domingo, diciembre 4, 2022

La camiseta de Maradona del Mundial del 86, ¿superstición o casualidad?

 

Carlos Salvador Bilardo es ese tipo de técnicos que marca épocas. Su forma de entender el fútbol, de vivirlo, de hacerlo jugar, era algo maravilloso. En su palmarés ostenta ser uno de los técnicos de la mayor época gloriosa de Argentina: conseguir uno de los dos Mundiales que tiene la albiceleste. Aquello fue en México 86’ con un Diego Armando Maradona a la cabeza.

El mundo pudo observar en aquel Mundial, durante aquel verano, lo que fue capaz de hacer un jugador de fútbol para su país. “El Pelusa” consiguió anotar cinco goles siendo el máximo goleador de su equipo. Su brillantez llegó en el partido de cuartos de final que les enfrentó ante Inglaterra. Dos de aquellos tantos seguro que todavía permanecen en la retina de la mayoría de aficionados al fútbol: “la Mano de Dios” y “el Barrilete Cósmico”. Posiblemente marcaron el devenir para la historia del fútbol.

 

 

Pero lo que quizá no todo el mundo tiene el detalle de acordarse, es con la camiseta que se jugó aquel partido contra Inglaterra. El combinado de Bilardo ya venía de octavos jugando con su segunda equipación. En aquella época, las segundas equipaciones, no tenían las mismas prestaciones que las primeras. Además la titular siempre lucía más, y la albiceleste seguro que le hacía más gracia al técnico de Buenos Aires. Su equipo ya había jugado con la visitante en el duelo de octavos ante Uruguay. Inglaterra, en cuartos vestiría de blanco, por tanto, era de nuevo inviable volver a vestirse la primera equipación.

El técnico se quejó, ya que las elásticas que vestían los jugadores, eran más estrechas. Con esas equipaciones, se sudaba más de la cuenta. Debido a las altas temperaturas del país organizador, por tanto, era más incómodo para sus jugadores. Bilardo no quería volver a repetir el atuendo, ya que el partido contra Uruguay se les complicó, y casi por superstición, exigió unas elásticas nuevas.

Era tal su mosqueo que, según cuentan algunos miembros de AFA, decidió coger unas tijeras y tratar de cambiar ese modelo de camisetas por su cuenta. El resultado fue tan desastroso que Argentina se quedó sin prendas a dos días del partido de cuartos de final.

Por esta razón, miembros de la federación argentina, emprendieron una búsqueda por toda la ciudad de México para encontrar, al menos, alguna solución con la que jugar el decisivo duelo ante Inglaterra. Se barajó incluso utilizar camisetas de fútbol americano y voltearlas. Pero entonces, gracias a la marca de Le Coq Sportif, una marca de artículos deportivos, consiguieron un modelo nuevo de camisetas, con el que Bilardo todavía fruncía el ceño. Cuenta la anécdota que fue Maradona quien decidió, de nuevo, el tono de la camiseta.

 

 

A pesar de ello, aún quedaba mucho trabajo por hacer. Las equipaciones venían sin logo de la AFA ni dorsal. Por tanto, trataron de contactar con numerosos utilleros para trabajar de urgencia con dichas camisetas. Resulta que había tanta prisa que se quedaron por estilizar los laureles del escudo. Algo que aún se puede ver en las camisetas de aquel duelo. Con los dorsales pasó algo parecido, ya que tenían una tonalidad distinta y más brillante de lo normal. Todo y la historia de las camisetas, Argentina, pudo llegar a punto para el partido contra Inglaterra y superar los cuartos de final, para después acabar ganando el campeonato del mundo.

Quizá fue una superstición de Bilardo, pero sin duda, la estrategia funcionó. Además en aquel encuentro, Argentina pasó por encima, Maradona brilló, y el técnico pudo respirar tranquilo al salvar el ajetreo de las camisetas.

Resulta que cuatro años después Bilardo volvió a pedir las mismas camisetas para el Mundial del 90’. Aunque la historia no se pudo repetir, ya que Adidas, ya vestía a la albiceleste, y se decidió hacer una segunda equipación idónea para los jugadores. A pesar de ello, en el mundial de Italia, no se pudo repetir la gesta de los argentinos. Aunque estuvieron a punto de conseguirlo siendo finalistas y derrotados ante la Alemania que vencieron cuatro años atrás, ¿Fue cosa del diseño de las camisetas?

La camiseta de “El Pelusa” todavía permanece en la historia del fútbol. El exfutbolista inglés, Stephen Hodge, fue con quien intercambió su camiseta. Tras tenerla varios años en su casa por el valor histórico que representaba, la cedió al National Football Museum de Manchester. Un valor incalculable todo lo que representaba aquella camiseta.

 

 


Álvaro Ramírez Narbón