jueves, diciembre 1, 2022

Hibernian Football Club, los hibs de Edinburgo

 

El Hibernian Football Club es un club de fútbol profesional escocés con sede en Leith, en el norte de Edimburgo, que juega actualmente en la Scottish Premiership. Creado en 1875, en un periodo de 80 años pasó de representar a los barrios marginales superpoblados del Cowgate de Edimburgo a convertirse en el primer club británico en participar en la Copa de Europa de 1955.

Fundado por la comunidad irlandesa de Edimburgo, el Hibernian FC (su nombre deriva de Hibernia, Irlanda en latín) siempre ha tenido una visión ambiciosa y progresista y ha sido uno de los equipos de mayor tradición e historia del fútbol escocés, siendo el quinto club con mayor cantidad de títulos oficiales, con un total de 17. Por detrás del Rangers, Celtic, Aberdeen y Heart of Midlothian.

 

 

El Hibernian FC es comúnmente abreviado como Hibs, y también recibe el apodo de The Hibees​ y The Cabbage (repollo), una reducción de la jerga rimada para el Hibs de Cabbage and Ribs (repollo y costillas) por aficionados del club, a quienes se les conoce también como Hibbies. Sus partidos como local los disputan en el estadio Easter Road, donde el club ha jugado desde 1893, momento en que también se unió a la Scottish Football League. El Hibernian FC ha jugado en la Premier League de Escocia desde 1999, un año después de que la liga fuese fundada.

Su escudo ha sufrido cambios con frecuencia en los últimos años, algo que reflejó un debate sobre su propia identidad. Este se ha centrado en si su herencia irlandesa debía ser exhibida con orgullo o ignorada por temor a ser acusados de sectarismo.​ El arpa irlandesa se retiró por primera vez en la década de los 50, aunque luego fue reintroducida en el último rediseño del año 2000. El director de The Scottish Football Museum, Ged O’Brien, dijo en 2001: “el diseño actual muestra que los Hibs se sienten cómodos con todas sus tradiciones, con Leith, Edimburgo e Irlanda en el mismo escudo”.

 

 

Sus distintos hogares

El Hibernian FC jugó en The Meadows durante los dos primeros años de su historia (1875-1876),​ antes de trasladarse a los terrenos de Newington (Mayfield Park) y Bonnington Road, en Leith,​ en diferentes periodos, entre 1877 y 1879. Después de que el contrato de arrendamiento de Mayfield Park caducase, The Hibs se trasladaron a un terreno conocido como Hibernian Park, en lo que hoy es Bothwell Street, en Leith. El club no garantizó el arrendamiento del terreno y un constructor comenzó a construir casas en el sitio en 1890.​ Debido a esto tuvieron que firmar un nuevo contrato de arrendamiento, el terreno que ocupa Easter Road desde 1892 y donde disputan sus partidos como local desde el lejano febrero de 1893.​

Antes de que el Informe Taylor exigiese que los estadios tuvieran su aforo totalmente preparado para ofrecer asientos a todos los espectadores, Easter Road tenía vastos bancos de gradas en tres lados, lo que significaba que podía albergar más de 60.000 espectadores.​ El récord de asistencia de 65.860, el máximo registrado en un partido de football jugado en Edimburgo,​ se estableció en un derbi disputado el 2 de enero de 1950, con The Famous Five como gran reclamo.

 

 

Su terreno de juego se caracterizó por una fuerte pendiente, algo que no fue corregido hasta el año 2000.​ El estadio se encuentra actualmente con asientos instalados en todos los graderíos y tiene una capacidad de 20.421 espectadores. Easter Road es un estadio moderno, con sus cuatro tribunas construidas desde 1995.

La remodelación más reciente fue la construcción de una nueva tribuna este en 2010. La selección de Escocia ha jugado cinco partidos internacionales en Easter Road, todos ellos desde 1998. El torneo internacional más reciente jugado en el estadio fue un amistoso entre Escocia y Australia en agosto de 2012.​ También se jugó un partido internacional que no implicaba a Escocia, un amistoso disputado entre Ghana y Corea del Sur antes de la Copa Mundial de la FIFA de 2006.​ Easter Road a veces también se ha utilizado como un lugar neutral para las semifinales de la Scottish League Cup.

