domingo, diciembre 4, 2022

El gol de Chilavert a River Plate desde 60 metros, pura locura

 

El golazo de locura Chilavert a River Plate desde 60 metros fue el principal espectáculo de un disputado Club Atlético Vélez Sarsfield – Club Atlético River Plate de la tercera fecha del Clausura, un 22 de marzo de 1996. Los del Fortín habían ganado el Torneo Clausura de 1993, la Copa Libertadores de 1994 y había vencido en Tokio al poderoso AC Milan por 2-0 quedándose con la Intercontinental. Con Carlos Bianchi como entrenador mantuvieron su superioridad y se hicieron con el Torneo Apertura de 1995, seis puntos por encima de Racing y Lanús, sus perseguidores.

 

 

Esa noche en Liniers y bajo la lluvia, Vélez empataba a un gol contra River Plate. Juan Gómez le dio la ventaja al Millonario en el primer tiempo y tras el descanso empató Fernando Pandolfi. A los 21 minutos del segundo tiempo, Enzo Francescoli cometió una falta a Raúl Cardozo en la mitad de cancha, metros antes del campo de River. El árbitro Carlos Mastrángelo, que esa noche dirigió por última vez, señalo la falta y tuvo que agacharse porque Chilavert vino corriendo desde su arco dispuesto a lanzar un obús hacia el área de River. Sesenta metros recorrió la pelota en los cielos, cayendo en la portería de un descolocado Germán Burgos, quien corrió hacia atrás y en su afán de rechazar el tremendo zurdazo cayó de espaldas.

Fue un gol impresionante, único. Los hinchas de Vélez se abrazaban como locos. El arquero paraguayo corrió con locura hacia la famosa Platea Norte del José Amalfitani. Allí, frente a sus exigentes hinchas y con Carlos Bianchi como testigo, se tiró al suelo boca abajo para recibir el aluvión humano que le hicieron sus hombres, queriendo ser protagonistas también de semejante golazo. Impresionante.