domingo, diciembre 4, 2022

João Saldanha, el periodista que acabó dirigiendo Brasil

 

João Saldanha fue un mítico periodista y entrenador de fútbol brasileño, que acabó dirigiendo a la selección brasileña de fútbol durante la fase de clasificación sudamericana para la Copa Mundial de la FIFA de 1970. La curiosidad es que acabó siendo elegido por la propia dictadura de extrema derecha del general Médici a pesar de ser un comunista reconocido.

Apodado João Sem Medo por Nelson Rodrigues, Saldanha jugó en el Botafogo, para posteriormente iniciar su carrera periodística convirtiéndose en uno de los columnistas deportivos más prolíficos de Brasil. A menudo criticaba a jugadores, directivos y equipos creando polémicas nacionales, y era miembro del entonces ilegal Partido Comunista Brasileño.

 

 

En 1957, el Botafogo lo nombró entrenador, a pesar de su total falta de experiencia como técnico. El club ganó el campeonato estatal de Río esa temporada, pero Saldanha dimitió del club en 1959. En 1969, fue invitado a hacerse cargo de la selección nacional, a la que llevó al Mundial de México de 1970. Siempre se rumoreó que el presidente de la federación de fútbol brasileña por aquel entonces, João Havelange, maniobró con la dictadura brasileña e influenció su contratación con la esperanza de que los periodistas fueran menos críticos con la selección si uno de los suyos estaba al mando.

Se necesitaba un hombre fuerte, fuera cual fuera su política. Saldanha fue nombrado, y puso fin a las intrigas fuera del campo. Inmediatamente nombró a su once titular y a sus suplentes, y su equipo se clasificó en 1969. Pero en 1970 su comportamiento era cada vez más errático, parecía borracho todo el tiempo, le gustaban las pistolas y amenazar, se peleó con Pelé y en marzo fue despedido repentinamente.

 

 

No se había previsto un sustituto. Dino Sani, de la selección de 1958, rechazó el puesto. Otto Gloria, que había entrenado a Portugal en 1966, estaba en la mira. Pero el puesto acabó siendo para Mario Zagallo, de solamente 38 años, que había jugado en la banda izquierda en las selecciones campeonas del mundo de 1958 y 62. El resultado fue la consecución del Mundial de 1970 con el Brasil de los 5 números 10.

 

 

João Saldanha, después de su destitución siguió ejerciendo como periodista hasta Italia 90, cuando aún enfermo y postrado en silla de ruedas, realizó su último trabajo y poco tiempo después del máximo evento del Fútbol muere en Roma en ese año.