Loco Mundial de Fútbol: Selección E

 

Sven-Goran Erikson puede presumir que provocó que la FIFA modificase la normativa de los cambios en los partidos amistosos de selecciones, a fin de restringir el número posible de sustituciones. Cuando era entrenador de la selección inglesa, llegó a hacer hasta once cambios en cuatro partidos (del 2001 al 2004). Si bien su aventura con la selección inglesa no destacó por sus éxitos, Erikson se había labrado su currículum en Suecia, Portugal e Italia. Con el IFK Goteborg, a parte de dos ligas suecas, logró la Copa de la UEFA de 1982. Su éxito lo llevó al Benfica portugués la temporada siguiente y lo lleva hacia la final de la misma competición, pero esta vez fue el Anderlecht el campeón. La maldición de Béla Guttmann pesaba demasiado para el Benfica.

Se fue a Italia para entrenar a la Roma y a la Fiorentina para volver al equipo luso en la temporada 1989. En 1990, su equipo alcanzó la final de la Copa de Europa, pero no pudo vencer al Milan de Arrigo Sachi ni a la maldición de Guttmann. En 1992, regresó al Calcio para dirigir a la Sampdoria hasta 1997, cuando pasó a entrenar a la Lazio con la que cosechó 6 títulos, destacando la última Recopa de la historia (1999) frente al RDC Mallorca de Héctor Cúper.

 

PORTERO

El primer dolor de cabeza para el bueno de Eriksson es encontrar un portero. No parece fácil. Así que tira de Wikipedia y encuentra a Esnaola, mítico portero basco de los años sesenta, setenta y ochenta, que tras militar en la Real Sociedad (de dónde salieron enormes porteros como Artola, Arconada y Urruti), tuvo como destino el Real Betis, equipo con el que logró la Copa del Rey de 1977, la primera de los béticos. Lo mejor de esa copa es que se llegó a las tandas de penalties y tras varios lanzamientos, Esnaola lanzó un penalti que marcó y, más tarde, le paró el definitivo al mítico Iribar.

 

DEFENSAS

Para el lateral derecho, Eriksson cuenta con Emmanuel Eboué que destacó en el Arsenal y la selección de Costa de Marfil. Tuvo la mala suerte en 2006 de perder la Liga de Campeones contra el Barça y la Copa Africana contra Egipto. A su lado, aunque con libertad de avançar un poco su posición, jugará Edmilson, campeón con Brasil en el Mundial 2002 y campeón de la Champions con el Barça, teniendo como rival a Eboué. Antes del Barça, jugó en el Santos y el Olimpique de Lyon, para luego ir a Villarreal, Palmeiras, Zaragoza y Ceará, donde se retiró. Otro brasileño, Everaldo, de la mítica selección brasileña de 1970 ocupará el centro de la defensa por la izquierda, a pesar de que destacó como lateral.

Con el Gremio Porto Alegre ganó cuatro campeonatos gaúchos. Murió prematuramente a los 30 años de accidente automovilístico. Por último, Patrice Evra ocupará la banda izquierda. El francés empezó su carrera en Italia, en tercera y segunda, para luego regresar a Francia en el Niza y luego el Mónaco, equipo con el que la perdió la Champions de 2004.Su paso por el Manchester le permitió lograr la orejuda además de varias Premier League y copas inglesas. Regresó a Italia para formar parte de la Vechia Signora con la que logró dos Scudettos. Marsella y West Ham fueron sus últimos equipos.

 

 

CENTROCAMPISTAS

Eriksson confía el centro de la medular a Effenberg. El alemán vivió una carrera professional curiosa. Destacó en el Borussia Mönchengladbach, lo que le permitió al salto al Bayer de Munich. Pero el regreso de Lothar Mathaus y su modesto papel lo envió a él a Italia, a la Fiorentina, con la que ganó un Scudetto, però no cuajó. Regresó al Borussia donde ofreció una versión mejorada, lo que le valió volver a ser fichado por el Bayern, donde ahora sí, triunfó.

Delante suyo, Eriksson, conocedor del futbol italiano, convoca a Eranio, mediocentro que jugó en el Genova y en el Milan de los noventa. Ganó 3 Scudettos y una Champions, contra el Barça, pero no pudo jugar la final. Por el contrario, jugó las de 1993 y 1995 que su equipo perdió 1 a 0 contra Marsella y Ajax. A su lado, un jugador que empezó destacando en el Ajax, Eriksen, y que mostró todo su talento en el Totthenham con el que logró alcanzar la final la última final de Champions.

 

DELANTEROS

Para la delantera, Eriksson se ha guardado quizá sus mejores cartuchos. Samuel Eto’o ocupará el centro de la delantera. El león indomable camerunés es un depredador del área. Aunque perteneció al Madrid y fue cedido al Español, despertó su hambre en Mallorca, donde el sabio Luis Aragonés supo domarlo, con alguna bronca incluida. El sabio de Hortaleza iba de cara y Samuel se lo agradeció. De hecho, fue el sabio quien llamó al Barça para proponerles que fichasen a Eto’o. Gran acierto. Tras dos Champions con el Barça (en las dos anotó el primer gol culé), se fue al Inter de Mourinho donde ganó otra Champions. En dos años, hizo dos tripletes con dos equipos distintos.

Un poco más atrasado, el mítico jugador portugués Eusebio. Balón de Oro en 1965, Eusebio conquistó con el Benfica la Copa de Europa de 1962, la segunda y última del equipo luso. Luego, vendría la destitución y maldición de Guttmann. Con la selección portuguesa logró un meritorio tercer puesto en el Mundial de 1966.

Por último, Eriksson convoca a Arsenio Erico, de Paraguay. Destacó en los años 30 y 40, tanto en Nacional como en Independiente. Considerado el mejor jugador de Paraguay, es el máximo goleador de la liga argentina con 295 goles, aunque Ángel Labruna de River no quedó muy lejos.

 

 

OTROS DATOS

Capitán de la selección D: Didier Deschamps, segundo capitán Didier Drogba.

Serán capitanes de las distintas selecciones, los jugadores que tengan las dos iniciales –nombre y apellido- iguales, con independencia de que sean titulares o no.

 

 

ESTADIOS DE LA SELECCIÓN E

 

Emirates Stadium

 


Jaume Clavé & Joan Albert Ferrer