El gigante Vedat Muriqi, de la guerra de Kosovo a la Serie A

 

Vedat Muriqi conoce bien el infierno de la guerra y el paraíso del Calcio, un luchador nato que no lo ha tenido fácil pero que ha encontrado la recompensa gracias a su garra y perseverancia. Dos valores que definen perfectamente el estilo de juego de este gigante kosovar de 1,94 metros de altura que golea en la SS Lazio de Roma junto a Ciro Immobile.

 

 

Muriqi nació el 24 de abril de 1994 en la ciudad kosovar de Prizren, hogar que tuvo que abandonar con seis años dirección al exilio, Albania, escapando de los soldados serbios, los mismos que mataron a sus vecinos. Pero Vedat nunca olvidó su hogar y tras la guerra volvió a casa para perseguir su sueño de convertirse en futbolista. En 2005 se enroló en las categorías inferiores del KF Liria y desde entonces su evolución ha sido imparable. Previamente a su llegada a la Serie A jugó en Albania y Turquía, con 26 años marcó 15 goles en la Super Lig de Turquía, en su primera temporada con el Fenerbahçe SK proveniente del Giresunspor Kulübü de la segunda división turca. Anteriormente también jugó con el Teuta albanés.

 

 

Tras jugar con la selección de fútbol sub-21 de Kosovo, y tras obtener la nacionalidad albanesa (sus padres son albaneses), jugó con la selección de fútbol sub-21 de Albania. El 9 de octubre de 2016 debutó con la selección absoluta de Kosovo en un partido de clasificación para la Copa Mundial de Fútbol de 2018 contra Ucrania que finalizó con un resultado de 3-0 a favor del combinado ucraniano tras los goles de Artem Kravets, Andriy Yarmolenko y de Ruslan Rotan. Su primer gol como internacional absoluto lo anotó el 13 de noviembre de 2017, en un partido amistoso contra Letonia.