sábado, febrero 4, 2023

Entrevista con Julio Ferrer, autor del libro “D10S, miradas sobre el mito Maradona” 

 

“D10S, miradas sobre el mito Maradona”, del periodista y escritor Julio Ferrer, es una obra perfecta para entender mejor la dualidad futbolista y héroe/mito del pueblo (más allá de Argentina) del eterno 10. En ella podremos profundizar en su figura gracias a los más de 80 testimonios de personalidades relacionadas con su universo, e imágenes de fotoperiodistas como Ricardo Alfieri, José Pepe Granata y Renzo Gostoli. Además encontraremos el prólogo de Fernando Signorini, preparador físico personal y persona clave en la vida deportiva de Diego.

Otros de los nombres destacados en “D10S, miradas sobre el mito Maradona” son los periodistas Víctor Hugo Morales, Guillermo Blanco, Ernesto Cherquis Bialo, Horacio Pagani, Adrian Paenza, Alejandro Dolina, el italiano Gianni Mina, futbolistas y dirigentes argentinos como Claudio Paul Caniggia, Héctor Enrique, Miguel Brindisi y César Luis Menotti, entre otros. También amigos y referentes de los derechos humanos como la presidente de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, entre otras personalidades.

 

 

336 páginas de imprescindible lectura para cualquier seguidor maradoniano en las que el escritor y periodista Julio Ferrer se adentra de una manera diferente y original al extenso universo del astro argentino, incluso repasando las interminables batallas y encrucijada de Diego Armando Maradona contra los grandes magnates y burócratas de la FIFA.

Julio Ferrer ha sido colaborador en los diarios Pagina12, Tiempo Argentino y El Día; en las revistas La Pulseada, y Contraeditorial, entre otras. Algunos de sus libros son “Osvaldo Bayer Íntimo. Conversaciones con el Eterno Libertario” (2012), “Stella Calloni Íntima. Una cronista de la Historia” con prólogo de Fidel Castro (2013), “El Oficio de Periodista” (2016), “Gregorio Selser. Una leyenda del periodismo latinoamericano” (2018), “Fidel Castro en la memoria Argentina” (2019), y «Maradona, fútbol y política» (2021).

A continuación os ofrecemos en exclusiva nuestra entrevista con el autor Julio Ferrer, publicada originalmente en nuestra revista número 1 (enero de 2021).

 

¿Qué se ha muerto en el mundo del fútbol con el fallecimiento de Diego Armando Maradona?
Todas las preguntas que le hizo el fútbol a Maradona, este las respondió con un 10. El histórico periodista argentino Alejandro Apo lo definió como “El inventor de la pelota”. Maradona siempre fue el símbolo sublime indiscutido de jugador: belleza y habilidad, táctica, estrategia, ubicación, eficacia, juego colectivo, guapeza y liderazgo en una sola persona. Inigualable y único. Con la partida física de Maradona, se fue parte del fútbol mundial… ya nada será igual.

 

¿Y en el mundo político?
Seguramente el mundo político que defiende las causas populares lo llorará siempre. Diego tuvo un crecimiento y madurez política en defensa de grandes líderes latinoamericanos que devolvieron la dignidad y esperanza por un mañana mejor como el “Che” Guevara, Fidel Castro, Hugo Chávez, Néstor Kirchner, Cristina Fernández, Evo Morales, Lula Da Silva, Nicolás Maduro, entre otros. También serán recordadas sus batallas contra los magnates y burócratas del fútbol mundial que no toleraban que ese niño surgido de las zonas más pobres de Buenos Aires, convertido en un D10S deportivo, desafiara el poder corrupto en defensa de los intereses de los futbolistas. No hubo en la historia del fútbol mundial un deportista de la dimensión de Maradona que hiciera algo similar, que se enfrentara con los poderes establecidos hasta las últimas consecuencias. Otro de los motivos que lo convirtieron en un guerrero noble y épico.

 

¿Cómo valoras la reacción de la sociedad argentina ante su muerte? ¿Lo supieron querer lo suficiente en vida?
La sociedad argentina lloró al ídolo máximo porque su fútbol regaló alegría y logros deportivos que llevaron a la Argentina a ser un referente de este deporte que apasiona a multitudes. A Maradona lo lloran la clase pobre y los pudientes, las distintas ideologías y credos religiosos. Siempre fue así y pudo verse en las distintas manifestaciones de dolor durante su de despedida en Casa de Gobierno. Diego será amado incondicionalmente por el pueblo argentino, el napolitano e infinidad de pueblos del mundo que se verán reflejados en sus proezas deportivas y en sus resurrecciones personales.

 

¿Ha sido Maradona el único gran futbolista sometido a la crueldad de los medios de comunicación en su vida profesional y privada, y al escrutinio popular desde sus inicios hasta el último de sus días?
Sin duda, la figura de Diego Armando Maradona es una fuente inagotable para los distintos medios de comunicación tantos gráficos, radiales, televisivos o digitales. También mostró las dos caras de esta profesión, la de informar e intentar mostrarle al público una noticia que permita disfrutar o reflexionar sobre el personaje y su contexto; o la otra, que es la de desinformar y vender una noticia donde el golpe bajo y la mentira sea la esencia y la perfecta manipulación de los hechos. Para alivio del periodismo, hubo honrosas excepciones que escribieron textos sobre Maradona que hoy pueden considerarse de gran valor histórico.

