Dick Kerr Ladies FC

El éxito de las Dick, Kerr’s Ladies FC y la prohibición del fútbol femenino en Inglaterra

 

El Dick, Kerr’s Ladies Football Club, fue un club de fútbol femenino que marcó una época brillante en la Gran Bretaña de los años 20. Este equipo, que a pesar de su éxito nunca llegó a la total profesionalización, surgió a finales del mes de septiembre de 1917 en la fábrica de armamentos Dick, Kerr de la ciudad de Preston. Se caracterizaba por sus entrenamientos profesionales, su elevada calidad técnica, la capacidad para atraer miles de espectadores y sus fichajes a golpe de talonario.

Un partido contra una selección femenina francesa en Stamford Bridge, y la posterior difusión de imágenes a través de los noticiarios cinematográficos Pathé, activó su fama a nivel nacional. Después de aquella magnífica campaña de marketing de la época, numerosos clubes empezaron a surgir siguiendo su ejemplo. Pero el punto álgido para la edad dorada del fútbol femenino británico, fue el partido disputado durante el Boxing Day de 1920, cuando las Dick, Kerr’s Ladies fueron capaces de derrotar al St. Helen’s Ladies en Goodison Park ante 53.000 espectadores, mientras que unas 14.000 personas se quedaban fuera del estadio sin conseguir entrada.

Un año después las Dick, Kerr’s Ladies jugaron 67 partidos ante un público total de unas de 900.000 personas, sumando todas las asistencias a sus partidos. Su principal estrella fue Lily Parr (1905-1978) que aseguraba haber marcado más de 1.000 goles durante las tres décadas que permaneció en activo. Cabe destacar que es la primera mujer incluida (de manera póstuma) en el Salón de la Fama del Fútbol Inglés (2002), además de ser curiosamente la primera mujer expulsada de un partido de fútbol.

 

 

La enorme cantidad de dinero, público y atención mediática generada por el fútbol femenino comenzó a preocupar a los dirigentes de la Football Association (FA), que respondieron el 5 de diciembre de 1921, afirmando que el fútbol era un deporte inadecuado para las mujeres, y prohibiendo a sus clubes afiliados ceder los estadios para disputar partidos de fútbol femenino. Los médicos se sumaron a la causa y también expresaron su opinión respecto al carácter nocivo del fútbol para el frágil físico femenino, que según ellos ponía en peligro la capacidad de procrear de las mujeres.

La mayoría de clubes femeninos desaparecieron, pero el Dick, Kerr’s Ladies FC aguantó yendo de gira en Canadá y en Estados Unidos, aunque algunos partidos tuvieron que cancelar por la presión ejercida por la FA. El equipo sobrevivió hasta 1965 bajo el nombre de Preston Ladies FC. La mayoría de los otros equipos femeninos, sin embargo, no contaban con el capital del Dick, Kerr’s Ladies FC y dejaron de existir. Aunque parezca increíble, hubo que esperar hasta la primera Copa del Mundo que ganó Inglaterra en 1966 para que el fútbol femenino reavivara el país.

En 1969, se formó la Asociación Femenina de Fútbol y en 1971, medio siglo después de la prohibición, la FA finalmente permitió que los estadios de sus clubes miembros albergaran partidos femeninos de nuevo.