La evolución del sensacionalismo en el periodismo deportivo de España

 

El enésimo episodio sensacionalista de la prensa española, con la privacidad de Florentino Pérez como gran víctima, es la máxima expresión de un tipo de periodismo sensacionalista que se lleva perfeccionando en España desde hace muchos años. Una detrás de otra van cayendo todas las caretas, para permitirnos ver el verdadero rostro de la gran mayoría de cabeceras periodísticas de España, que más allá de sus autodefiniciones y autoconvencimientos enfermizos, nos muestran cuanto ruin se puede llegar a ser para conseguir poder, dinero o simplemente llamar torpemente la atención por unos miserables minutos de gloria.

A continuación analizamos algunos de los casos más curiosos que nos ha “regalado” el sensacionalismo español.

 

La portada de Johan Cruyff crucificado en Don Balón

Mal gusto, genialidad, pieza de coleccionista o total despropósito para experimentar con la provocación. Que cada uno defina a su manera la portada escogida por el mítico semanario Don Balón el 14 de febrero de 1977 con Johan Cruyff, en aquel momento jugando en el FC Barcelona, emulando a Jesucristo colgado en una cruz.

Cruyff había sido expulsado en un partido ante el Málaga por el colegiado Melero González, en una de las polémicas más sonadas de la década. Aquella expulsión provocó graves incidentes en el Camp Nou y una suspensión por un partido (ampliada después a tres) del jugador holandés. El Juzgado número 13 de Barcelona decretó el secuestro preventivo de la publicación. El periodista José María García dimitió como editor consejero de la revista que, en el número siguiente, tuvo que pedir perdón. Actualmente es el ejemplar de la extinta revista Don Balón más buscado por los coleccionistas.

 

 

Ser notorios a cualquier precio, aunque se acabe haciendo lo contrario de lo que se predica

Una popular revista española basada en opiniones personales sobre el fútbol, en su número 75, emitió un especial en clave de “humor ácido” para el Mundial de Rusia de 2018. La edición generó gran polémica y revuelo, especialmente en Colombia, ya que se hizo un vergonzante símil entre los jugadores convocados por José Néstor Pékerman con narcotraficantes, bajo el nombre “El once de los narcos”.

Dentro de esa alineación se mencionaron a Pablo Escobar, Griselda Blanco, Carlos Lehder, Gonzalo Rodríguez Gacha, Miguel Rodríguez Orejuela, Gilberto Rodríguez Gacha, Pacho Herrera, Fabio Ochoa, Jorge Ochoa, Juan David Ochoa y Jhon Jairo Velásquez, alias Popeye, ex jefe de sicarios de Escobar. Personajes que destrozaron familias enteras, y gran parte de la historia moderna de Colombia a base del tráfico de drogas, balazos, bombas y miles de muertes.

Debido al revuelo e indignación que generó, en especial entre los colombianos, la revista acabó pidiendo disculpas en su cuenta de Twitter. “Pedimos disculpas a los colombianos que se han sentido ofendidos por nuestra Antiguía 2018. No era en ningún caso nuestra intención. Siempre hemos querido tratar al país con cariño y respeto. En la Antiguía de 2014 publicamos el 11 de Gabo. Más tarde, le dedicamos un número. La Antiguía no es un contenido serio. Está hecha con un tono ácido y en ella no siempre destacamos cosas positivas. Esta vez ha sido así. Pero la distancia y el efecto de ciertas series de televisión nos han jugado una mala pasada. Lo sentimos”, esgrimió el medio español añadiendo sorna al asunto.

Si el efecto deseado era la difusión de su especial fue todo un éxito en redes sociales, además muchos medios de comunicación de Latinoamérica se hicieron eco de ello: Infobae, Caracol TV o Futbolred entre muchos otros.

 

La criminalización del fútbol en las escuelas

Si lo que se trata es de provocar e intentar sacar a la gente de sus casillas sin ningún tipo de pudor ni freno, hay una televisión autonómica en España que se lleva la palma. Esta cadena en 2018 flirteó con la idea de que el fútbol provoca violencia entre los niños, para ello puso todos sus recursos para mostrar el caso de un colegio que prohibió algo tan sagrado, inocente y bonito como el fútbol en la hora de recreo.

Esta vergonzosa historia empezó el 24 de octubre de 2018 cuando la televisión autonómica hizo pública una noticia con el siguiente titular: “La hora del patio sin fútbol: la iniciativa de una escuela para evitar peleas”. Se usaron los testimonios de niñas y niños contrarios la práctica del fútbol para intentar argumentar la decisión tomada por el colegio…

 

El “todo por la pasta” sigue evolucionando

El sensacionalismo en la prensa española no solo se articula con noticias o contenidos polémicos en radios, podcasts, programas de televisión, prensa escrita o Internet, también lo hace con los últimos trucos en malas artes en el ámbito de la programación. Dos de los diarios deportivos más importantes del país des de hace pocos meses utilizan “links fantasmas”, una técnica que consiste en redirigirnos automáticamente a la web de un anunciante cuando clicamos encima del titular de una noticia, obligándonos a consumir publicidad (como si de un error del navegador se tratara) y posteriormente a retroceder para acceder correctamente a la noticia… Una evolución aún más retorcida del odioso “clickbait”.