miércoles, septiembre 28, 2022

La conexión real entre los Peaky Blinders y el Birmingham City FC

 

El Birmingham City Football Club cambió su nombre en febrero de 2022 por solamente un partido, siendo rebautizados como Small Heath Alliance para el partido ante el Huddersfield Town. La táctica de marketing se enmarcó en la preparación de la última temporada del exitoso drama «Peaky Blinders». Los Blues utilizaron su histórico apodo para celebrar su conexión con la serie de la BBC, ambientada en la zona de Small Heath de la ciudad.

 

 

La era Small Heath Alliance

El Birmingham City FC se fundó en 1875 precisamente con este nombre, y desde 1877 jugaba sus partidos en casa en Muntz Street. El club se hizo profesional en 1885, y tres años más tarde se convirtió en el primer club de fútbol en convertirse en una sociedad anónima con un consejo de administración, bajo el nombre de Small Heath F.C. Ltd.

 

 

A partir de la temporada 1889-90 jugó en la Football Alliance, que funcionaba junto a la Football League. En 1892, el Small Heath, junto con los demás equipos de la Alianza, fue invitado a unirse a la recién creada Segunda División de la Liga de Fútbol. Terminaron como campeones, pero no consiguieron el ascenso mediante el sistema de partidos de prueba; la temporada siguiente se aseguraron el ascenso a la Primera División tras quedar en segundo lugar y ganar el partido de prueba contra Darwen. El club adoptó el nombre de Birmingham Football Club en 1905, y se trasladó a su nueva sede, St Andrew’s Ground, al año siguiente. Los resultados en el campo no estuvieron a la altura de su entorno. El Birmingham descendió en 1908, se vio obligado a solicitar la reelección dos años después y permaneció en la Segunda División hasta después de la Primera Guerra Mundial.

 

 

La capitanía de Frank Womack y la creatividad del mediapunta internacional escocés Johnny Crosbie contribuyeron en gran medida a que el Birmingham ganara su segundo título de la Segunda División en 1920-21. Womack llegó a disputar 515 partidos, un récord del club para un jugador de campo, a lo largo de una carrera de veinte años. En 1920 también debutó el joven Joe Bradford, de 19 años, que llegó a marcar el récord del club con 267 goles en 445 partidos, y ganó 12 partidos con la selección inglesa.

 

 

La Copa de Inglaterra de 1895

Los Peaky Blinders estuvieron activos sobre todo en la década de 1890, pero después de la Primera Guerra Mundial prácticamente desaparecieron. Uno de sus crímenes más conocidos que se les atribuye es el robo de la FA Cup de 1895. El Aston Villa la había ganado gracias a una victoria por 1-0 sobre el West Brom, y, como forma de acercar a sus seguidores al título, el trofeo se expuso en Birmingham. La noche del 11 de septiembre de 1895, la copa fue robada del escaparate de una tienda de deportes de la ciudad, sin dejar rastro. El trofeo original de la FA Cup, mucho más pequeño que el actual, nunca se encontró, lo que llevó a la directiva de los Villans a ser multada con 25 libras.

En 1958, a la edad de 80 años, Henry James Burge asumió la responsabilidad del crimen, revelando que el trofeo de plata había sido fundido para fabricar monedas falsas. Pero la discrepancia entre su relato y los datos aportados por los informes del Birmingham Post en su momento fue tal que la versión no se confirmó y el caso sigue siendo un misterio.

 

 

¿Hubo amaño en los partidos del Birmingham City FC por parte de los Peaky Blinders?

En la serie, los Peaky Blinders se apoyan en el futbolista Billy Grade (interpretado por Emmett J. Scanlan), un personaje ficticio que tendría renombre en el mundo del football y, por tanto, acceso a los jugadores para montar su entramado de compra de partidos. En este se verían implicados diversos clubes, más allá del Birmingham City. Pero esta no es la única referencia futbolera en la serie, ya que en la sexta temporada aparece un árbitro que representa la figura de la integridad ante las amenazas de los matones de la familia Shelby.

Como hemos dicho anteriormente, después de la Primera Guerra Mundial las actividades de los Peaky Blinders prácticamente desaparecieron y a día de hoy no se puede demostrar con solvencia que estuvieron implicados en la compra de partidos de aquella época, y aún menos que ayudaran al Birmingham City FC.

En 1931, el entrenador Leslie Knighton llevó al club a su primera final de la Copa de la FA, que perdió por 2-1 ante el West Bromwich Albion, de la segunda división. Aunque el Birmingham permaneció en la máxima categoría, tuvo problemas confiando mucho en el portero inglés Harry Hibbs para compensar la falta de goles, exceptuando al Bradford, en el otro extremo. Finalmente, descendió en 1939, la última temporada completa antes de que se abandonara la Liga de Fútbol durante la Segunda Guerra Mundial.