viernes, septiembre 30, 2022

Glentoran FC, el juego por encima de todo

 

En 1882, entre un astillero (Harland and Wolf), una fábrica de cigarrillos (Gallaghers) y una destilería de whisky, nace en Belfast (Irlanda del Norte) un histórico, el Glentoran Football Club. Un laureado club centenario norirlandés que actualmente milita en la NIFL Premiership, capaz de sobrevivir a la Segunda Guerra Mundial, a una profunda crisis económica que casi lo hace desaparecer por completo del mapa futbolístico, y a un grave error histórico, rechazar a George Best (fan del club) por ser “demasiado pequeño y ligero”.

 

George Best solamente lució los colores del Glentoran FC en amistosos.

 

Su máximo rival es el Linfield FC, considerado el “Belfast’s Big Two”, ya que tradicionalmente ha dominado el fútbol local en Irlanda del Norte desde la desaparición del Belfast Celtic. Ambos juegan un clásico partido de liga durante el Boxing Day cada año, que suele atraer a la mayor asistencia de la temporada de la liga norirlandesa. El Glentoran tiene otras rivalidades menores con otros dos de los clubes del norte Belfast, el Crusaders Football Club y el Cliftonville Football & Athletic Club, así como con el Portadown FC.

 

 

Muchos exjugadores del Glentoran han llegado a jugar en equipos de Inglaterra y Escocia, como Danny Blanchflower, Peter Doherty, Bertie Peacock, Billy Bingham, Jimmy McIlroy, Terry Conroy, Tommy Jackson y Tommy Cassidy. Ejemplos más recientes son Glen Little, Stuart Elliott, Andy Kirk y Andy Smith, con Elliott, Kirk y Smith formando parte de la selección de Irlanda del Norte.

 

Andy Kirk.

 

Su estadio se ha convertido en una de las mecas de los aficionados al Groundhopping por su extrema belleza, y es que The Oval es un lugar histórico que todo futbolero debe visitar. Apodado “Glens” o el “Cock ‘n’ Hens”, se encuentra ubicado en Sydenham, en el este de Belfast, rodeado por el Sydenham End al este, el aeropuerto George Best Belfast City detrás, así como la estación de tren de Sydenham y otros dos equipos locales Dundela FC y Harland y Wolf Welders. Para acceder a él debemos hacerlo por Mersey Street, a través de Parkgate Drive. Sin ascensores y sin una salida de emergencia clara, su tribuna principal está compuesta por una extraña mezcla de ladrillos, madera, metal y plástico de los años 50.

 

 

El Glentoran ganó la Copa de Viena en 1994, convirtiéndose en el primer equipo de Irlanda en ganar un trofeo europeo, aunque como esta competición se llevó a cabo varias décadas antes de la formación de la UEFA, no se reconoce como tal.

Durante los años 60 también disputó la Copa de Campeones de Europa, la Recopa de Europa, y su mejor momento europeo llegó en un encuentro de la Copa de Europa contra el SL Benfica de Eusébio en 1967. La eliminatoria se disputó a doble partido, siendo el primero de local. El Glentoran anotó de penal al principio del partido y resistió durante casi sesenta minutos hasta que el gran Eusébio igualó. El partido terminó 1-1. El partido de vuelta fue en el Estádio da Luz, y se esperaba que el Glentoran se derrumbara bajo la presión, pero de nuevo se mantuvo por un famoso 0-0. El Benfica avanzó a la siguiente ronda solamente por el valor de los goles en campo visitante. Curiosamente el Glentoran fue el primer equipo en perder bajo esta regla y el primer equipo al que no le marca gol el Benfica jugando en casa.

 

 

En 1967, el club dirigió la franquicia de fútbol de los Detroit Cougars en la United Soccer Association, al más puro estilo Manchester City con el New York City. La recién formada liga había planeado una temporada inaugural en 1968, pero cuando la rival National Professional Soccer League anunció la fecha de inicio en 1967 y un contrato de televisión con la CBS, los propietarios de la liga decidieron acelerar su desarrollo importando equipos enteros de Europa y Sudamérica. Las dos ligas se fusionarían eventualmente y formarían la Liga de Fútbol Norteamericana al año siguiente.

No fue hasta la temporada 2002-03 cuándo el club pudo ofrecer de nuevo grandes alegrías a su afición. Durante esa temporada conquistó el campeonato de la Liga Irlandesa, la Copa de la Liga Irlandesa y la County Antrim & District Football Association Senior Shield.

 

 

El gran referente del Glentoran aun a día de hoy es Roy Coyle, ganador de un total de 16 trofeos conseguidos durante sus dos etapas como jugador y entrenador. Jugador que curiosamente se retiró en 1980 tras 5 años en las filas del eterno rival. Aunque el mejor jugador de la historia que ha vestido los colores verde, rojo y negro del Glentoran fue George Best en un partido amistoso contra el Manchester United, para celebrar los 100 años de los “Glens”, y que sirvió para sellar el perdón definitivo del astro norirlandés, después de ser rechazado por el club cuando era un niño. Best se enfrontó ese histórico 14 de agosto de 1982 a sus compañeros de vestuario, ganándoles 2-0.

En marzo de 2003, la junta directiva del club aconsejó a los accionistas de la Glentoran Recreation Company Ltd que vendieran el estadio a un holding inmobiliario llamado Girona ante la difícil situación económica del club. Una campaña llevada a cabo por un grupo de voluntarios llamado Rest In Eas pudo mantener el club en el este de Belfast.

 

 

El 3 de noviembre de 2005, ante la amenaza de un segundo intento de deslocalización un foro de aficionados votó 417-0 a favor de la creación del Glentoran Community Trust, el primer fideicomiso de aficionados que se formó en Irlanda del Norte. Se constituyó oficialmente el 15 de mayo de 2006 y se inscribió en el Registro de Sociedades de Belfast en virtud de las Leyes de Sociedades Industriales y Previsoras de 1965-1978. El 29 de enero de 2008, el GCT dio otro paso histórico para dar voz a los aficionados, cuando uno de sus miembros, Stephen Henderson, fue elegido para el consejo de administración por los accionistas del Glentoran FC.

Los problemas financieros del club pronto volverían a salir a la luz, concretamente el noviembre de 2012, cuando se informó de que la plantilla se había negado a entrenar porque no habían recibido su salario durante dos meses. Si el problema no se hubiera podido solucionar, podría haberse llegado al punto en que los jugadores tendrían derecho a ser liberados de sus contratos. Esa temporada el club tuvo resultados mixtos en los siguientes seis partidos de liga. Tres victorias, un empate y dos derrotas que incluyeron una decepcionante derrota por 2-1 a domicilio ante el Donegal Celtic, dejaron al “Glens” en el quinto lugar de la liga a finales de noviembre, a doce puntos del líder Cliftonville. Finalmente el club pudo hacer frente a los pagos y alejar el fantasma de su desaparición.

 

 

Su reciente estabilidad económica empezó en 2016 cuando Mick McDermott se convirtió en gerente como parte de un acuerdo que involucraba a un grupo de inversionistas que financiaban Glentoran. El 24 de mayo de 2016, el mismo Mick junto a la junta directiva propuso a los aficionados del club la demolición y reurbanización de los terrenos del actual estadio, para poder edificar un nuevo y moderno estadio de base comunitaria en el Parque de Windsor, y la afición curiosamente esta vez aceptó. El 4 de febrero de 2020 el presidente, Stephen Henderson, anunció que el club estaba libre de deuda externa, aunque a día de hoy el proyecto del nuevo estadio sigue sin hacerse realidad, por suerte de los fans del bello The Oval.