domingo, diciembre 4, 2022

Cracks que nunca han jugado un Mundial

 

¿Cracks que nunca han jugado un Mundial? Por diversas razones grandes futbolistas nunca han tenido la oportunidad de participar en una cita mundialista. El motivo más frecuente ha sido el hecho de defender la camiseta de un combinado nacional con insuficiente potencia para colarse entre los finalistas de un Mundial, aunque para algunos eso no fue un problema. Véase el caso de Mohamed Salah con Egipto, Dwight Yorke con Trinidad y Tobago o «El Mágico» González con El Salvador, entre otros.

 

Djalminha – Brasil

En 2002, el seleccionador Luiz Felipe Scolari incluyó a Djalminha en la lista de convocados. Sin embargo, fue vetado semanas después por propinar un cabezazo a Javier Irureta, en un entrenamiento del Deportivo de la Coruña. En su lugar, el entrenador brasileño llamó a Kaká, que jugaba en São Paulo y de tan solo 20 años.

 

Eric Cantona – Francia

Tras la eliminación de Francia a manos de la Bulgaria de Hristo Stoichkov, en el partido decisivo para formar parte del elenco de selecciones que participarían en la fase final del Mundial de Estados Unidos de 1994, Cantona tenía todo para brillar en la Copa del Mundo de 1998. Sin embargo, agredió a un fanático del Crystal Palace en 1995 con su famosa patada, y terminó siendo suspendido por nueve meses. Sin poder jugar, The King perdió su puesto en la selección francesa, Zinedine Zidane emergió, y el resto es historia.

 

Ryan Giggs – Gales

Con 35 grandes títulos, el jugador más premiado del fútbol inglés y del Manchester United nunca estuvo en un Mundial. En su currículum se cuentan 13 títulos de la Premier League, cuatro Copas de Inglaterra, cuatro Copas de la Liga Inglesa, diez Supercopas de Inglaterra, dos Ligas de los Campeones y una Copa de la UEFA.

 

Alfredo Di Stefano – Argentina/España

Considerado el cuarto mejor jugador del siglo XX, según la IFFHS, detrás de Pelé, Cruyff, Beckenbauer y delante de Maradona. Nunca actuó en un Mundial por diversos motivos como la Segunda Guerra Mundial, lesión y la eliminación española a manos de Turquía en el ’58.

 

George Weah – Liberia

El único Balón de Oro africano no pudo alcanzar su sueño de jugar un Mundial con su país. Pese a haber nacido en Liberia, siempre fue tanteado para formar parte de la selección francesa, algo que nunca aceptó. En 1996 él solo financió toda la preparación de Liberia para clasificarse en las eliminatorias para el Mundial de 1998, y se quedó a tan solo un punto del sueño. El amor por su país le valió para ser elegido presidente de Liberia en 2018.

 

László Kubala – Hungría/Checoslovaquia/España

Leyenda del FC Barcelona, húngaro de nacimiento, y también convocado por Checoslovaquia y España, nunca consiguió participar en una cita mundialista a causa de la Segunda Guerra Mundial y las lesiones. En 1962 los españoles esperaban contar con él en la cancha. Sin embargo, las lesiones no le permitieron estar entre los convocados de Helenio Herrera.

 

George Best – Irlanda del Norte

Considerado el mejor futbolista de la historia de Irlanda del Norte y leyenda eterna de Old Trafford, nunca disputó un Mundial porque su selección no pudo clasificarse.

 

Bernd Schuster – Alemania

Pese a jugar con los tres clubes más importantes de España (Real Madrid, Barcelona y Atlético de Madrid) y llegó a ser considerado uno de los mejores jugadores de la década de los 80, no jugó ni un solo Mundial. ¿Motivos? Rechazó la convocatoria para los últimos partidos de las eliminatorias para la Eurocopa 1984 debido al nacimiento de su hijo, y fue apartado de la selección. Volvió a recibir una oportunidad en 1984, pero sus desacuerdos con Karl-Heinz Rummenigge, Uli Stielike, Paul Breitner y el entrenador Jupp Derwall, lo forzaron a alejarse antes de la celebración del Mundial de México de 1986. Posteriormente, fue ignorado por la selección durante toda una década, a pesar de ser uno de los mejores jugadores alemanes.

 

Alberto Spencer – Ecuador

El único ecuatoriano que ha jugado seis finales de la Copa Libertadores, todas ellas con Peñarol. No consiguió nunca clasificar a Ecuador para un Mundial, y rechazó el ofrecimiento de nacionalizarse uruguayo. A pesar de ello, sí reforzó a Uruguay en partidos amistoso e hizo un gol a Inglaterra, en Wembley.

 

Erling Haaland – Noruega

En 2018 Noruega no se clasificó para el Mundial de Rusia, y para este 2022 la historia se ha repetido. El mejor delantero centro del momento y uno de los mejores goleadores de la historia, tendrá que esperar a una nueva oportunidad para disputar un Mundial.

 

Otros grandes futbolistas que nunca han jugado un mundialista son David Ginola (Francia), Ian Rush (Gales), Jari Litmanen (Finlandia), Valentino Mazzola (Italia), Claudio Pizarro (Perú), Álex (Brasil), Arsenio Erico (Paraguay) o Pierre-Emerick Aubameyang (Gabón).