 

 

Primeros años de historia

James Connolly, el famoso líder republicano irlandés, era gran fan de The Hibs, mientras que el club estaba “muy identificado” con el Movimiento de Autonomía Irlandesa durante la década de 1880.​ Inicialmente, hubo cierta resistencia sectaria a que un club irlandés participase en el fútbol escocés, pero The Hibs entraron con fuerza en el fútbol escocés de 1880. El Hibernian FC fue el primer club de la costa este de Escocia en ganar un trofeo importante, la Scottish Cup de 1887, derrotando al Dumbarton FC por 2-1 en la final. Posteriormente, el equipo ganó al Preston North End, que había ganado la FA Cup 1887, en un partido amistoso descrito como “el partido decisivo del campeonato del mundo del football”.

La mala gestión durante los siguientes años llevó al club a quedarse sin hogar y cesar totalmente su actividad en 1891, volviendo a reanudarse coincidiendo con su primer partido en Easter Road el 4 de febrero de 1893. El club actualmente pasa por alto aquel bache, y cuenta como suyos los títulos ganados durante la primera etapa (entre 1875 y 1891), incluyendo la Scottish Cup de 1887. El club fue admitido en la Scottish Premier League en 1893, a pesar de que tuvo que ganar la Scottish Championship en dos ocasiones antes de ser incluido en la primera división en 1895.

El Hibernian FC tuvo cierto éxito después de ser reformado, ganando la Scottish Cup en 1902 y su primer título de liga un año más tarde ya con un entrenador en su banquillo. Tampoco hay que olvidar que desde 1875 hasta 1903, el club estaba en manos de un comité, aunque Dan McMichael, quien también actuó como tesorero, secretario y fisioterapeuta, era el gerente cuando se ganaron ambos títulos. Después de esto, el club sufrió una mala racha, descendiendo a segunda división por primera vez en 1931, a pesar de que ascendió de nuevo a la máxima categoría dos años después. La famosa sequía de la Scottish Cup empezó cuando llegaron a tres finales de copa, dos en años consecutivos, perdiendo cada una de ellas.

 

 

La era de los The Famous Five

La época más exitosa de The Hibs tuvo lugar en la década siguiente a la finalización de la Segunda Guerra Mundial, cuando eran uno de los clubes más importantes de Gran Bretaña. Su línea de ataque formada por Gordon Smith, Johnstone Bobby, Lawrie Reilly, Eddie Turnbull y Willie Ormond, colectivamente conocidos como The Famous Five, aún a día de hoy es considerada como la mejor en la historia del fútbol escocés y da nombre a la tribuna norte de Easter Road. Y es que estos 5 jugadores anotaron nada más ni nada menos que 100 goles para el club de Edimburgo. Curiosamente, de los cinco, solo se pagó traspaso por Ormond, 1200£ al Stenhousemuir. Reilly, Johnstone, Smith y Turnbull fueron fichados cuando jugaban en divisiones inferiores. La primera vez que coincidieron los cinco en un once inicial fue el 21 de abril de 1949, en un partido amistoso contra el Nithsdale Wanderers. La línea de ataque se mantuvo hasta 1955, cuando Johnstone fue vendido al Manchester City. Aquella demoledora delantera, junto con jugadores como Bobby Combe y Tommy Younger, contribuyó en gran medida a la consecución de los campeonatos de liga de 1948, 1951 y 1952.​ El equipo terminó en la segunda posición en dos ocasiones, ambas por detrás del Rangers FC, en 1950 por un punto de diferencia, y en 1953 por la diferencia de goles.

El internacional escocés Reilly, seguidor del club de toda la vida, se vio obligado a retirarse prematuramente a los 28 años, pero a día de hoy sigue siendo el segundo goleador histórico del club, con 238 goles, por detrás del extremo derecho Smith (303). Su sustituto resultó ser otro prolífico delantero centro, Joe Baker, que fue convocado por la selección de Inglaterra cuando jugaba en Easter Road y marcó la fenomenal cifra de 141 goles antes de ser vendido al Torino FC en 1961.

