lunes, noviembre 28, 2022

CD Palestino, más de 100 años apoyando a Palestina

 

El Club Deportivo Palestino, luciendo siempre los colores de la bandera de Palestina, es un caso realmente atípico no solo en Chile, sino en el mundo entero. Un club “extranjero” en su propio país, aunque con multitud de matices que demuestran su inequívoco y voluntario arraigo a la nación chilena.

 

 

En sus inicios jugó de local en diversos recintos de Santiago de Chile, como el Estadio Sedylan, el Estadio Militar, el Estadio Nacional y el Estadio Santa Laura, hasta que a comienzos de los años 1980 utilizó el Estadio Reinaldo Martín Müller, ubicado dentro de la Base Aérea El Bosque en la comuna de El Bosque, al sur de Santiago.

 

 

No fue hasta 1988 cuando Palestino empezó a jugar sus partidos como local en su actual feudo, el Estadio Municipal de La Cisterna, recinto propiedad de la Municipalidad del mismo nombre, inaugurado el día 22 de septiembre de 1988 en un partido amistoso entre Palestino y el club Puebla FC de México. A pesar de que sus gradas podían y pueden albergar hasta 10.000 espectadores, debido a la precariedad de sus instalaciones durante varios años solo se autorizaron asistencias de la mitad del aforo, reduciendo de forma ostensible su proyección deportiva.

 

 

En 2018 el club invirtió en una serie de mejoras para el recinto​, tales como accesos diferenciados, la instalación de un marcador electrónico con tecnología LED22​, y medidas de seguridad, para ir modernizando poco a poco su querida “hogar”.

 

 

La historia de un club dispuesto a dignificar y respetar su origen

El 20 de agosto de 1920 fue fundada la entidad deportiva Palestino Football Club, por un grupo de jóvenes musulmanes hijos del éxodo palestino. Esta ingresó en la Liga Infantil de la Asociación de Football de Santiago, donde participó hasta el año 1923. Al año siguiente modificó su nombre a Palestina Sport Club para dedicarse a la práctica de otros deportes, en particular de forma casi exclusiva al tenis. En 1939 los socios del Palestina Sport Club decidieron fusionarse con el Club Palestino, club social que había sido creado en 1938. Luego de varias discusiones, la fusión entre ambas instituciones fue sellada el 8 de agosto de 1941, fecha en la que adquiere el actual nombre de Club Deportivo Palestino.

 

 

Desde entonces Palestino comenzó a incursionar en deportes como el básquetbol o el hockey sobre patines. Al mismo tiempo que se desarrollaban los otros deportes, surgió la idea de tener un equipo de fútbol, iniciativa que se concretó el 19 de junio de 1949, cuando se reorganizó dicha rama con el objetivo de competir a nivel nacional. El club fue invitado a competir en las Primeras Olimpiadas Palestinas, que se llevaron a cabo entre el 14 al 22 de enero de 1950 en la propia ciudad de Osorno, y que fueron organizadas por el Club Deportivo Sirio y dirigidas por el Frente Unido de la Juventud Chilena de Ascendencia Árabe.​ Palestino de Santiago se llevó el trofeo del campeonato de fútbol, lo que dio el impulso definitivo para intentar postular al profesionalismo.

 

 

Luego de varias gestiones, en 1952 la Asociación Central de Fútbol integró a la institución en la recién creada Segunda División del fútbol profesional. Esa misma temporada se coronó campeón de dicha división. Después de igualar en puntaje en el primer lugar con Rangers, se disputó un partido de definición por el título en Rancagua, en el cual Palestino se impuso 4-2 en penales, luego de empatar 2-2 en el tiempo reglamentario. Este triunfo permitió a Palestino a ascender a la máxima categoría del fútbol chileno.

 

 

Los empresarios textiles de la colonia árabe de Santiago se entusiasmaron con el equipo, lo que se tradujo en grandes aportes de dinero y de aficionados y curiosos llenando las tribunas de su estadio. Los fichajes cada vez fueron más potentes hasta llegar a la consecución de su primer campeonato en 1955. Una histórica temporada donde destacaba el argentino Roberto Coll procedente de las filas del River Plate de Alfredo Di Stéfano, José Manuel Moreno y Ángel Labruna. Coll estuvo acompañado de figuras como Rodolfo Almeyda, Osvaldo Pérez, y Carlos Rodolfo Rojas. El club continuó en Primera División de Chile sin mayores hechos que resaltar, hasta 1970, año en que descendió otra vez a la Segunda División.

