Todos los goles de Marcelo Salas con la SS Lazio

 

Marcelo Salas dejó en las arcas de River Plate 17.600.000 dólares libres de impuestos con su traspaso a la Società Sportiva Lazio, un récord sin antecedentes en el fútbol argentino de aquel entonces. El traspaso de «El matador» se fraguó en Argentina, concretamente en el primer piso del restaurante El Mirasol de la Recova, a pocos metros del hotel Hyatt, donde se reunieron las 8 personas que hicieron realidad uno de los mejores traspasos de la historia de la Serie A.

Así pues durante la temporada 1998-1999 el chileno compartiría vestuario con leyendas de la talla de Pavel Nedvěd, Dejan Stanković, Alessandro Nesta, Christian Vieri, entre otras muchas figuras, conformando posiblemente la mejor plantilla de la historia de este club romano. El sueco Sven-Göran Eriksson, lo hizo debutar ante el gozo de la afición «biancocelesti» el 12 de agosto de 1998 contra el Real Madrid de España, donde marcó el gol del triunfo momentáneo 2-1 en el Trofeo Teresa Herrera. Hubo que esperar hasta la disputa de la Supercopa de Italia en el triunfo 2-1 sobre la Juventus, el 29 de agosto de 1998 para verlo debutar en competición oficial.

 

 

El efecto Marcelo Salas fue inmediato, y después de 25 años la Lazio se adjudicó la Supercopa Italiana del año 1998 y 2000; la Serie A en la temporada 1999-00 siendo Salas el goleador del equipo (con 12 goles); la Recopa de Europa en el año 1999 donde fue el goleador del club (con 4 tantos); y la Supercopa de Europa de 1999 con un golazo al Manchester United.

Salas rápidamente se convirtió en leyenda romana al ritmo de los gritos de los «tifosi»: «Matador, Matador, che ce frega de Ronaldo noi c’avemo er Matador» (Matador, Matador, que nos importa Ronaldo si tenemos al Matador). La temporada 2001-2002 puso rumbo a la Juventus FC, donde no se volvió a ver su mejor versión.