domingo, diciembre 4, 2022

La selección de Corea del Sur en el Mundial de Qatar 2022

 

La selección de Corea del Sur llega al grupo H del Mundial de Qatar 2022 con el portugués Paulo Bento en el banquillo. Un bloque al que le gusta atacar y vivir en campo rival, moviéndose con rapidez en el área y siempre con la intención de darle el mejor balón a Son Heung-Min, que es capaz de mandar a un melón a la red.

Tienen tres jugadores peligrosísimos arriba, Son, Kang-in Lee y Hee-chan Hwang. En la defensa, el central del Napoli de 26 años, Min-jae Kim, titularísimo indiscutible en un equipo que es la sensación de Europa.

 

 

Con estas armas, son capaces de ganar a selecciones que a priori están un escalón más por encima de ellos. De todas maneras, el centro del campo es muy complicado que contenga el juego que quiere proponer Paulo Bento. Lo haría Min-jae, pero ya tiene que retroceder una línea el balón.

Han caído en un grupo complicado dónde proponer este tipo de juego es complicado. Filtrar pases, crear superioridad y encontrar huecos mediante cambiar el juego en campo rival es lo que han hecho hasta ahora, pero con selecciones más flojas que las que hay en el Mundial. Se les puede encontrar la espalda a los laterales con facilidad y a poco que no terminen una jugada, la siguiente puede acabar en gol para los rivales. Veremos como salen contra Portugal y Uruguay, ya que tener el balón contra ellos pinta a ser una utopía, pero eso es a lo que quieren jugar realmente.

 

 

Son Heung-Min, la estrella

Algo inexplicable para la carrera de Son es que no esté en un Real Madrid o un Manchester City, por poner un ejemplo. Es el jugador que nos imaginaríamos todos que supliría el bajón de Eden Hazard en el Santiago Bernabéu. Lo tiene todo como atacante. Tiene una punta de velocidad altísima, es bueno técnicamente y una definición como los ángeles. Figuraría en un top 10 de jugadores del mundial si jugase en otra selección que no fuera Corea del Sur.

 

 

Sergio Lahoz