 

 

La evolución del plantel llegó a una segunda gran maduración en los años 70 después de un nuevo ascenso a primera división, el capitán era, ni más ni menos, que el mejor jugador chileno de todos los tiempos: Elías Figueroa. Pero don Elías no jugaba solo, a su lado tenía a Oscar Fabianni, Rodolfo Dubó, Edgardo Fuentes, Manuel Araya y muchos más que hicieron del CD Palestino uno de los mejores equipos chilenos de la historia. El campeón del 78, el que todavía mantiene el récord de 44 partidos invicto, el que llegó al triangular que definió las semifinales de la Copa Libertadores del 79. Des de aquel entonces se sumaron diversos subcampeonatos de gran mérito en competiciones como la Copa Chile, Liguilla Pre-Libertadores, Supercopa de Chile y el propio campeonato chileno.

 

 

Política y fútbol de la mano

Palestino siempre ha estado ligado política y simbólicamente a Palestina. Des de la camiseta con el mapa de Palestina en el pecho que lució el arquero Leonardo Cauteruchi el año 2002, hasta la camiseta de portero de 2014 donde el número uno fue reemplazado por la silueta de un mapa de Palestina según sus límites originales hasta el año 1946, o sea, antes de que existiera el Estado de Israel por una resolución de Naciones Unidas.

 

 

Alcanzaron a jugar tres partidos con ella hasta que la comunidad judía puso el grito en el cielo, a través de su delegación diplomática: “La Embajada de Israel considera que la utilización del mapa de Israel en la camiseta del Club Palestino es una provocación sin precedentes y especialmente grave por realizarse en un contexto deportivo”.

 

 

El tema escaló hasta la prensa internacional, haciendo eco de la reacción furibunda del Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel, que llamó a informar a Israel a sus diplomáticos en Chile para expresarles su descontento con la provocación. “Un club chileno de fútbol indigna a Israel poniendo el mapa de Palestina en su uniforme”, tituló la cadena de noticias Russia Today. El sencillo símbolo del mapa en la camiseta de un humilde –tal vez, el más humilde– club de la primera división chilena estaba en las portadas de todo el mundo.

 

 

Tanto revuelo dio lugar a una pequeña sanción económica del Tribunal de Disciplina de la ANFP. Palestino fue obligado a sacar el número uno con el mapa, pero el Presidente del Club, Fernando Aguad, no dio su brazo a torcer e incorporó el mapa, ya no reemplazando al número uno, sino en la parte delantera, junto al escudo. No están habilitados para usarla en el campeonato oficial, pero sí para comercializarla: las ventas de camisetas de Palestino aumentaron más de un 300% luego de la polémica del mapa, y al club llegaron pedidos desde Francia, Marruecos, Turquía, Portugal, Alemania, España, Brasil, Colombia, además del Medio Oriente, por supuesto.

En el estadio municipal La Cisterna, con capacidad para 12.000 espectadores, hasta día de hoy abundan las consignas a favor de Gaza, unos levantan la camiseta mostrando el mapa, otros exigen el fin al genocidio. El hincha de Palestino, en su gran mayoría, apoya lógicamente de una forma activa la causa palestina. El momento político más álgido de la historia del club sin duda alguna fue en mayo de 2018, cuando el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás, visitó en Santiago de Chile a los dirigentes y a la plantilla del Palestino.

 


 

El vínculo de Chile con Palestina

Muchos son los chilenos que han defendido los colores de la selección de Palestina des de la llegada de la colonia palestina a Chile: Edgardo Abdala, Leonardo Zamora, Alexis Norambuena, Patricio Acevedo, Pablo Abdala, el recién nacionalizado Matías Jadue, entre otros. Sin embargo, hay uno solo tan emblemático como el Tito Bishara: Roberto Kettlun lleva más de veinte partidos por la selección y juega en el Hilal Al-Quds de la liga local. Si hay una camiseta con mayor poder simbólico que la de Palestino, esa es, precisamente, la de la selección de Palestina. La selección existe porque la FIFA es de las pocas entidades que reconoce la existencia de Palestina. En sus partidos, igual que en los de su club hermano al otro lado del mundo, también flamea oficialmente la bandera de Palestina.