miércoles, septiembre 28, 2022

¿Qué jugadores italianos han jugado en Argentina?

 

¿Antes de la llegada del romano Daniele De Rossi a Boca Juniors, existieron otros casos de jugadores nacidos en Italia disputando el torneo argentino? Sí, el experimentado mediocampista internacional italiano fue el octavo italiano en competir en territorio argentino, y el cuarto procedente de la Serie A de Italia. A continuación repasamos todos los casos que hemos podido recopilar. ¿Nos hemos descuidado alguno? Haznos llegar la información al correo info@kodromagazine.com

 

Daniele De Rossi (Roma)

El día 16 de julio de 2019, medios italianos daban por hecho que De Rossi podría aceptar la oferta que le había hecho el club argentino solamente unos días atrás. El ex mediocampista de la AS Roma cumpliría su sueño de jugar en Boca, siendo su segundo club en su carrera. Firmó contrato por un año. Daniele viajó rumbo a Buenos Aires el 24 de julio en el vuelo AZ 680, en el día de su cumpleaños.

Con una gran presencia de simpatizantes del xeneize, el futbolista arribó a Ezeiza a las 6:30 de la mañana en un clima caótico. Incluso le envió un saludo emotivo Diego Maradona, justo antes de ser operado de una rodilla. Maradona fue uno de los motivos por los que el italiano se enamoró del club. De Rossi jugó cinco partidos por Superliga, uno en la Copa Argentina y uno en Copa Libertadores en 2019. De los siete encuentros, cuatro fueron como titular, logró convertir un gol en su debut ante Almagro, partido que el xeneize terminaría perdiendo por penales. El 6 de enero de 2020 rescindió su contrato con Boca Juniors anunciando además su retiro definitivo del fútbol por razones familiares.

 

 

Dante Mircoli (Roma)

Uno de los ejemplos más recordados por los hinchas de Independiente es el del romano Dante Mircoli, quien inició su carrera en Independiente, jugando entre 1965-1970 y la temporada 1971-1972. En el medio, transitó un año por Platense. Apenas seis meses en Sampdoria le bastaron para volver y jugar en Estudiantes entre 1973 y 1975. Volvió a Italia para estar una temporada más entre Catania y Lecce, pero su regreso fue a Racing a mitad de 1976. En 1977, jugó su último año futbolístico en Atlético Bucaramanga colombiano.

 

 

Delio Onnis (Giuliano di Roma, Frosinone)

El romano Delio Onnis a los 3 años emigró a Argentina, donde se formó y debutó en el San Lorenzo de Almagro en 1966, club que defendió hasta 1968. Posteriormente, pasaría a Gimnasia y Esgrima de La Plata, donde estuvo hasta la temporada 1971, sumando entre ambos clubes 64 goles en 113 encuentros disputados. Hacia el final de su trayectoria, continuó y terminó su carrera en el fútbol francés.

 

 

Franco Frassoldati (Modena)

Franco Frassoldati se formó en las divisiones juveniles de Racing, pero sus primeros partidos como profesional fueron con el Chacarita. Con el «funebrero», estuvo entre 1967 y 1974. Por último, entre 1975 y 1977, terminó su trayectoria futbolística en el «Pincha». 396 partidos y 36 goles marcados en toda su etapa de jugador.

 

 

Nicola Novello (Cosenza)

Nicola Novello emigró a Argentina con su familia de muy pequeño. Tras ascender en las categorías inferiores de Boca, debutó con el primer equipo a los veinte años, la temporada 1966/67. Pasó seis años en Buenos Aires, luego se trasladó a México, a Atlante, y regresó en 1974. Dos campeonatos en su palmarés y un paso por el banquillo de los suplentes para asegurarse de que su dinero valía la pena.

 

 

Francesco Serafino (Rho, Milán)

A Francesco Serafino se le abrieron las puertas de Boca Juniors de par en par a los 16 años. Parecía la antesala de su sueño, pero se convertiría en el inicio de una parábola descendente. Voló a Uruguay, a Huracán, y luego al Fc Naxxar Lionsi de Malta. Su gira mundial le llevó de nuevo a Italia, Rimini y Triestina. Posteriormente, jugaría en el Bangor City, para volver a Italia con el Sambenedettese, y actualmente juega con el Castiglione.

 

 

Renato Cesarini (Senigallia, Ancona)

Renato Cesarini, el hombre de las esperanzas nunca naufragadas y de los goles en el último momento (inspirador del concepto «Zona Cesarini», expresión con la que se indica la fase final de un partido de fútbol), jugaba de centrocampista o delantero, su vida fue un péndulo que osciló entre Italia y Argentina. Jugó seis temporadas en la Juventus, entre 1929 y 1935: 128 partidos y 46 goles según las estadísticas. Su currículum se completa con experiencias en Chacharita Juniors, Ferro Carrill Oeste y Alverar.

 

 

Antonio Stelitano (Messina, Sicília)

Antonio Stelitano en 2011 jugó en el Cau Arroyo Seco de la tercera argentina. Posteriormente, pasaría por el segundo equipo del Parma, Tre Fiori y FC Messina, entre otros muchos equipos de diferentes puntos del mundo.