domingo, diciembre 4, 2022

David Ginola en el FC Barcelona, historia del no fichaje

 

David Ginola estuvo muy cerca de fichar por el FC Barcelona tras ganar el título de Ligue 1 de la temporada 1993-1994 con el París Saint-Germain, y convertirse en el jugador francés del año la 1994-1995. La estrella gala tenía claro que su próximo destino tenía que ser el Dream Team de Johan Cruyff, obviando en un primer momento las ofertas del Arsenal y el Newcastle. Previamente, el Real Madrid también intentó su fichaje.

Johann Cruyff lo quería en el FC Barcelona, y el PSG había aceptado el traspaso, pero antes el club blaugrana tenía que desprenderse de Hristo Stoichkov o Gheorghe Hagi. David Ginola, que en 1994 ya estuvo muy cerca del Real Madrid de Benito Floro, tenía su corazón puesto en el Camp Nou. Pero cuando se hizo evidente que el FC Barcelona no era capaz de gestionar las salidas del búlgaro y el rumano, Kevin Keegan lo convenció para que acabara fichando por el Newcastle United.

 

 

«Estuve muy cerca de jugar la liga española. El PSG rechazó la oferta del Madrid. Había llegado Luis Fernández y me dijo: «Quiero que sigas aquí, que tú seas mi capitán porque vamos a jugar la Liga de Campeones y necesito que te quedes». Al final de temporada pude firmar con el FC Barcelona. Le dije a Cruyff que genial, pero había cinco o seis extranjeros en aquella época en la plantilla, rechacé todas las ofertas esperando la llamada de Cruyff. Y cuando me llamó y me dijo que no, fue una decepción, y me encontré en una situación incómoda en París. Mi carrera habría tenido otra repercusión en Madrid o Barça. En el Bernabéu había una energía especial, vibraciones positivas, como en el Camp Nou. Te sentías capaz de dar lo mejor, hay estadios que no te transmiten nada, pero cuando pisaba el Bernabéu y el Camp Nou tenía ganas de demostrar a toda esa gente lo bueno que podía ser, de dar espectáculo».

David Ginola que acabó fichando con el Newcastle, recibió una llamada nocturna del Arsenal el día antes de la firma del contrato, le querían en Highbury. «Había dado mi palabra al Newcastle y me fui allí», recuerda el exinternacional francés.