Intercontinental de 1963, el Santos de Pelé contra el Milan de Rivera

 

La Copa Intercontinental de 1963 reunió al mítico Santos FC de «O Rei» Pelé y al AC Milan de Gianni Rivera en tres inolvidables partidos disputados en San Siro y Maracaná, en una de las eliminatorias más recordadas de este torneo.

El Associazione Calcio Milan se clasificó al ganar la Liga de Campeones de la UEFA 1962-63, al imponerse al Benfica de Eusebio por 2-1 en la final disputada en Wembley, logrando por primera vez su primera Copa de Europa.

 

Jugadores y aficionados del Milán celebrando su victoria sobre el Benfica en la final de la Copa de Europa en Wembley el 22 de mayo de 1963.

 

En la Copa de Campeones de América de 1963 el «Peixe» ingresó en semifinales, por ser el vigente campeón. En dicha instancia se enfrentó con otro equipo de su país, el Botafogo, al que venció por un global de 5 a 1. En la final lo esperaba Boca Juniors con jugadores como Marzolini, Rattín y el polémico Sanfilippo. En el partido de ida, disputado en el Maracaná se impuso el local por 3 a 2, pero llegó a estar 3 a 0 arriba en el marcador por los dos goles de Coutinho y Lima. La vuelta se jugó en la Bombonera ocho días después y otra vez se impuso el Santos dando vuelta el marcador. Los argentinos se avanzaron con un golazo del “Nene”, pero primero Coutinho y luego Pelé le dieron la victoria y el título por segunda vez consecutiva al Santos.

 

 

Primer round, San Siro

En 16 de octubre de 1963, en el estadio San Siro de Milán se jugaría el partido de ida, arbitrado por el austriaco Alfred Haberfellner. El partido sería ganado por los «rossoneri» entrenados por el reputado técnico argentino Luis Carniglia por un contundente 4-2. Los goles de Trapattoni, el brasileño Amarildo por partida doble y Mora, se impondrían a los dos de Pelé.

Este potente Milan disponía en sus filas de jugadores como Cesare Maldini (padre de Paolo), Bruno Mora, Giovanni Trapattoni, Giovanni Lodetti, Gianni Rivera (Balón de Oro de 1969), y los internacionales brasileños Dino Sani, José João Altafini «Mazzola» (este nacionalizado italiano) y Amarildo Tavares da Silveira.

El Santos de Pelé entrenado por Lula lucía en su once inicial de cracks de la época como Gilmar en la portería, José Ely de Miranda «Zito», Dorval, Coutinho, José Macia «Pepe» y Mengálvio Pedro Figueiró.

 

Amarildo y Pelé antes del partido.

 

Segundo round, Maracaná

El 14 de noviembre de 1963, en el mítico Estadio Maracaná, se jugaría el partido de vuelta, con malas perspectivas para los brasileños, los internacionales brasileños Zito y Calvet causarían baja. Ante un estadio lleno hasta la bandera (150.000 espectadores), el argentino Juan Regis Brozzi sería el colegiado encargado de dirigir el partido. Aunque el partido se puso 0-2 a favor de los italianos al final de la primera parte con goles de Altafini y Mora, el Santos devolvió el marcador del partido de ida en la segunda parte arrollando con cuatro goles marcados por «Pepe» por partida doble, Almir y Lima. El estadio literalmente enloqueció con esta gran remontada histórica totalmente inesperada después de los primeros compases de partido y la inoportuna lesión de Pelé a causa del juego sucio de Trapattoni.

 

 

Tercer y último round, Maracaná de nuevo

Dos días más tarde llegaría el partido decisivo, forzado por dos partidos de clara igualdad entre ambos conjuntos. El 16 de noviembre Maracaná rozó la locura, y vivió una de las grandes noches de su larga historia con la victoria del Santos por 1-0, gracias al gol de penalti transformado por Dalmo en el minuto 31 de partido.

 

 

Fue un verdadero espectáculo, con abundancia de grandes jugadas de ataque y luchas cuerpo a cuerpo, pura emoción durante 90 minutos. La única nota negativa fue el descarte de Pelé por lesión.

 

 

Revive los 3 partidos en el siguiente vídeo