Enzo Francescoli, el «10 granata» del Torino Football Club

 

Turín también pudo degustar el elaborado fútbol del mítico Enzo Francescoli, sin duda alguna uno de los jugadores más grandes que ha dado la historia de Uruguay y el fútbol. Todo gracias a la participación del presidente del Torino Football Club, Roberto Goveani, en una operación curiosamente cerrada en territorio norteamericano, Washington.

Enzo, de ascendencia italiana, venía de ser el protagonista de las victorias de Uruguay en la Copa América en el 83, 87 y 95. Su leyenda nació con la camiseta del Montevideo Wanderers, antes de trasladarse a Francia e Italia. Desgraciadamente vistió la camiseta del Toro por un corto período de tiempo, fue durante la temporada 1993-1994.

Llegó procedente del Cagliari, conjunto que lo fichó posteriormente a su participación en el Mundial de Italia 90, y en el que se erigió en ídolo durante tres temporadas.

 

 

Con «I granata«, participó en veinticuatro partidos, marcando tres goles. Siempre luciendo el número 10 sobre sus hombros. En el torneo de Copa Italia, tan solo participó en 5 partidos. Francescoli durante esta etapa tuvo que retroceder su posición en el campo debido al alto ritmo competitivo y a causa de su edad que empezaba a hacer mella con diversos dolores y molestias que impedían a Emiliano Mondonico utilizarlo continuamente.

 

 

Enzo no solamente aportó talento en el terreno de juego sino que formó un grupo y actuó como un referente para los jóvenes. En 1994 regresó a Argentina, al Río de la Plata. Pero aún hoy un icono indeleble del fútbol. Enzo Francescoli: El Príncipe Celestial que «secuestró» los corazones de los «tifosi» del Torino FC.