Loco Mundial de Fútbol: Selección D

 

Del Bosque recibe una llamada de la FIFA. Liderará la Selección D. Después de su paso por el Real Madrid y la Selección Española asume este reto con la misma humildad de siempre, a pesar de haber logrado dos Ligas, dos Champions, un Mundial y una Eurocopa, además de muchos reconocimientos individuales. Un gentleman de los banquillos. Pide ayuda a “Fernando” Daucik, que había entrenado al Barça a principio de los cincuenta, así como al Athletic de Bilbao, Atlético de Madrid, Betis, Murcia, Sevilla, Zaragoza, Elche y Español, entre otros equipos.

 

PORTERO

Del Bosque sorprende poniendo de titular al ruso Dasaev (o Dasayev) que militó en el Spartak de Moscú en los ochenta, con el que ganó cinco ligas y escogido mejor portero ruso en seis ocasiones. En 1988 recibió el premio al Mejor portero del Mundo. De 1988 a 1991 defendió la portería del Sevilla y participó en los mundiales del 82,86 y 90, así como en la Eurocopa del 88 donde su selección perdió la final contra la naranja mecánica de Koeman, Rickjaard, Gullit y Van Basten, aunque los rusos habían vencido a la selección “oranje” en la fase de grupos. Del Bosque es consciente que tiene muchos porteros buenos en la recámara por si las cosas se torcieran.

 

 

DEFENSAS

Entrenadores de épocas distintas, Daucik le cuenta batallas a Del Bosque de sus cinco delanteros, a lo que Del Bosque con su enorme y característica calma le responde que ahora cinco son demasiados, máximo tres. Acuerdan una defensa de 3. Miroslav Djukic ofrece muchas garantías de contundencia e intensidad defensiva, además de una buena salida de balón como demostró en el Deportivo de la Corunya y en Valencia. Frank De Boer promete pases largos al espacio, aunque no tenga a Bergkamp o Rivaldo para bajarlos al piso. Desailly, que militó en el Olimpique de Marsella, Milán y Chelsea, jugará unos metros por delante. “Todocampista” donde los hubiera, ganó el Mundial de Francia 1998. En la final de la copa de Europa en Atenas 1994, su Milán barrió literalmente al Barça de Cruyff dejándolo prácticamente en la UVI. Él marcó uno de los goles de ese memorable 4 a 0.

 

 

CENTROCAMPISTAS

Dado que no cuentan con laterales, los entrenadores han dado el centro del campo a dos campeones del mundo: el brasileño Dunga y el francés Didier Deschamps (capitán del equipo), centrocampistas de gran recorrido y corte defensivo. El francés cuenta con dos Champions (Marsella y Juventus) en su haber, entre otros títulos. Delante de ellos, dan la medular a Deco, brasileño-portugués, que triunfó en el Oporto de Mourinho (tres ligas portuguesas, una Champions y una Copa de la UEFA) y en el Barça de Rijkaard (dos ligas y una Champions).

A su lado, uno de los tres o cuatro mejores futbolistas de todos los tiempos: Di Stefano. El jugador argentino, pelota de oro en 1957 y 59, tras su paso por River donde ganó dos ligas, y su estada en Colombia con Millonarios (saldada con tres ligas) recaló finalmente en el Real Madrid, con el que logró ocho ligas y cinco Copas de Europa. Don Alfredo, junto con su contemporáneo Kubala, tuvieron la mala suerte de no poder participar nunca en ningún Mundial. En 1962, cuando iban a viajar a Chile con la selección española, lesiones fortuitas impidieron su participación. Son dos de un grupo de grandes jugadores que no pudieron disputar la máxima competición de selecciones.

 

 

DELANTEROS

Del Bosque y Daucik confían en tres delanteros de muchísima calidad aunque saben que tienen bastante fondo de armario. Por un lado, Djorkaeff, otro campeón francés que destacó en el Mónaco, el PSG (Recopa de Europa) y el Inter de Milán de los noventa (Copa de la UEFA) se perfila como volante derecho. En el ala izquierda, Del Piero. El “juventino” tiene un amplio palmarés con Scudettos, una Champions y un Mundial. Y como delantero centro, el costa marfileño Didier Drogba (segundo capitán), emblema del mejor Chelsea, con el que ganó cuatro Premiers y la tan ansiada Champions.

 

 

OTROS DATOS

Capitán de la selección D: Didier Deschamps, segundo capitán Didier Drogba.

Serán capitanes de las distintas selecciones, los jugadores que tengan las dos iniciales –nombre y apellido- iguales, con independencia de que sean titulares o no.

 

 

ESTADIOS DE LA SELECCIÓN D

 

Defensores del Chaco (Paraguay)

 

Dragão (Portugal)