 

 

 

¿Crees que esta persecución mediática, a la que fue sometido a lo largo de su vida, fue una venganza del “poder” por su rol antisistema siempre desafiante?
Absolutamente. Pero para estos canallas y falsos moralistas que inundan las esferas del poder, del periodismo, del fútbol y de la sociedad que le hicieron la vida imposible a Maradona, les respondo con un fragmento del prólogo que me regaló Fernando Signorini para mi libro, histórico preparador físico con quien compartieron vida y fútbol en Barcelona, Nápoles, distintos clubes argentinos y la Selección Argentina: “Quiero compartirles una última reflexión: es muy posible que en aquellos lejanos días de la Grecia pretérita -anterior aún a los filósofos- alguien haya pensado en cómo sería el mundo en ese remoto futuro del año 2000 DC, pues bien; casi 3 milenios después, aquel lejano presente se ha transformado en remoto pasado, sin embargo, las hazañas del hijo de Sísifo y Anticlea, nacido en Ítaca y esposo de Penélope, han llegado hasta nuestros días gozando de maravillosa salud y es obvio que nadie recuerde el nombre de ninguno de sus detractores -que eran muchos- Tengo para mí, que al primer hijo varón de Dalma Franco y Diego Maradona nacido en Fiorito, le espera el mismo, cósmico destino. De tal manera que, cuando llegue ese remoto futuro que es para nosotros el año 15000 DC, su nombre y sus formidables malabarismos seguirán siendo recordados con idéntica admiración y genuino deleite. Como para entonces, este, nuestro presente se habrá transformado en remotísimo pasado, nadie, absolutamente nadie de quienes habiten el planeta en ese tiempo sideral, podrá conocer el nombre de ninguno de los actuales detractores del autor del “Mejor gol de los Mundiales”, por una simple razón, todos y cada uno de ellos, será casi seguramente olvidado en el trayecto que va del velatorio al cementerio, hecho absolutamente normal a todo pseudo moralista, pusilánime y miserable».

 

¿Crees que el Maradona futbolista fue lo que fue por sus condiciones físicas o su fortaleza psicológica?
Distintos médicos o masajistas que trataron a Maradona descubrieron que tenía una genética que lo diferenciaba de cualquier atleta de alto rendimiento, así lo sostuvieron Roberto Paladino, Nestor Lentini, Raúl Madero, Rubén Darío Oliva, Galíndez (Argentina), Salvatore Carmando (Italia), González Adrio (España), entre muchos otros. Es más, el doctor Antonio Dal Monte, un especialista del Comité Olímpico Nacional Italiano, le dijo a Fernando Signorini que Maradona hubiera sido un excepcional piloto de guerra porque tenía una inusual vista periférica. Por eso preguntaban si tenía ojos en la nuca. El mismo Dal Monte decía que la capacidad de reacción al estímulo que tenía Diego era más veloz que la de los mejores atletas del mundo. A su condición física, hay que sumarle su fortaleza psicológica reflejada en su descomunal talento, su esfuerzo y su voluntad en cada entrenamiento y partido. Logró ser el número uno del fútbol mundial y seguir amando apasionadamente a la pelota. En este trabajo de fortaleza psicológica fueron muy importante sus padres Doña Tota y Don Diego y su amigo y preparador físico personal Fernando Signorini, entre algunos pocos más.

 

¿En qué tipo de símbolo crees que trascenderá?
Diego Armando Maradona es un símbolo que pasó a la inmortalidad. Seguirá siendo un personaje fascinante por lo futbolístico, lo humano y lo político. Razones por lo que seguirá siendo retratado desde distintas disciplinas como la literatura, las ciencias sociales, el cine, el teatro, la pintura, la música y tantas otras. También por la pasión y devoción que seguirá despertando no solo en la tierra que lo vio nacer, Argentina, sino también sobre millones de personas en todo el mundo. Razones que lo convierten en un mito o en un Dios que conmueve tanto a creyentes, ateos, agnósticos y de otros credos. Quizás ese amor reverencial que sienten por él es porque su esencia y espíritu vivirá en el sentir popular eternamente.

