Claudio Pizarro leyenda de la Bundesliga

 

Claudio Pizarro fue leyenda de la Bundesliga tras 20 años compitiendo al máximo nivel en territorio alemán, un auténtico depredador del área apodado «El bombardero de Los Andes» que se retiró en 2020 con 40 años en el SV Werder Bremen.

Atrás quedaron múltiples récords, goles y momentos para el recuerdo… y hasta un premio Bambi, concedido por su distinguida trayectoria en la Bundesliga, sumándose así a otros deportistas que lo recibieron previamente como Muhammad Ali, Franz Beckenbauer o Nico Rosberg, por sus exitosas y longevas trayectorias deportivas.

 

 

Primera etapa en la Bundesliga

La 1999-2000 fue posiblemente su liga más especial, tras abandonar el Alianza de Lima recaló en el Werder Bremen como uno de los grandes refuerzos del plantel. 25 partidos de liga (10 goles, cinco asistencias), nueve encuentros en la Copa de la UEFA (tres goles) y cinco apariciones en la DFB-Pokal (dos goles) certificaron un prometedor inicio.

La siguiente temporada disputó 31 partidos, marcó 19 goles y dio siete asistencias en liga confirmando su adaptación total a su nueva vida. En la Copa de la UEFA jugó cinco encuentros, con cuatro goles a su nombre, mientras que en la Pokal solo tuvo una aparición, sin goles ni asistencias. Pese a ello, fichó por el Bayern de Múnich.

 

 

En su tercera campaña en Alemania pudo participar por primera vez en la Champions League (14 partidos, cuatro goles, una asistencia), en la Copa Intercontinental (su primer título con el Bayern) y en la Supercopa de la UEFA. En Bundesliga compitió en 30 partidos y vio puerta en 15 ocasiones (dos asistencias) y en Copa Alemana cuatro partidos.

El segundo año en la capital bávara fue realmente exigente para el delantero peruano, aunque se supo adaptar viendo puerta en la fase de clasificación para la Champions League (dos partidos, un gol) y la Copa de la liga (un partido). En Bundesliga jugó 31 partidos, con 15 goles y cinco asistencias; en Pokal seis encuentros, dos goles y otras tantas asistencias; y en Champions League cinco citas (un gol y una asistencia). Y por encima de todo, el doblete, con su primer título de Bundesliga y Pokal. Durante aquella temporada Pizarro comenzó a disfrutar de las asistencias del mediocampista brasileño Zé Roberto con quien compartiría sus andanzas por otras tres temporadas.

 

Claudio Pizarro junto a Roque Santa Cruz.

 

Durante la temporada 2003-2004 Claudio Pizarro siguió ampliando su hoja de servicios con 11 goles y cuatro asistencias en 31 partidos de Bundesliga; cuatro apariciones en Copa Alemana (un gol); siete encuentros de Champions League (dos asistencias); y un partido de la Copa de la liga (una asistencia). Aquella temporada fue especial para él, ya que se convirtió en el «padrino» de su compatriota Paolo Guerrero con quien compartiría la camiseta roja del Bayern durante dos temporadas más. Y para darle más toque latino, Pizarro recibió y compartió victorias con el recién llegado defensa central argentino, Martín Demichelis. Destacado también fue su atrevimiento al insultar al Madrid de «Los Galácticos».

 

 

La 2004-2005 llegó su segundo doblete en Alemania (Bundesliga y Pokal), al que añadió la Copa de la Liga. Disputó 23 partidos de Bundesliga, con once goles y cuatro asistencias. En Copa Alemana jugó cinco partidos y marcó seis goles y dio tres asistencias. En la Champions League dispuso de siete encuentros, con cuatro goles y tres asistencias. La siguiente temporada sumaría otro doblete consecutivo (liga y Copa). En Bundesliga jugó 26 partidos, con once goles y cuatro asistencias; en Copa Alemana cinco juegos con cinco goles; en Champions League seis encuentros y un gol; y el partido por la Copa de la Liga. La 2006-2007 supuso la última campaña de su primera etapa en Múnich en la que jugaría en Bundesliga 33 partidos, marcaría ocho goles y realizaría seis asistencias. Rendimiento en Champions League: diez encuentros, cuatro goles, una asistencia. Copa Alemana: dos partidos (sin goles). A final de temporada ficharía por el Chelsea.

 

 

Vuelta a Alemania

Claudio Pizarro se reencontró con el gol y anotó 28 dianas en su primera temporada del retorno a Alemania, en contraposición con sus dos escasos goles en Inglaterra. Y por si fuera poco, se proclamó campeón de la Copa Alemana junto a un joven Mesut Özil (19 años) y con los brasileños Naldo y Diego. En este periodo el astro peruano anotó su gol 134, convirtiéndose en el máximo goleador extranjero de la Bundesliga. Disputó 17 goles en 26 partidos de Bundesliga (dos asistencias); cuatro goles en cinco citas de la Pokal (tres asistencias); cinco goles en nueve partidos de la Copa de la UEFA (una asistencia); y dos goles en seis partidos de Champions League.

