Didier Drogba, mito y leyenda de Costa de Marfil

 

Didier Drogba aún sigue presente en la memoria de la gran mayoría de defensas que lo enfrentaron en un terreno de juego, sin duda alguna uno de los mejores delanteros que nos regaló África a principios de este siglo XXI. La carrera deportiva del «Elefante» marfileño transcurrió en el Le Mans, EA Guingamp, Olympique de Marsella, Chelsea, Shanghai Greenland Shenhua, Galatasaray, Montreal Impact y Phoenix Rising. Consiguiendo diversos títulos y distinciones, especialmente en Londres y Estambul.

El día 24 de enero de 2007, el «Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo» lo nombró «Embajador de Buena Voluntad». Su participación en la lucha por la paz propició que fuera escogido como una de las 100 personas más influyentes de 2010, según Time Magazine.

En el ámbito de selecciones, participó con el combinado de Costa de Marfil en los Mundiales de Alemania 2006, Sudáfrica 2010 y Brasil 2014. Sin embargo, nunca consiguió el pase hacia los octavos de final. La cosa varió en la Copa de África donde fue finalista en dos ocasiones en Egipto 2006 y Gabón y Guinea Ecuatorial 2012, pero perdió contra la anfitriona Egipto y Zambia respectivamente en la tanda de penaltis. El resto de participaciones se saldaron con una semifinal en Ghana 2008 y dos cuartos de final en Angola 2010 y Sudáfrica 2013. Fue el capitán de su país y es el actual máximo anotador de la selección de Costa de Marfil.

 

 

Un difícil comienzo en tierras francesas

Didier Yves Drogba Tébily nació el día 11 de marzo de 1978 en Abiyán (Costa de Marfil). De niño, se mudó a Francia, ya que sus padres perdieron su empleo en su país natal. Comenzó su andadura en el fútbol en las categorías inferiores de Levallois SC, club semiprofesional francés. Su buen rendimiento sobre el verde llamó la atención de su entrenador, marcando muchas dianas en el juvenil, y posteriormente ganándose un lugar en el primer equipo a los 18 años de edad. No obstante, no entró en los planes del técnico Jacques Loncar.

Más tarde, firmó un contrato con el Le Mans de la Ligue 2 donde protagonizó una buena temporada, aunque en la siguiente perdió la titularidad frente a Daniel Cousin, debido a una lesión. Didier sacó el orgullo que llevaba dentro, perforando el arco rival en cinco ocasiones. Los ojeadores del EA Guingamp se interesaron en ficharlo para su plantel y fue traspasado al EA Guingamp por 80.000 libras esterlinas.

Durante la campaña 2001/02, empezó con dudas su estancia en el Guingamp, anotando solamente 3 goles en 11 partidos. Su cuerpo técnico no estaba satisfecho con su juego. En el ejercicio 2002/03, mejoró su fútbol, marcando 17 tantos en 34 eventos disputados, y ayudó a su club a concluir en séptimo lugar de la Ligue 1. De esta manera, el Olympique de Marsella ofreció 3,3 millones de libras esterlinas al EA Guingamp para hacerse con sus servicios.

Con los de Marsella, Drogba cuajó una extraordinaria temporada 2003-04, perforando el arco rival en 19 ocasiones en Ligue 1, en 5 en la Liga de Campeones y 6 en la Copa de la UEFA. De esta forma, fue nombrado mejor jugador del año de la liga francesa de fútbol.

 

 

Un símbolo del Chelsea FC

El Chelsea FC abonó una cantidad de 24 millones de libras esterlinas por su fichaje. Drogba se convirtió en un ícono del club londinense. Durante su primera etapa con los blues anotó 157 goles, la mayoría de bella factura. Su estilo de juego se caracterizaba en aprovechar su poderosa envergadura y velocidad para desmarcarse.

Con los «blues», ofreció grandes jornadas en Stamford Bridge, desplegando un excelente fútbol ofensivo. Como jugador del Chelsea FC, conquistó cuatro Barclays Premier League (2004-05, 2005-06, 2009-10 y 2014-15, cuatro FA Cup (2006-07, 2008/09, 2009-10 y 2011/12), la Community Shield 2005 y 2009, tres Copas de la Liga en 2004-05, 2006-07 y 2014-15 y una UEFA Champions League en 2011-12.

Su partido más especial tuvo lugar el día 19 de mayo de 2012 en el Allianz Arena de Múnich. El Chelsea y Drogba se coronaron campeones de Europa por primera vez, después de tumbar al Bayern de Múnich en la lotería de los penaltis. En los 90 minutos reglamentarios, Thomas Müller desniveló la contienda a favor de los bávaros 1-0. No obstante, cuando parecía que ganarían los de Múnich, apareció la magia de Didier Drogba para nivelar la final 1-1 y forzar el tiempo extra con un fuerte disparo por toda la escuadra. Además, tuvo tiempo de trasformar el quinto penalti de la tanda para dar la Champions a los discípulos de Roberto Di Matteo.

 

 

Más éxitos en el Galatasaray y regreso a Stamford Bridge

En el año 2012, cambió de aires para empezar una nueva aventura en la liga china, vistiendo la camiseta del Shanghái Shenhua. Posteriormente, estuvo dos años en el Galatasaray, logrando una Superliga de Turquía en 2013, una Copa de Turquía en 2014 y una Supercopa de Turquía en 2013.

El día 25 de julio de 2014, se hizo oficial su vuelta al Chelsea con carta de libertad. Pasó una espléndida segunda juventud en Londres, anotando un gol de penalti en un encuentro de la Copa de Europa ante el NK Maribor, pasando por encima del conjunto esloveno por un contundente 6-0. Un año más tarde, se produjo su salida del Chelsea, jugando su último choque en Stamford Bridge. Fue sustituido a los 30 minutos del primer acto y todos sus compañeros de equipo le llevaron en brazos hacia el banquillo por todo lo que había dado a los «blues», concluyendo el ejercicio 2014/15 con 7 dianas entre todas las competiciones. Con los londinenses, introdujo el esférico al fondo de la red en 164 ocasiones en su carrera como jugador de fútbol.

 

 

La retirada de una leyenda de África

Entre las campañas 2015 y 2016 militó en la MLS (Major League Soccer), defendiendo los colores del Montreal Impact. Su fútbol impresionó a Estados Unidos, logrando el hat-trick más rápido de un debutante. Poco después, marcó 12 goles en 13 duelos disputados con los de Canadá a sus casi 38 años. Durante toda su trayectoria, anotó 304 dianas. Finalmente, Drogba colgó las botas, cuando militaba en el Phoenix Rising de la Championship de Estados Unidos en el año 2018, del que también es accionista, marcando 16 goles. Toda una leyenda del fútbol.

 

 


Joan Antoni Perelló