miércoles, septiembre 28, 2022

Jong Tae-Se, el japonés que quiso ser estrella norcoreana

 

Jong Tae-Se fue la gran estrella de la Corea del Norte mundialista del Mundial de Sudáfrica de 2010, una selección a la que quiso representar aunque nunca vivió en el país. Actualmente este delantero, hijo de sudcoreanos y nacido en Japón, juega en el Albirex Niigata de la J2 League de la liga japonesa.

Debido a su indiscutible talento, tanto Japón como Corea del Sur le tentaron para sus combinados nacionales, aunque él siempre lo tuvo claro, quería jugar con Corea del Norte, quizás por las ideas comunistas que le inculcó des de bien pequeño su propia madre. El Chongryon, que actúa como embajada no oficial de Corea del Norte en Japón, le emitió un pasaporte norcoreano que fue validado por la FIFA posteriormente para que pudiera jugar partidos internacionales. Una vez con todo en regla, la selección norcoreana le llamó para que disputara la Copa de Asia Oriental de 2007.

 

 

El debut de Jong Tae-Se con el conjunto rojo y azul se produjo el 19 de junio de 2007 en un partido contra Mongolia. Su primera internacionalizad no pudo ser más exitosa, ya que Corea del Norte ganó 7-0 con cuatro goles de su nueva estrella. Un registro goleador que igualó dos días después en el triunfo norcoreano por 7-1 a Macao.

Con sus goles, Tae-Se ayudó a que Corea del Norte lograra la clasificación para el Mundial de 2010, volviendo a un Mundial después de más de 40 años. La participación de Corea del Norte en Sudáfrica fue casi testimonial, perdió todos sus partidos, aunque hay que reconocer que estaba en un grupo tremendamente duro con Brasil, Portugal y Costa de Marfil; pero una de las imágenes del torneo fueron el lloro emocionado de Jong al escuchar el himno norcoreano antes del primer partido contra Brasil.

Su gran Mundial le ayudó a poder fichar por el Bochum alemán y, posteriormente, por el Colonia, un auténtico hito para un norcoreano. Su paso por Europa tuvo más pena que gloria y por eso decidió volver al fútbol asiático a principios de 2013. La sorpresa llegó cuando el Suwon Samsung Bluewings, equipo de Corea del Sur, anunció su fichaje. Algo que provocó que, por primera vez, una contratación de un futbolista fuera noticia en el mundo entero.