 

 

Primer equipo británico en disputar competiciones europeas

A pesar de terminar quinto en la liga escocesa en 1955, el Hibernian FC fue invitado a participar en la primera Copa de Europa, que en aquel momento no acogía a los campeones de cada liga europea.​ Fueron invitados a participar dieciocho clubes que se pensaba que podrían generar interés por su popularidad, y que contaban con focos necesarios para jugar partidos por la noche. Estos se utilizaron por primera vez en Easter Road en un partido amistoso contra el Hearts, el 18 de octubre de 1954.​ El Hibernian FC se convirtió en el primer equipo británico en jugar competiciones europeas debido a que el secretario de la Football League Alan Hardaker persuadió al Chelsea, campeón inglés, a no participar.

The Hibs jugaron su primer partido contra el Rot-Weiss Essen alemán, ganando 4-0 en el Georg-Melches-Stadion​ y lograron un 1-1 en el encuentro de vuelta en Easter Road. El Hibernian FC eliminó a los suecos del Djurgårdens IF en cuartos de final, pero en semifinales cayó derrotado por un 3-0 en el cómputo global ante el Stade Reims francés, que contaba con el famoso jugador internacional francés Raymond Kopa.​ El Reims perdió por 4-3 ante el Real Madrid en la final.

 

 

Los Turnbull’s Tornadoes

The Hibs participaron con regularidad en la Copa de Ferias de la década de los 60, ganando eliminatorias a equipos como el FC Barcelona​ y SSC Napoli. El Barça fue derrotado por 3-2 en Easter Road el febrero de 1961, después de que el Hibernian FC hubiera empatado 4-4 en el Camp Nou, una hazaña notable en la que Bobby Kinloch marcó el gol decisivo desde el punto de penalti. Posteriormente, el Hibernian llegó a las semifinales de la Copa de Ferias en 1961, antes de perder ante el AS Roma en un tercer partido decisivo celebrado en el Stadio Olimpico di Roma. Durante un breve periodo, el inimitable Jock Stein dirigió al Hibernian FC y orquestó la derrota por 2-0 del legendario Real Madrid en un amistoso celebrado en Easter Road en octubre de 1964.

Durante la siguiente década, The Hibs recibieron a clubes como la Juventus, el Oporto, el Leeds United y el Liverpool en la Copa de la UEFA. En noviembre de 1967, golearon al Napoli por 5-0 en Easter Road, protagonizando una notable remontada tras perder el partido de ida por 4-1 en territorio italiano. El siguiente periodo de éxitos fue dirigido por Eddie Turnbull, el abrasivo e indomable estratega, que fue nombrado entrenador del Hibernian FC el julio de 1971. El equipo, conocido popularmente como Turnbull’s Tornadoes, terminó segundo en la liga de la 1973-1974 y 1974-1975, y ganó la Scottish League Cup en 1972, derrotando al Celtic por 2-1 en Hampden. El club también ganó la Copa Drybrough en 1972 y 1973, y logró una victoria por 7-0 sobre el Hearts, su rival en Edimburgo, en Tynecastle el 1 de enero de 1973.

Durante el año del centenario del club, en 1975, el equipo fue impulsado por jugadores como Jim Black y Pat Stanton, pariente lejano del primer capitán del Hibernian FC, Michael Whelahan. Stanton también fue capitán de Escocia antes de trasladarse al oeste para incorporarse al Celtic en septiembre de 1976, y es el tercero en la lista de todos los tiempos de apariciones, 617, por detrás de Arthur Duncan con 626 y Smith con 636.

 

 

En 1977, los Hibs fueron el primer club escocés en incluir publicidad comercial en sus camisetas. Este acuerdo provocó que las empresas de televisión amenazasen con un boicot en los partidos del Hibernian FC si utilizaban el uniforme luciendo su patrocinador, por lo que el club optó por utilizar un uniforme alternativo por primera vez en su historia.

Durante el mandato de Turnbull al frente del primer equipo, el Hibernian FC se enfrentó al Leeds United y al Liverpool en la Copa de la UEFA y llegó a la final de la Scottish Cup de 1979, en la que perdió por poco ante el Rangers en la segunda vuelta.

