Loco Mundial de Fútbol: Selección B

 

Llamada urgente a Buenos Aires. Parece que le ha tocado hacer la llamada a un becario. Cuando desde la federación argentina descuelgan el teléfono, solamente puede decir: “Busco un entrenador argentino para la selección B”. ¡Y ahí se montó el quilombo! “¿A quién buscáis? ¿A Bielsa? ¿Bilardo? ¿Bianchi? ¿Brindisi?”. “A los tres primeros”, responde el becario.

El Loco Bielsa atiende al teléfono. “¿Aceptarías dirigir la selección B?” le susurra una voz. Marcelo piensa que hay gente más loca que él y eso le sorprende. Cuando entiende el encargo, responde: “¿Puedo convocar al Burrito Ortega?” “No. Ortega jugaría con la selección O. Lo siento. Y nada de convocar jugadores que no hayan debutado en primera división. Bastante tuvimos con lo de Mascherano”. Y es que el loco Bielsa tiene esas cosas. Estudioso del futbol hasta la saciedad, con fanáticos y detractores por doquier, cuenta con un extenso currículum como entrenador, repleto de anécdotas y locuras acorde a su mote. ¿Fue primero el mote o la locura? Como lo de convocar para la selección albiceleste a un jovencísimo Mascherano que aún no había debutado en el primer equipo de River. En definitiva, ¡un visionario!

 

 

Antes de cortar la llamada, Marcelo pregunta: “¿Puedo tener un ayudante?” “¿Empieza por B?” “Claro. Bilardo”. Y ahí esclata ¡la Bomba! Argentina ya había superado la dicotomía Bilardistas-Menotistas y ahora el loco Bielsa pretende sentarse junto a Bilardo. Temible selección nacerá de sus mentes. “Le recomiendo que tenga un tercer ayudante, más sereno, ¡que pueda calmar tanta locura!” le responde el responsable de la FIFA. “¿A Bianchi?” pregunta Bielsa. “Creo que Rafa Benítez es el hombre ideal. Ganó dos Ligas con el Valencia, y en Liverpool ganó una enorme Champions en 2005, remontando un 0 a 3 adverso contra el todopoderoso Milan en el llamado Milagro de Estanbul. Dos años más tarde, con los mismos protagonistas en la final, no hubo remontada posible”. “Tiene razón”, responde Bielsa. “Una tercera opinión será muy oportuna”.

PORTERO

Superada la decepción de no poder convocar al Burrito Ortega, libreta pequeña en mano, Marcelo descubre que su selección puede ser muy potente y temible. Empezando por la portería, el Loco Bielsa convoca a Buffon, portentoso portero italiano con un extenso currículum: Parma, Juventus, PSG y, de nuevo, la Vechia Signora a la que respeta tanto que aceptó jugar en Segunda en la temporada 2006/07 (tras el Calciopoli). En su haber tiene 9 ligas italianas, 1 Ligue francesa y el Mundial 2006 con la selección azurra. ¡Casi nada! Pero curiosamente con la escuadra blanco y negra ha perdido tres finales de Champions (de las siete que ha perdido la Juve): Milan (2003), Barça (2015) y Real Madrid (2017) fueron sus verdugos. Al menos, sí tiene una UEFA, la conquistada con el –por aquel entonces- poderoso Parma en 1999.

 

DEFENSAS

El nuevo debate Bilardismo-Bielsismo está servido. Finalmente, gana Marcelo que sorprende con una táctica con solo 3 defensas centrales. Franco Baresi y Franz Beckenbauer hacen temblar a los mejores delanteros. El italiano, mítico central del Milan de Sachi y Capello, ganó 6 Serie A, 4 Supercopa de Italia, 3 Copa de Europa/Liga de campeones, 3 Supercopa de Europa y 2 Copa Intercontinental para un total de 18 títulos. Con la Selección Italiana ganó la Copa Mundial de fútbol de 1982. El alemán, por su parte, destacó por la elegancia exhibida en el Bayern y la Alemania de los 60 y 70.  Fue el capitán de la selección alemana que ganó la Copa Mundial de Fútbol de 1974 y la Eurocopa 1972, así como el entrenador del mismo combinado que ganó el Mundial de Italia 1990. Obtuvo además una Recopa de Europa, 3 Copas de Europa, 1 Copa Intercontinental, 4 Bundesliga y 4 Copas de Alemania con la camiseta del Bayern de Múnich.

Como tercer central, más a la izquierda, cuentan con Laurent Blanc, otro central que paseó su elegancia por Francia, el FC Barcelona, Italia y el Manchester United. Conquistó 2 copas de Francia, una Ligue One, una Supercopa de España, Copa del Rey y una Recopa, una Premier League, pero sobre todo será recordado por la victoria de los blues en el Mundial 1998 contra Brasil y la Eurocopa del 2000.

 

CENTROCAMPISTAS

Parece que Bielsa y Bilardo se han puesto de acuerdo que Busquets debe ocupar el centro del campo, de 4. Al primero le gustan sus pases cortos, sus controles y regates y su visión. Al segundo, su colocación, su actitud defensiva, el trabajo sucio en beneficio del equipo. El jugador catalán no anda corto de títulos: a las Ligas, copas del rey y Supercopas de España conseguidas con el Barça, hay que sumar 3 Champions, 3 Supercopas de Europa y 3 Mundiales de Clubs. Sin olvidar, el Mundial de 2010 y la Eurocopa de 2012.

En las bandas, colocan a Beckham para enviar centros envenenados al milímetro. Ganador de 6 Premier League y la famosa Champions del Camp Nou, se fue al Bernabéu donde conquistó la Liga 2006/07. A su lado, Paul Breitner para vencer en la batalla del medio campo. El jugador alemán cuenta en su haber con 5 ligas con el Bayern de Munich, 2 con el Real Madrid, 1 Copa de Europa, la Eurocopa de 1972 y el Mundial de 1974. De enganche con la delantera, le dan libertad de movimientos a Roberto Baggio, trotamundos italiano con enorme magia en sus pies, que logró una serie A con la Juve, otra con el Milan y la Copa de la UEFA con el equipo turinés en 1993.

 

 

DELANTEROS

En este apartado, la libreta del dúo argentino echa humo. George Best ocupa el extremo izquierdo, aunque con libertad de movimiento. El quinto beatle, que tanto enamoró a los seguidores reds, como al resto de fanáticos del futbol, es una arma mortal.

A su lado, y como delantero centro, un jugador más reservado de carácter, pero con un enorme talento cerca del área. Dennis Bergkamp promete espectáculo, aunque no se encuentre a Henry o Pires a su lado. Por último, Bebeto ocupará el lado derecho atacante de una delantera de miedo.

 

OTROS DATOS

Capitán de la selección B: Branko Brnovic.

Será capitán de las distintas selecciones, el que tenga las dos iniciales –nombre y apellido- iguales, con independencia de que sea titular o no.

 

ESTADIOS DE LA SELECCIÓN B

 

Santiago Bernabéu.

 

Estadio Alberto J. Armando, popularmente conocido como La Bombonera.