Alfredo Di Stéfano, la leyenda blanca de “La Saeta Rubia”

 

Alfredo di Stéfano Laulhé fue uno de los mejores futbolistas del Real Madrid, donde destacó por su olfato goleador y espectacular talento, cualidades que le permitieron ser considerado como uno de los mejores del mundo y de la historia del fútbol. También militó en otros conjuntos como el CD Unión Progresista, CA River Plate, CA Huracán, Millonarios FC, y RCD Espanyol, equipo donde colgó las botas.

El delantero hispano-argentino permaneció once temporadas con los de la “Concha Espina” convirtiéndose en un símbolo y un ejemplo a seguir para futuras generaciones de madridistas. Fue una etapa gloriosa a título individual y para el equipo de su vida, el Real Madrid.

 

 

Sus inicios

Alfredo Di Stéfano nació el 4 de julio de 1926 en el barrio de Barracas, en la ciudad de Buenos Aires (Argentina), en el seno de una familia de clase media-baja. Su padre también se llamaba Alfredo Di Stéfano; su madre era Eulalia Laulhé Gilmont y su abuelo paterno, Michele, fue el primer Di Stéfano que llegó a Buenos Aires procedente de la isla napolitana de Capri.

Entre 1940 y 1943 jugó junto a su hermano Tulio en el Club Social y Deportivo Unión Progresista, hasta que recibió un telegrama citándole para una prueba con River. Fue así como en 1944 recaló en las inferiores del club, donde permaneció hasta que debutó en Primera el 15 de julio de 1945 frente a CA Huracán en la jornada 12 del campeonato que finalizó con derrota por 1-2. Curiosamente con este primer rival al que se enfrentó jugó una temporada cedido, disputando 27 partidos y anotando 10 goles.

Con River Plate, en sus dos etapas (1945-1949), levantó dos ligas y la Copa Aldao en 1947, además de disputar 75 partidos anotando 55 goles.

 

 

Cuatro ejercicios en CD Los Millonarios

En 1949, fichó por el equipo colombiano Millonarios FC donde estuvo hasta 1952. Ganó un total de cuatro trofeos entre ellos la liga de Colombia en 1949, 1951 y 1952 y la Copa en 1952/1953. Ojeadores de todo el mundo comenzaron a interesarse para hacerse con sus servicios de cara a la siguiente campaña.

 

 

Memorable paso por el Real Madrid

Di Stéfano atravesó todo el Atlántico para incorporarse al Real Madrid, uno de los clubes más potentes en aquella época, presidido por Santiago Bernabéu. Su estreno como integrante blanco ocurrió durante el curso 1953/54 contra el Racing de Santander y el evento acabó con la satisfacción de los de la “Concha Espina” al ganar por 4-2. El hispano argentino fue el autor de uno de los cuatro tantos que anotaron los merengues en aquel partido que no olvidará.

Las primeras cinco campañas en el Real Madrid fueron de ensueño para sus intereses. Anotó 227 goles con la elástica blanca. La afición merengue adoraba su juego y no se equivocaron cuando decían que “La Saeta Rubia” iba a revolucionar el mundo del fútbol de aquellos tiempos. Más tarde, conquistó ocho ligas en once temporadas, concretamente en 1954, 1955, 1957, 1958, 1961, 1962, 1963, 1964 y un campeonato de España en 1962. Era un futbolista con una técnica exquisita, tenía muchos argumentos y recursos en la zona de ataque y fue un símbolo del madridismo.

La “Saeta Rubia” no se intimidó ante Europa y se proclamó campeón de Europa en cinco ocasiones entre 1955 y 1960 y fue una leyenda del Real Madrid, gracias a su espectacular fútbol. Durante su carrera, anotó 480 dianas. Además, se alzó con otros trofeos como la Copa Latina de 1955 y 1957 y la Copa Intercontinental en 1960.

Fue internacional por la selección argentina y española. En aquella época se permitía disputar duelos en dos combinados a la vez. Sin embargo, solamente levantó el Campeonato Sudamericano de 1947. No consiguió Eurocopas y Mundiales. De esta forma, se despidió de los blancos como un héroe y se marchó al RCD Espanyol durante dos ejercicios la 1964/65 y 1965/66 donde anunció su retirada el día 3 de abril de 1966.

 

 

Retirada y fallecimiento

Tras colgar las botas, empezó nuevos proyectos como entrenador. Pasó por equipos como el Elche, Boca Juniors, Valencia CF, Real Madrid, Rayo Vallecano, Castellón y River Plate. El día 5 de noviembre de 2000 fue nombrado Presidente de Honor del club blanco.

Finalmente, Alfredo Di Stéfano fue considerado como uno de los mejores jugadores del Real Madrid de todos los tiempos y falleció el día 7 de julio de 2014, debido a una parada cardiorrespiratoria.

 


Joan Antoni Perelló