La temporada 2009-2010, con 16 dianas en 26 partidos de Bundesliga (3 asistencias) seguiría su inacabable racha goleadora en Alemania. En Europa League disputó ocho partidos (nueve goles, cinco asistencias), en la fase de clasificación para la UEL anotó tres tantos en dos partidos (una asistencia) y en la Copa Alemana marcó un gol y dio una asistencia en cuatro encuentros.

 

 

El cambio de década hizo mella en la pólvora de Pizarro, que bajó a nueve goles (cinco asistencias) en 22 partidos de Bundesliga. En la fase de clasificación para la UCL anotó dos goles en dos partidos, en la Champions en sí marcó un gol (y una asistencia) en tres encuentros, y en la Pokal anotó dos goles en dos partidos. En esta temporada la estrella peruana hizo dupla, en muchas ocasiones, con la joven promesa de gol alemana en esa época: Sandro Wagner.

La 2011-2012 el bajón del conjunto verdiblanco, que no se había clasificado para competiciones europeas, implicó que Pizarro solo disputará liga alemana. Esa campaña mejoró sus registros ofensivos (18 goles y 10 asistencias) en 29 partidos de Bundesliga.

 

 

Su buen estado de forma no pasó desapercibido al Rekordmeister, que decidió hacerse con sus servicios de nuevo. Si ya había sumado dos dobletes, era el turno del famoso triplete de “Los Bávaros” de la mano del DT alemán Jupp Heynckes. Las cifras de su temporada: 20 partidos de Bundesliga, seis goles y siete asistencias; seis encuentros de Champions League y cuatro goles; dos partidos de Copa (tres goles, dos asistencias).

En esta histórica campaña, Claudio Pizarro conquistó estas copas junto a jugadores de alma latina como Javi Martínez, Mario Gómez, Luiz Gustavo, Dante o Rafinha y con jóvenes promesas alemanes como Thomas Müller y Toni Kroos (ambos con apenas 22 años). Sin duda, que la experiencia y goles de Pizarro fueron fundamentales tanto para los jugadores bávaros como para la obtención de los trofeos nacionales e internacionales.

En la temporada en que Pep Guardiola se estrenó en el Bayern Múnich y la Bundesliga, Claudio Pizarro siguió aportando su veteranía al conjunto bávaro y levantando más títulos: Bundesliga, Copa, Supercopa de la UEFA y Mundial de clubes. Su aporte en números: 17 partidos de Bundesliga (10 goles, tres asistencias); cinco partidos de Champions League; dos de Copa Alemana (un gol, una asistencia); el partido por el Mundial de clubes; y el partido por la Supercopa de Alemania. Esta temporada se incorporó al Bayern el talentoso Thiago Alcántara.

 

 

En su última campaña en Múnich se proclamó de nuevo campeón de la Bundesliga, pero su protagonismo decayó notablemente, marcando un único gol (en la Pokal) y dando una asistencia (en Bundesliga) entre todas las competiciones. Jugó 13 partidos de liga alemana, dos de Champions League y dos de Copa Alemana. Al finalizar la temporada su contrato no fue renovado. En septiembre de 2015 se anunció su fichaje por el Bremen después de pasar el verano sin equipo. Sorpresivamente «El Bombardero de los Andes» volvió a resurgir con su tercera etapa en la ciudad hanseática. En 28 encuentros de Bundesliga marcó 14 dianas (tres asistencias) y en cuatro partidos de la Pokal anotó dos goles y dio dos asistencias. Un regreso a lo grande.

A finales de septiembre de 2017 Pizarro fichó por una temporada con el Fußball-Club Köln, disputando 14 encuentros de Bundesliga, anotando un gol y dando una asistencia. A orillas del Rin se juntó con el español Jorge Meré y el colombiano Jhon Córdoba, con los que descendió a segunda división.

Pero para cerrar el cuento de hadas en la Bundesliga de la mejor manera posible, Claudio Pizarro decidió jugar una temporada más en el club que le abrió las puertas del fútbol europeo. En su cuarta etapa con la camiseta verdiblanca se convirtió además en el décimo futbolista más veterano en disputar minutos en la Bundesliga, a sus 40 años, y en el segundo jugador más veterano en marcar un gol en la historia de la Bundesliga. Toda una hazaña para el que todavía sigue siendo el máximo goleador extranjero en la historia de la Bundesliga.

 


Mariela dos Santos