 

 

El derbi de Edimburgo entró en decadencia después de la década de los 70, siendo reemplazado por The New Firm, que enfrenta a Aberdeen y Dundee United, como el segundo derbi del país tras The Old Firm. Turnbull renunció al cargo de entrenador y The Hibs descendieron a segunda división por segunda vez en su historia en 1980, pese a disponer en sus filas de una superestrella como George Best, que disputó 17 partidos, anotando tan solo 3 goles. Al año siguiente consiguieron el ascenso a primera división, sin su gran estrella norirlandesa, pero el club no logró clasificarse para competiciones europeas hasta 1989.

 

 

La compra fallida

Después de la mala gestión durante la década de los 80, The Hibs estaban al borde de la quiebra financiera por segunda vez en su historia. Wallace Mercer, el presidente del Hearts, propuso una fusión de los dos clubes, pero los aficionados del Hibernian FC creyeron que la propuesta se acercaba más a una adquisición hostil, y para evitarlo formaron la agrupación Hands off Hibs (las manos fuera de los Hibs) para hacer campaña por la persistencia del club. La presión tuvo éxito cuando un prominente empresario local, el dueño de Kwik-Fit Sir Tom Farmer, adquirió una participación mayoritaria del club. La hinchada fue capaz de convencer a Farmer para tomar el control a pesar de que no tenía gran interés en el football. Farmer fue convencido, en parte, por el hecho de que un pariente suyo había estado involucrado en el rescate del club de la ruina financiera en 1890.​ Tras el intento de toma de posesión de Mercer, el Hibernian FC tuvo unos buenos años en la década de los 90, ganando la final de la Scottish League Cup en 1991 y terminó entre los cinco primeros en la liga en 1993, 1994 y 1995.

 

 

La modernidad

Poco después de que Alex McLeish fuese nombrado entrenador en 1998, el Hibernian FC descendió dramáticamente otra vez a la First Division, pero inmediatamente logró el ascenso en 1999.​ El equipo disfrutó de una buena temporada la 2000-01, desafiando la hegemonia de los clubes de The Old Firm hasta Navidad, terminando terceros en la liga. The Hibs también llegaron a la final de la Scottish Cup por primera vez en 22 años, pero perdieron por 3-0 ante el Celtic en Hampden Park.​ McLeish partió al Rangers en diciembre de 2001 y el capitán del equipo, Franck Sauzée, fue designado nuevo entrenador, a pesar de que no tenía ninguna experiencia anterior.​ A partir de ese momento tuvo lugar una pésima racha de resultados que llevaron al Hibernian FC a una batalla por evitar el descenso y a Sauzée ser despedido en febrero de 2002.​ El entrenador permaneció 69 días en el cargo.

El entonces director del Kilmarnock, Bobby Williamson, fue contratado, pero resultó ser impopular entre los aficionados.​ Sin embargo, surgieron una serie de jóvenes jugadores como Garry O’Connor, Derek Riordan, Kevin Thomson y Scott Brown. Estos destacaron con el Hibernian FC al eliminar tanto al Celtic como al Rangers para llegar a la final de la Scottish League Cup de 2004, pero cayeron derrotados 2-0 ante el Livingston. Williamson se fue cerca del final de la temporada para dirigir al Plymouth Argyle y fue reemplazado por Tony Mowbray.​

 

Kevin Thomson.

 

Mowbray prometió un fútbol rápido y de pases,​ con el que el Hibernian FC terminó tercero en su primera temporada como entrenador y Mowbray ganó el premio al entrenador del año de la Premier League escocesa. Mowbray dejó The Hibs en octubre de 2006 con destino al West Bromwich Albion​ y fue reemplazado por el exjugador John Collins. El equipo ganó la Scottish League Cup de 2007 bajo su dirección, pero el club vendió a Kevin Thomson, Scott Brown y Steven Whittaker por un total de más de 8 millones de libras. Collins renunció ese mismo año, frustrado por la falta de dinero para fichar nuevos jugadores. El exjugador del Hibs Mixu Paatelainen fue contratado para reemplazar a Collins, pero se fue después del final de su primera temporada completa.​

