domingo, diciembre 4, 2022

El lado oscuro de Gerard Piqué, más allá de la gloria deportiva

 

Gerard Piqué se ha retirado del fútbol en activo con una trayectoria deportiva impecable, llena de triunfos históricos. Pero también ha dejado atrás de sí un grave historial de episodios antideportivos que han sido silenciados de forma injusta por la prensa generalista a la hora de repasar su trayectoria, algo que con otros jugadores no ha sucedido.

Problemas con la justicia de diferente índole, un escupitajo por la espalda al delegado de la selección española (60 años), y diversas jugarretas al que se supone que es el club de su vida (y al que aspira a presidir), son solo algunas de sus acciones más lamentables que repasamos a continuación.

 

 

Visitas a la comisaría de Manchester y la mofa por el destrozo del piso de Sir Alex Ferguson

“Le alquilé el piso a Sir Alex. Y me compré un conejo y le destrocé la casa. El conejo mordió todas las sillas, todo. Y cuando me fui, me llamó un día indignado. Un perro era demasiado grande, pues me compré un conejo, le dije».

En Manchester, como el propio jugador confesó, vivió episodios que acabaron en comisaría en varias ocasiones. «En Manchester tuve episodios muy negros. He acabado en la comisaría más de una vez. Mejor no tocarlos, era mi época de joven. Estaba ahí y no era nadie”.

 

El escupitajo por la espalda al delegado de la selección española

El exdelegado de la selección española de fútbol, Pedro Cortés, fue escupido por el central culé durante las celebraciones de España por la consecución del Mundial de 2010. Por aquel entonces el exdirectivo valencianista tenía 60 años. «No tiene importancia el escupitajo. Yo he tenido 20 años. Puede que sea una chiquillada, pero no le doy más importancia, en el fragor de la batalla se hacen muchas cosas y yo no estoy dolido», declaró el propio Cortés a posteriori. La «broma» provocó las risas de su compañero Cesc Fàbregas, que en un principio trató de esconderse, pero que después no ocultó sus carcajadas abrazando al autor de la broma.

 

 

La jugarreta al club de su vida con el documental de Griezmann y el acuerdo con el fallido «eFootball» de Konami

Piqué convenció al FC Barcelona que invirtiera en el «eFootball» de Konami (que ha acabado siendo un desastre absoluto) y produjo, sin autorización de la entidad, un documental en el que Antoine Griezmann contaba por qué había rechazado la primera oferta del Barça y había decidido quedarse en el Atlético de Madrid. Dos jugarretas que tuvieron un alto coste para la imagen y economía del club.

 

 

Negocios con la Federación que organizaba las propias competiciones que disputaba

Gerard Piqué anunció su retirada en plena investigación judicial por el cobro de comisiones millonarias a través de su empresa Kosmos por haber intermediado en el traslado de la Supercopa de España a Arabia Saudí (días después de decir en Twitter que el fútbol es para los fans y no para las empresas). Además, el mismo día el congreso español aprobó la nueva Ley del Deporte, ley en la que precisamente se ha incluido una cláusula que ya es conocida como la cláusula ‘anti Piqué’. En el texto se ha incluido una variación que impide a un deportista en activo establecer relaciones comerciales con una competición de carácter estatal en la que sea susceptible de participar. Es decir, hoy, la empresa de Gerard Piqué, Kosmos, no podría volver a colaborar con la RFEF para realizar operaciones de nuevo respecto a la Supercopa de España.

Coincidencias de la vida, su decisión también ha tenido lugar pocos días después de que la juez que investiga la gestión de Luis Rubiales al frente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) haya requerido toda la información bancaria del conglomerado empresarial del futbolista, al tiempo que ha librado una comisión rogatoria a Andorra para determinar si ha desviado fondos al club del Principado, de su propiedad.

Piqué ha defendido siempre la legalidad del cobro de más de 20 millones por su intermediación para el traslado del torneo, y entregó a la Fiscalía Anticorrupción facturas por valor de 8 millones, importe que lleva ya cobrado de las autoridades saudíes. De manera paralela, sostiene que su empresa ha hecho trabajos de asesoramiento que justifican estos honorarios y que las operaciones son completamente transparentes.

 

 

¿Enemistad con Lionel Messi?

La prensa deportiva asegura que Messi ya tuvo sus diferencias con Piqué, al que acusaron de ir por libre, cuando Messi y Sergio Busquets lideraban las negociaciones con el club sobre la rebaja salarial. En la Ciutat Esportiva Joan Gamper apareció una pintada en la pizarra del vestuario. “Judas” escribió alguien. No ha trascendido el nombre del autor, pero todos sabían que la frase iba dirigida a Piqué, quien meses más tarde recomendó a Laporta que no renovara el contrato de Messi. El argentino no le ha perdonado todavía su traición y no estuvo presente en la última cena que compartió con Sergio Busquets y Jordi Alba.