jueves, diciembre 8, 2022

La Copa de Oro, el Mundialito de Uruguay de 1980

 

La Copa de Oro de Campeones Mundiales, popularmente conocida como Mundialito, fue un torneo internacional coorganizado entre la FIFA y la dictadura uruguaya, que se disputó íntegramente en Montevideo entre el 30 de diciembre de 1980 y el 10 de enero de 1981. Esta competición, «abuela» de la actual Copa Confederaciones reunió a las selecciones nacionales de Argentina, Brasil, Uruguay, Alemania Federal, Italia y Países Bajos, para celebrar el cincuentenario de la disputa de la primera Copa del Mundo.

 

 

La idea era solamente invitar a selecciones que hubieran ganado alguna vez el Mundial, pero la Holanda subcampeona del mundo en el 74 y 78, cubrió la baja de Inglaterra, que renunció a la competición debido a que el Mundialito se llevó a cabo en medio de la temporada del fútbol europeo y la liga inglesa (así como sus clubes) se mostraron reacios a liberar a sus jugadores para un largo viaje a otro continente.

El primer partido fue un Uruguay-Holanda, con victoria de los charrúas por 2-0, que volvieron a vencer en el segundo encuentro ante Italia, también por 2-0. El tercer partido del Grupo A acabó en empate a 1 gol entre Italia y Holanda. En el Grupo B, Argentina ganó el primer partido a Alemania por 2-1, en el segundo Brasil y Argentina empataron a 1 gol y en el tercer y definitivo partido, Brasil ganó 4-1 a Alemania y pasó a la final contra los anfitriones.

El 10 de enero de 1981, el estadio Centenario se encontraba lleno a rebosar de público en las gradas y con militares y el presidente uruguayo, Aparicio Méndez, en la tribuna. Uruguay se adelantó por medio de Barrios, empatando poco después Sócrates, de penal, para Brasil. Y ya en las postrimerías, Victorino hizo el 2-1 para los uruguayos, repitiendo el marcador de aquel partido en Maracanã.

 

 

El goleador del torneo fue Waldemar Victorino con 3 tantos, superando a Diego Armando Maradona, Carlo Ancelotti, Sócrates, Ramón Díaz, Toninho Cerezo y otras leyendas que disputaron el torneo.

 

 

Para entender mejor la relevancia política de la Copa de Oro de Uruguay os recomendamos la visualización de la película documental Mundialito, estrenada en 2010 y dirigida y producida por Sebastián Bednarik y Andrés Varela.