El “misterio” de la camiseta de la Fiorentina con Super Mario

 

Los tres uniformes de la marca FILA para la ACF Fiorentina con el patrocinio de Nintendo estampado en su parte frontal son uno de los modelos de camiseta más codiciados actualmente por los coleccionistas. Pero estas variantes que os mostramos a continuación tienen un atractivo especial, la inclusión del personaje estrella de la marca nipona de videojuegos, el mítico Super Mario.

 

Imagen propiedad de Cult Kits.

 

En 1998 se lanzó una edición muy limitada de la Game Boy Pocket que hasta poco se creía que había sido exclusiva del mercado italiano. Nintendo, la ACF Fiorentina y la compañía de juguetes GiG acordaron el lanzamiento de una edición especial del Game Boy Pocket que solo comprendió un tiraje numerado de 300 unidades, pero presentaron un error al mostrar el número de unidad sobre 3000 y no sobre 300. Asimismo, cada consola portátil plateada cuenta en la parte de en medio con el escudo del equipo italiano de futbol y el paquete incluye los juegos “Super Mario Land” y “Soccer”. Dada la cantidad limitada que se lanzó al mercado, hoy es uno de los productos más raros para los coleccionistas de videojuegos.

Para conmemorar el evento se rumorea que algunas camisetas no solo llevaron el patrocinio de Nintendo, sino también al fontanero italiano serigrafiado, aunque se dispone de muy poca información acerca de ello.

 

 

 

Lo cierto es que dando un vistazo a diversas plataformas de compra venta de material retro, no solo encontramos la camiseta suplente de la Fiorentina que se usó de 1997 a 1999 con el fontanero serigrafiado, sino que también encontramos el uniforme titular ¡y fabricado por FILA México!

 

 

¿Se trata de una camiseta falsa o de una auténtica pieza de coleccionista? Lo que sí que está claro es que ambos modelos de camiseta se venden por más de 6.000 dólares actualmente en el mercado de compra venta de segunda mano, mientras que el pack de Game Boy Pocket de edición limitada y numerada de la Fiorentina llega a los 2.250 dólares.

 

Muchas gracias a David Jones, Rob Kocur y Josh Warwick de Cultkits.com por darnos a conocer esta fantástica anécdota.