sábado, febrero 4, 2023

Las amistades más grandes entre futbolistas

 

El fútbol nos ha dejado muchos ejemplos de grandes amistades entre futbolistas, pero solamente algunas trascendieron con el paso del tiempo hasta convertirse prácticamente en un vínculo familiar. A continuación repasamos las más destacadas.

 

Luis Enrique & Abelardo

«Tengo mala memoria para los resultados o tonterías, pero no para las personas importantes». «Llevamos juntos desde los siete años y hemos tenido la suerte de compartir muchas cosas. Es una persona muy importante en mi vida», confesó Luis Enrique. Preguntado sobre la importancia de tener un buen amigo en el campo como compañero, explicó que «es la situación ideal, que haya amistad y eso se traslade al campo, pero es difícil que se dé porque no puedes ser amigo de todas las personas que hay».

 

Figo & Guardiola

Ambos futbolistas compartieron mucho tiempo en el FC Barcelona y fue ahí donde forjaron una extraordinaria relación a pesar de las dificultades. «Pep y José (Mourinho) han sido dos personas importantísimas en mi vida. Pep es como un hermano. Me ayudó mucho cuando llegué a Barcelona. Es padrino de una de mis hijas. La amistad no tiene colores», aseguró el extremo portugués.

 

Roberto Carlos & Ronaldo

Roberto Carlos y Ronaldo no solamente coincidieron en una de las mejores selecciones brasileñas de la historia, y durante su etapa en el Real Madrid y Corinthians, sino que forjaron una amistad que dura hasta día de hoy. “Desde 1993 es mi hermano”, confiesa el lateral izquierdo. Podéis ampliar esta historia en este anterior artículo que publicamos.

 

Mancini & Vialli

En 1964 nacieron Roberto Mancini y Gianluca Vialli, dos estrellas del calcio italiano que juntarían sus caminos en las divisiones inferiores de la ‘Azzurra’ para luego consumar su clímax de fútbol en la Sampdoria, club con el que consiguieron el ‘Scudetto’ en la temporada 1990/1991. Serían apodados como los ‘gemelos del gol’ y llegarían, incluso, a ganar la Eurocopa de 2020 formando ambos parte del staff técnico de Italia.

 

Maradona & Caniggia

“Jamás me peleé con Diego. Nunca tuvimos un problema ni nada por el estilo. No es que hablemos por teléfono y eso. Siempre que nos vimos fue una cuestión de respeto mutuo, de sinceridad”. Así describió Claudio Caniggia su relación de amistad con Diego Maradona, que los convirtió en una dupla que llevó a los primeros planos mundiales a la selección argentina, continuó en el fútbol italiano y en Boca, y casi tuvo un último capítulo en Gimnasia, pero los problemas de salud y posterior fallecimiento del diez lo terminaron impidiendo.

 

Riquelme & Aimar

Desde el primer viaje juntos, en las selecciones juveniles construyeron una relación fraternal sólida e indestructible a pesar de jugar en clubes rivales. “Nos conocimos en el 95, después de jugar un Sub 17. A esa edad uno no se da cuenta con el fenómeno que está compartiendo equipo”, contó Aimar.

 

Sergio Ramos y Mesut Özil

El defensa español y el mediocampista alemán fueron bastante cercanos durante la estadía de tres años de Özil en la «Casa Blanca». Una de las anécdotas más recordadas es el partido ante el Deportivo La Coruña en el cual Ramos disputó la segunda mitad teniendo por debajo de su camiseta la de su gran amigo, quien fue reemplazado luego de ser señalado por José Mourinho durante el descanso debido a su mal rendimiento. Los caminos de ambos se separarían en 2013 con Özil poniendo camino al Arsenal, y ambos tuvieron tiempo de dedicarse una emotiva despedida tras coincidir en el Real Madrid.

 

Messi y Luis Suárez

El argentino encontró en el uruguayo al socio perfecto que nunca ha tenido. No sólo rematando cada jugada espectacular de leo, sino también sirviéndole asistencia para que aumente sus cifras goleadoras en cada temporada. La amistad entre sus mujeres y sus respectivos hijos hacen de la relación, una aún más especial fuera del terreno de juego.

 

Frank Lampard y Terry

Compañeros durante 13 años, John Terry y Frank Lampard en el Chelsea consiguieron conquistar 13 trofeos. La media es descomunal, sale a uno por año. Tres Premier League, cuatro FA Cup, dos Copas de la Liga, dos Community Shield, una Champions y una Europa League. Además, el centrocampista figura en la historia del club como el jugador con más goles, con 251; mientras que el defensor es el que tiene más títulos y suma 14. Es decir, solo uno lo ganó sin Lampard a su lado. Una amistad que, tras tantos años, ya va más allá del simple compañerismo entre los dos exfutbolistas.