domingo, diciembre 4, 2022

¿Desde cuándo y por qué las estrellas llevan el dorsal 10?

 

El número 10 con el paso del tiempo se ha convertido en algo más que un dorsal, es prácticamente un sello distintivo de magia y creatividad. Pero, ¿a partir de qué momento pasó a ser el número deseado por el jugador más talentoso de cada equipo?

A partir del Mundial de Brasil 1950, los titulares empezaron a llevar números del 1 al 11. Cuatro años más tarde, en Suiza 1954, ya debían tener un dorsal fijo durante todo el torneo. Pero fue en Suecia 1958 cuando el 10 obtuvo su popular vínculo con el talento.

 

 

La canarinha envió la lista de convocados sin hacer constar la numeración. El comité organizador no tuvo más remedio que asignar aleatoriamente los dorsales. Así, al guardameta brasileño le tocó el 3 y el 10 fue a parar a un delantero juvenil de 17 años, de nombre Edson Arantes do Nascimiento. Pelé acabaría levantando la Copa del Mundo y siendo el segundo pichichi del torneo. Todo con el 10 en la espalda, un número que no volvería a ser el mismo.