Evolución e historia del fútbol en la ciudad de Valls

 

Valls (Tarragona, España) no es solo castells y calçots, también es una ciudad catalana de fútbol centenario con poco más de 24.000 habitantes. Su mayor logro en el ámbito de clubes llegó la temporada 2020-2021 con el ascenso de la Unió Esportiva Valls a Tercera División (anterior cuarto nivel de España).

 

Más allá de la historia de sus clubes iniciada en 1914, también ha sido cuna de grandes futbolistas que han llegado al profesionalismo, destacando casos como el de Guillem Molina del filial del Valencia CF que debutó con el primer equipo en partido de Copa del Rey, el de Roger Figueras que debutó con el Barça B en 2A, o el de Sergi Parés, que jugó en Primera División la temporada 1993-1994 con la Unió Esportiva Lleida y que actualmente trabaja como directivo en el Nàstic de Tarragona que compite en la nueva 1ª RFEF (actual tercer nivel de España).

 

 

Otro de sus futbolistas destacados a nivel local fue Jacint Traguany que la temporada 1985-1986 se convirtió en el máximo goleador de todas las categorías del fútbol español con 49 goles en el modestísimo Picamoixons (municipio asociado a Valls) de la Tercera Regional Catalana (anterior octavo nivel de España). Traguany a lo largo de su carrera como futbolista también formó parte del Huracán de Valls (categoría infantil), CF Torpedo (juvenil y senior), UE Valls Quatre Barres y FC Atlètic Valls, del que fue jugador-presidente antes de colgar las botas. Posteriormente se pasaría a futsal para defender la camiseta de la Penya Barcelonista de Valls, y también pasaría diversos años jugando fútbol de veteranos con El Fornàs y Atlètic de Valls.

Posteriormente se convertiría en directivo de la Escola Valls Futbol Club, y volvería a la presidencia y junta directiva del FC Atlètic Valls en una segunda etapa. El 16 de junio de 2017 durante la 27 Nit de l’Esport Vallenc por fin recibiría el reconocimiento a su longeva trayectoria deportiva como jugador, entrenador y directivo, además de ser posiblemente la figura más influente en el desarrollo del fútbol masculino y femenino en la ciudad de estos últimos años, y es que hasta el día de su fallecimiento en 2020 se convirtió en la única personalidad vallense ligada en diversos modos y en diferentes etapas a los tres clubes de fútbol más relevantes de la ciudad.

 

Jacint Traguany vistiendo la camiseta del Picamoixons, junto a su hijo mayor.

 

Otro de los actores destacados del fútbol en la ciudad de Valls es sin duda alguna el inmenso trabajo periodístico de la familia Fábregas con el semanario El Vallenc y el portal El Travesser, dos herramientas de preservación y documentación de fotografías e información estadística que trascienden más allá del fútbol. Sin ellos sería imposible poder explicar correctamente la historia de Valls a nivel social y deportivo.

 

Actuales instalaciones del Estadi Municipal del Vilar de Valls donde juega la Unió Esportiva Valls, FC Atlètic de Valls y el equipo formativo EF Valls.

 

Valls, una pequeña gran ciudad de fútbol

El año 1914 se constituyeron oficialmente los primeros clubes de la ciudad de Valls, aunque la práctica de fútbol está documentada en algunas crónicas desde principios del siglo XX. El primer club de la historia de esta ciudad fue el Valls Footbal Club (nada que ver con la actual Unió Esportiva Valls) de la mano del suizo Otto Berger, que al poco tiempo volvería a su país. Ese mismo año también se crearían el Club Sporting Hispània FC (en un pequeño guiño al Hispania Athletic Club de Barcelona que disputó durante años la primera división de la Lliga Catalana, cuando aún no existía la Liga Española) y también el Regiment de Cavalleria (formado por militares), y el Germans Sant Gabriel (formado por estudiantes).

Posteriormente nacerían y desaparecerían en un breve espacio de tiempo el Atlètic Football Club, Club Deportivo Español, Estudiantil SG, Ràpit de Valls, Centre de Lectura, Escolar FC y el Club Deportivo Catalán.

En 1921, se fundaría el Valls Deportiu (promovido por la organización política Joventut Nacionalista), heredero del Club Sporting Hispània FC, mientras que el 30 de mayo de 1922 se fundaría el Futbol Club Atlètic Vallenc (en los años 30 refundado como Penya Sempre Avant) por parte del Centre Republicà, que posteriormente jugaría en el Camp d’Esports del Camí de la Xamora, estadio construido y subvencionado por sus propios socios.

 

 

Para la inauguración del nuevo campo del Club Atlètic Vallenc, equipado con todo tipo de servicios, se disputó un espectacular triangular entre una selección de jugadores del FC Barcelona, y el primer equipo del Nàstic de Tarragona, un acontecimiento futbolístico tan relevante en la capital del Alt Camp que hasta día de hoy nunca ha sido superado.

