El Football Club Internazionale Milano de los 7 magníficos

 

El Football Club Internazionale Milano durante la temporada 1999-2000 disfrutó de una de las mejores plantillas de la historia del fútbol, en la que destacaban en especial 7 grandes futbolistas: Zamorano, Ronaldo, Recoba, Roberto Baggio, Seedorf, Zanetti y Vieri. Junto a ellos otros grandes nombres como Peruzzi, Blanc, Iván Córdoba, Taribo West, Panucci, Di Biagio, Paulo Sosa, Cauet, Jugovic, Gilberto, Moriero y Mutu completaban una plantilla de ensueño.

 

 

A las sensibles bajas de Pagliuca, Djorkaeff, Taribo West, Aron Winter, Zé Elias y Simeone, Massimo Moratti decidió tirar de talonario con la llegada de Marcello Lippi al banquillo para dirigir a una legión de estrellas. Solo Christian Vieri ya costó 49.000.000 de euros, cifra récord mundial en aquella época. Las otras compras fueron Di Biagio, Peruzzi, Blanc (capitán de la selección francesa), Panucci, Jugović, y en el mercado de fichajes de invierno se incorporaron Iván Córdoba y Seedorf, y el que salió fue el uruguayo Paulo Sosa. El joven Andrea Pirlo fue cedido aquella temporada a la Reggina.

 

 

Vieri demostró ser un excelente goleador, marcando cinco goles en el primer mes de Serie A, lo que llevó al Inter a lo más alto de la clasificación. Sin embargo, al llegar el otoño, el equipo lo perdió a él y a su compañero, Ronaldo, por fuertes lesiones: El Lazio y la Juventus le superaron, dejando al equipo de Lippi en una cuarta posición final.

Tras la temporada regular, el Inter se impuso al Parma en una eliminatoria que le otorgaba la última plaza de la Liga de Campeones: El Inter se impuso por 3-1, con dos goles de Roberto Baggio en su última aparición con el equipo. El Inter también tuvo la oportunidad de ganar un trofeo, pero fracasó, al perder la final de la Coppa Italia ante el Lazio por un global de 2-1.