 

 

“D10S Miradas sobre el mito Maradona” consta de 83 testimonios, ¿nos ayuda tu libro a profundizar en el valor de la frase “El Diego de la gente”?
En el libro conviven distintas figuras del mundo que fueron parte de la vida deportiva e intima de Maradona, y son testimonios en un orden cronológico que van desde toda su etapa como futbolista y también toda la etapa como director técnico. Periodistas como Víctor Hugo Morales, Guillermo Blanco, Ernesto Cherquis Bialo, Horacio Pagani, Adrian Paenza, Alejandro Dolina, el italiano Gianni Mina, futbolistas y dirigentes argentinos como Claudio Paul Caniggia, Héctor Enrique, Miguel Brindisi, César Luis Menotti, Miguel Angel López o extranjeros como El Pibe Valderrama, Careca, Alemao, Gianfranco Zola, Migueli Bernardo Bianquetti, Juan Carlos Chechu Rojo José Vicente Tente Sánchez, Marcos Alonso, Bernd Schuster, Davor Sukerm Juan Carlos Unzué, Alfonso Cortizo Cabrera, Ottavio Bianchi y Rino Marchesi, entre otros. Todos ellos dejaron una semblanza sobre Maradona con algunas anécdotas, pero además de destacar la belleza inigualable de su fútbol, se centran en el Diego y su calidez humana, el Diego amigo, compañero, el Diego familiero, sensible y apasionado. Quizás el Diego menos conocido por muchos, pero que también muestra su grandeza y su aura espiritual.

 

Tu obra fue escrita para celebrar el sesenta aniversario del astro argentino, y se ha acabado convirtiendo en el último libro publicado sobre su figura justo antes de su muerte. ¿Difícil de gestionar a nivel emocional?
Ahora que Diego paso a la inmortalidad, y el dolor es insoportable, una vez más le digo gracias por todo y que este libro busca ser un pequeño y sincero homenaje a su vida toda. Al artista por excelencia del fútbol mundial. Al guerrero que resurgió de mil batallas. Al soñador indomable que conquistó gestas deportivas épicas regalando infinita alegría a la gente con su zurda mágica e irrepetible.

 

¿Cuándo empezó tu admiración por Diego? ¿Cuál ha sido tu relación con él?
Tengo 44 años y crecí amando a Diego. Su vida deportiva me transporta a los mejores recuerdos de mi existencia: con 10 años, estar con mi viejo, el Bocha, y otros amigos, saltando de alegría con el campeonato mundial logrado en México 86; disfrutar también con mi viejo los domingos temprano mirando a Diego en el Napoli hacer magia y lograr una revolución deportiva con los Scudettos y otras copas para el sur pobre de Italia; llorar con amigos cuando vimos las lágrimas de Diego en la final perdida contra Alemania en Italia 90; maldecir por la injusticia cuando a Diego le cortaron las piernas en el Mundial de los Estados Unidos del 94. Seguir disfrutando de su inigualable fútbol en el Sevilla de España, Newell’s Old Boys o el Boca Juniors de Silvio Marzolini, Bilardo y el Bambino Veira, y rendido de emoción cuando se despidió en la Bombonera con otra de sus frases memorables: “La pelota no se mancha”. Tuve un pasado futbolista, hice las infantiles en Estudiantes de La Plata (club de la cual soy hincha), luego jugué hasta la 5 División en Gimnasia (histórico rival del “Pincha”). Seguí en Cambaceres (en ese entonces, Primera C) y tuve un breve paso por Arsenal de Sarandí (mientras estaba en la B) hasta que cuestiones familiares me obligaron a abandonar el fútbol. Conozco el mundo futbolero porque lo disfrute y lo sufrí tanto como jugador y como hincha. En septiembre del 2019, Signorini me regaló uno de los momentos más emotivos de mi vida, porque hizo posible que conociera personalmente a Diego en mi ciudad de La Plata, mientras dirigía un entrenamiento de su nuevo club, Gimnasia y Esgrima. Luego de ese encuentro especial con Diego, conversé con Fernando y le propuse hacer juntos un libro donde distintas voces hablaran de su relación con el Diez en homenaje a sus 60 años de existencia. De esta manera nació “D10S. Miradas sobre el mito Maradona”.

 

¿Ha sido su vida deportiva un sueño de película?
La vida deportiva de Maradona puede considerarse un sueño de película porque logro convertirse en el número uno del fútbol mundial. Pero lamentablemente ese Olimpo Deportivo que todo mortal aspira alcanzar lo convirtió en una especie de Dios que no le permitió vivir con aciertos y errores como cualquier ser humano. Él luchó contra viento y marea para poder lograr un poco de paz y tranquilidad para su vida, pero los siniestros oportunistas de siempre, disfrazados de amigos o empresarios, no lo dejaron tranquilo y no le permitieron poder disfrutar del amor y cariño de sus seres queridos y el pueblo. Últimamente en sus ojos, que siempre mostraron carisma arrollador y desafío constante, se podía observar un dejo de tristeza, la mirada algo perdida. Soportó estoicamente su vida como buen guerrero que era hasta que su espíritu indomable dijo basta y pasó a la inmortalidad. Con respecto a su muerte, esa figura endiablada, injusta, tomó lo que expresó su amigo entrañable Héctor “El Negro” Enrique, compañero del seleccionado campeón Mundial de México 86: “No tengo dudas de que Diego gambeteó a la muerte, le tiró dos caños de ida y de vuelta, nos dejó la pelota a nosotros y se quedó con los viejos y el otro Dios a descansar”.

 

¿Cómo conseguir tu libro más allá de Argentina?
Por ahora el libro fue publicado por Octubre, editorial argentina. Ojalá puedan venir algunas ofertas de futuras ediciones en otros países.