 

Barbat, Monné, Casas, Villaró, Bordas, Carnicé, Cabas, Piñas, Oliva, Román y Sanahuja formaron el primer equipo de la 1923-1924.

 

El máximo logro del FC Atlètic Vallenc (nada que ver con el actual FC Atlètic de Valls) fue ser finalista del grupo de Segunda Categoría Provincial (anterior quinto nivel de España), perdiendo el título de campeón ante el FC Torredembarra por 2-0.

 

Ricard Vil·laró luciendo el uniforme del Club Atlètic Vallenc.

 

En 1922, también se formaron otras dos entidades: el Aroma Sport y el Valls Deportiu, responsable de la creación de una primera versión básica del Camp del Vilar (actualmente principal estadio de la ciudad), concretamente el 23 de septiembre de 1923.

 

Camp del Vilar durante los años 40.

 

A partir del 1927 todos los clubes de Valls desaparecen por la apatía por el fútbol y la inestabilidad política del momento, aunque posteriormente el deporte rey organizado sobrevive mediante la fundación de peñas y entidades sin ánimo de competición. Pasada la dura Guerra Civil Española, se funda el Club Deportivo Valls en 1940, aunque acaba desapareciendo once años después, en 1950 nace también el Club Deportivo Portal Nou y un año más tarde también lo hace el Unión Deportiva Valls Educación y Descanso, creado por la organización Sindical Española, bajo el régimen franquista y que ocupó el campo del Club Atlètic Vallenc. Estos dos últimos clubes también acabaron desapareciendo, pero en menor espacio de tiempo.

No es hasta 1969 que se funda la sección de fútbol del Club Bàsquet Valls, que se escindiría en 1972 como Unión Deportiva Valls (en el que se formaría el internacional español Ramón Maria Calderé que defendió La Roja en México 86). En 1970 también nace el equipo juvenil del Club de Fútbol Torpedo de Valls, aunque no sería hasta 1974 que participaría en categoría senior. El 29 de diciembre de 1969 se funda el CF Biafra, un equipo homenaje a las provincias del sudeste de Nigeria bajo el nombre de República de Biafra que se mantendría en activo hasta 1978 en Tercera Regional Catalana.

 

Formación del CF Torpedo de la temporada 1970-1971.

 

Imagen de los jugadores Jacint Traguany y Joan Vil·laró (hijo de Ricard Vil·laró del Club Atlètic Vallenc).

 

 

 

En 1975 y tras su primera temporada como conjunto senior el CF Torpedo decide refundarse como CF Quatre Barres, ampliando su junta directiva y creando un modelo de gestión 100% autosuficiente innovador en aquella época. El color amarillo se mantuvo en el uniforme, aunque se cambió el rojo por el negro y el diseño de la camiseta, que incorporó una senyera transversal.

 

 

 

Esta nueva entidad en 1980 se fusionaría con la Unión Deportiva Valls, que sufría graves problemas económicos, dando a luz a la Unió Esportiva Valls Quatre Barres, que posteriormente eliminaría la nomenclatura «Quatre Barres» de su nombre. Esta última decisión sería considerada una traición por los fundadores del Quatre Barres al entender que gracias a su estructura el UD Valls pudo subsistir económicamente y evitar su total desaparición.

 

 

En 1983 se fundaría el segundo club más potente de la ciudad de Valls, el Futbol Club Atlètic de Valls actualmente compitiendo en la Segona Catalana (actual octavo nivel de España). Este club siempre ha mantenido una gran rivalidad con la Unió Esportiva Valls, con la que ha protagonizado en algunas ocasiones el «derbi vallenc», aunque las relaciones entre ambas entidades siempre han sido muy fluidas y cordiales, en especial a partir de los años 90.

 

 

En 1993, y tomando el relevo de la escuela de fútbol de la Unió Esportiva Valls, se crearía la Escola Valls Futbol, que durante años también contaría con un equipo senior que serviría como filial de la Unió Esportiva Valls. Curiosamente la confección del escudo de la entidad recayó a manos de Jacint Traguany, directivo en los primeros años de existencia del club, sin duda una de las figuras clave en la etapa moderna del fútbol en Valls hasta su triste fallecimiento el pasado 27 de mayo de 2020.

 

Foto del FC Atlètic Valls. Fuente: El Travesser.

 


Este artículo no hubiera sido posible sin fuentes de información imprescindibles como El Travesser y el artículo «Quants clubs de futbol ha tingut la ciutat de Valls al llarg de la seva història?» de Juan Maria Ventura Batalla o el Llibre d’Or del Futbol Català y la colección privada de la familia Traguany. A todos ellos muchas gracias por preservar la historia del fútbol vallense.