera división danesa. Con este equipo fue campeón de liga en 1990 y 1991.

Durante todo este tiempo, fue también asiduo en las categorías inferiores de la selección danesa. Y fue durante su participación en los Juegos Olímpicos de Barcelona 92 cuando fue observado por el FC Barcelona. El 31 de julio de 1992 firmó por cinco años con el club azulgrana.​ Ekelund se convirtió de este modo en el sexto extranjero del equipo entrenado por Johan Cruyff, que en aquellos momentos contaba en sus filas con Ronald Koeman, Michael Laudrup, Hristo Stoitchkov, Richard Witschge y Goran Vučević. Sin embargo, debido a que la liga española solo permitía entonces la presencia de cuatro extranjeros en cada plantilla, tanto Vučević como Ekelund fueron inscritos con ficha del filial.

Durante dos temporadas, Ekelund jugó con el Barcelona B en la Segunda División de España, participando en 66 partidos en los que marcó diez goles. Pero apenas tuvo oportunidades en el primer equipo, al margen de algunos encuentros y torneos amistosos.​ Al finalizar la temporada, Ekelund manifestó públicamente su deseo de abandonar el filial​ y, al no tener opciones de hacerse en hueco en el primer equipo barcelonista, en agosto se marchó cedido al Southampton FC de la Premier League inglesa.

Su único partido oficial lo disputó el 19 de marzo de 1994, con motivo de la jornada 29 de Primera División, jugando 33 minutos ante el Racing de Santander. Ese año, los azulgranas terminaron ganando la liga.

 

 

Ígor Vladímírovich Kornéyev (Rusia)

El ruso Ígor Vladímirovich Kornéiev, nacido en Moscú el 4 de septiembre de 1967, jugaba de centrocampista ofensivo. Se inició su trayectoria en el PFC CSKA Moscú ruso. En 1991 fichó por el RCD Espanyol donde vivió tres brillantes temporadas. En 1994 Johan Cruyff lo incorporó al FC Barcelona, pero no dispuso de minutos y a final de temporada abandonó el club y se marchó al fútbol neerlandés. Con la selección de Rusia disputó 14 partidos y marcó 3 goles. Disputó la Eurocopa de 1992 y la Copa del Mundo de 1994. Fue nombrado futbolista ruso del año, en 1991.

Con el primer equipo del FC Barcelona llegó a jugar 12 partidos durante la temporada 1994-1995, sumando un total de 738 minutos.

 

 

Thomas Christiansen (Dinamarca)

El danés Thomas Christiansen, nacido el 11 de marzo de 1973 en Copenhague (su madre era española), jugaba de delantero centro. Comenzó jugando en las categorías inferiores de varios equipos del área de su Copenhague natal, como el Avedøre IF, Brøndby IF, Hvidovre IF y B93, donde comenzó a llamar la atención de los ojeadores de importantes equipos. En 1991, con dieciocho años de edad fue fichado por el F. C. Barcelona. Christiansen comenzó la temporada 1991-92 en el F. C. Barcelona «B», equipo que se encontraba en aquel momento en la Segunda División.

En la temporada 1991-92 jugó veinte partidos y marcó cuatro goles en la Segunda División, donde su equipo alcanzó la quinta plaza. Su eclosión llegó en la campaña siguiente, la 1992-93, cuando cuajó excelentes actuaciones en el Barcelona «B» y alcanzó la internacionalidad absoluta con España, a pesar de estar jugando en la categoría de plata. Christiansen llegó a despertar un gran interés mediático a principios de 1993 y se especuló sobre cuándo tendría un hueco en el primer equipo del Barcelona. A pesar de la presión de los medios de comunicación, Johan Cruyff consideró que no tenía todavía cabida, por lo que se optó por ceder a Christiansen a un equipo de la Primera División: el Real Sporting de Gijón.

Debutó en la máxima categoría el 7 de marzo de 1993 y llegó a disputar diez partidos en lo que restaba de temporada con los sportinguistas, marcando seis goles. El Sporting acabó la temporada en la decimotercera posición y el papel de Christiansen fue bastante bueno. En la temporada 1993-94 Cruyff siguió sin hacer hueco en la primera plantilla a Christiansen, que se vio obligado a volver al filial de Segunda División. Por ello, tuvo que aceptar una nueva cesión invernal para tener minutos en la Primera División, esta vez en el C. A. Osasuna, donde llegó en diciembre a mitad de temporada. Con los navarros jugó catorce partidos y marcó un solo gol. Osasuna acabó la temporada en último lugar y acabó descendiendo a la categoría de plata. En la 1994-95 fue de nuevo cedido a otro equipo de la Primera División española, el Real Racing Club de Santander, y para toda la temporada. Con el Racing no fue titular en la delantera del equipo, totalizando quince partidos y un solo gol. En 1995 retornó por segunda vez al Barcelona «B», tras sus dos últimas cesiones en las que había tenido un papel más bien discreto. Viendo que el jugador no había progresado tal y como se esperaba, el club catalán decidió desprenderse de él en el mercado invernal de la campaña 1995-96 y lo traspasó al Real Oviedo.

A pesar de haber pertenecido al Barcelona durante cuatro temporadas y media, no llegó a debutar nunca con el primer equipo en partido oficial.

 

 

Luis Cembranos (Suiza)

El suizo Luis Cembranos Martínez, nacido en Lucerna el 6 de junio de 1972), jugaba de centrocampista. Tras la temporada de su debut en Segunda División, la 1992-1993, en las filas de la UE Figueres, llegó a ser una importante promesa del FC Barcelona. En su filial, que también militaba por entonces en la categoría de plata, militó durante la temporada 1993-1994 e inició la 1994-1995, disputando la primera jornada y dando el salto al primer equipo culé, entrenado entonces por Johan Cruyff, que le hizo debutar en la segunda jornada, el 10 de septiembre de 1994, en un FC Barcelona 2 – Racing de Santander 1. Disputó tres partidos consecutivos en el Barça para regresar luego al filial, y en el mercado invernal de esa misma temporada ficha por el RCD Espanyol, en Primera División, con el que debutaría en partido oficial en enero de 1995.

Con el primer equipo del FC Barcelona llegó a jugar 3 partidos oficiales, sumando un total de 177 minutos.

 

 

Dragan Ćirić (Serbia)

El serbio Dragan Ćirić, nacido en Belgrado el 15 de septiembre de 1974, jugaba como centrocampista ofensivo. Se formó como futbolista en el Partizan de Belgrado, donde logró su mejor nivel, hasta que en 1997 le fichó el FC Barcelona. No cuajó en el equipo catalán y se marchó a probar fortuna en otros equipos. Fue cuatro veces internacional con la selección yugoslava.

Con el primer equipo del FC Barcelona llegó a jugar 26 partidos oficiales, sumando 807 minutos.