Otro exjugador del Hibernian FC, John Hughes, pronto fue nombrado sustituto de Paatelainen. Hughes, que hizo fichajes de alto nivel como Anthony Stokes​ y Liam Miller,​ llevó al Hibernian a un buen comienzo para la temporada 2009-10. En la primera parte de 2010 el equipo cosechó una serie de graves derrotas como en la Scottish Cup contra el Ross County;​ un empate 6-6 con el Motherwell, en el que The Hibs llevó una ventaja de 6-2 mediada la segunda mitad con un resultado que rompió el récord de más goles anotados en un partido de la Premier League. Sin embargo, una victoria en la última jornada hizo que el Hibernian FC terminase cuarto y se clasificara para la UEFA Europa League.​ Otro mal comienzo de la siguiente temporada, incluyendo su eliminación europea en las primeras rondas y en la Copa de la Liga, llevó a Hughes a abandonar el club de mutuo acuerdo. Hughes fue sustituido por Colin Calderwood, que fue destituido el 6 de noviembre de 2011. Pat Fenlon fue nombrado entrenador para reemplazar a Calderwood.​ El club se salvó del descenso la temporada 2011-12 y llegó a la final de la Scottish Cup de 2012, pero perdió 5-1 contra el Hearts. Fenlon reconstruyó el equipo después de esta derrota.​ Esto dio lugar a una posición mayor en la liga 2012-13 y llegó a la final de la Scottish Cup de 2013, pero perdió por 3-0 ante el también campeón de la liga, el Celtic. Pese a ello, perder la final de Copa significó que el equipo se clasificaria para la UEFA Europa League de la 2013-14, pero sufrieron una derrota récord en competición europea, perdiendo 7–0 en casa y 9-0 en el global contra los suecos del Malmö FF…

 

 

Una nueva era

En 2016, el Hibernian FC puso fin a 114 años de espera en la Copa de Escocia, derrotando al Rangers por 3-2. Anthony Stokes abrió el marcador a los 3 minutos, pero el Rangers empató por medio de Kenny Miller antes de que Andy Halliday adelantara a los de Glasgow en la segunda parte. A unos diez minutos del final, Stokes empató de cabeza y, en el minuto 92, cuando el tiempo se agotaba, el capitán David Gray remató de cabeza un córner lanzado por Liam Henderson y devolvió el trofeo a Leith. Al día siguiente, más de 150.000 hinchas se agolparon en las calles de Edimburgo para celebrarlo, y un autobús descubierto desfiló con el trofeo.

 

 

Su gran rival

El tradicional rival del Hibernian FC es su vecino del Heart of Midlothian, con quien disputa el derbi de Edimburgo, una de las rivalidades más antiguas en el mundo del fútbol.

Los equipos se enfrentaron por primera vez el día de Navidad de 1875, cuando los Hearts vencieron por 1-0 en el primer partido disputado por The Hibs. Los dos clubes se convirtieron en los principales equipos de Edimburgo después de una lucha de cinco partidos de la Copa de Fútbol de Edimburgo de 1878, que finalmente ganaron los Hearts con una victoria por 3-2 después de cuatro empates sucesivos. Los clubes se han enfrentado entre sí en dos finales de la Copa de Escocia, en 1896 y 2012, las cuales fueron ganadas por el Heart of Midlothian.​ El partido de 1896 también se caracteriza por ser la única final de la Copa de Escocia que se jugó fuera de Glasgow.​

 

 

Ambos clubes han sido campeones de Escocia en cuatro ocasiones, a pesar de que los Hearts han ganado más competiciones de copa y tienen el mejor récord en los derbis, con 273 victorias en 198 en 615 partidos. Aproximadamente la mitad de todos los derbis se han jugado en competiciones y amistosos locales.​ Los Hibs registraron la mayor victoria en un derbi en partido oficial cuando ganaron 7-0 en Tynecastle el día de Año Nuevo de 1973.

Si bien se ha observado que hay un trasfondo religioso detrás de la rivalidad, ese aspecto está “silenciado” y es un “pálido reflejo” del sectarismo que existe en Glasgow.​ Aunque los clubes son rivales ineludibles, la rivalidad es considerada “sana” y ha tenido efectos beneficiosos para los dos clubes y la ciudad de Edimburgo a lo largo de su historia social y deportiva.