lunes, noviembre 28, 2022

Expediente Van de Kerkhof, la inexplicable lesión por reflejo

 

Los internacionales neerlandeses Willy y René Van de Kerhof protagonizaron un verdadero Expediente X en un partido de pretemporada disputado el julio de 1979 con el PSV ante un combinado local de Eindhoven. A los ocho minutos del inicio del encuentro René tuvo que abandonar el terreno de juego después de una dura entrada, con la pierna izquierda totalmente inutilizada, mientras que en la segunda parte y también en el minuto 8, su hermano Willy abandonaba el campo con fuertes dolores en la pierna izquierda, ¡y nadie le había tocado!

 

 

En su momento se creyó que la acción se debió a una lesión por reflejo (cuando un gemelo siente lo mismo que su hermano). ¿Hasta qué punto esa afirmación tan idílica, de sentir lo que otro siente es cierta? Lo sentimos por Willy, el mito fue derribado científicamente.

El mazazo definitivo sobre una de las leyendas más populares queda resuelto por la acción de la epigenética, es decir, por todos y cada uno de los factores no genéticos que intervienen durante el desarrollo de un individuo, desde el óvulo hasta el envejecimiento de la persona. Dicho en otras palabras, el estudio del King College de Londres realizado en 2014 afirma que la sensibilidad al dolor se altera por el entorno y el estilo de vida de una persona a lo largo de su existencia.

Así pues, ¿Willy engañó a sus compañeros de equipo y público asistente para irse con su hermano?