Alexi Lalas, un rockero americano con el Calcio Padova en Serie A

 

«En Padova crecí primero como hombre y luego como futbolista. Esa Serie A era muy fuerte, tenía que marcar a gente como Baggio, Stoichkov, Balbo, Del Piero, era difícil ¿eh? No era el mejor defensor, pero sí el más guapo. Y lo sigo siendo ahora». Así de claro lo dejó el rockero Alexi «Buffalo Bill» Lalas durante su vuelta al Stadio Euganeo 23 años después para revivir sus experiencias en el modesto Calcio Padova, un club por el que aún sigue sintiendo un profundo amor.

Su fichaje llegó después de su gran participación con la selección de Estados Unidos en el Mundial de 1994, donde el combinado estadounidense logró mejorar el 23º lugar obtenido en el Mundial de Italia ’90, que supuso la primera presencia de la selección en la máxima competición mundial del fútbol después de 40 años de ausencia.

«Cuando me dijeron que Padova me quería, no me lo pensé dos veces para aceptar. Jugar al fútbol para mí era algo increíble, y hacerlo en el campeonato italiano era una locura. El Padova es un equipo que representa a una ciudad con mucha historia. No hay un día que no haya pensado en Padova de alguna manera, o que Padova no haya dejado algo en mí, más que como futbolista, como hombre».

 

 

Aunque Lalas fue uno de los mejores defensas del Padova y marcó tres goles a balón parado (incluso contra el A.C. Milan y el Internazionale), el equipo terminó la temporada 1994-95 en el puesto 14 de la tabla. Solamente después de ganar un playoff de descenso el 10 de junio de 1995, el equipo se aseguró su supervivencia en la máxima categoría para la siguiente temporada.

 

 

El 25 de junio de 1995, la Major League Soccer (MLS) contrató a Lalas para jugar en el New England Revolution. Aunque la MLS tenía la intención de empezar a jugar en 1995, se encontró con dificultades, por lo que retrasó la primera temporada hasta 1996.

Para que Lalas pudiera mantener su forma física, la MLS lo cedió al Padova y su vuelta a la Serie A se concretó para la temporada 1995-96. Lalas jugó por última vez con el Padova en un partido en casa contra el Lazio el 25 de febrero de 1996. Los números finales del ex «biancoscudata» fueron un total de 44 partidos y 3 goles, además de convertirse en el primer norteamericano post Segunda Guerra Mundial en jugar en la máxima categoría del calcio.

 

 

Antes de su debut en una de las ligas más imponentes del Viejo Continente defendió las camisetas del Cranbrook Kingswood y Rutgers, y posteriormente a la camiseta biancoscudata vistió la del New England Revolution, Emelec, New York Metrostars, Kansas City Wizards y Los Angeles Galaxy. Además disputó un segundo Mundial, el de Francia de 1998. Ha ocupado cargos directivos en Los Angeles Galaxy, San Jose Earthquakes y New York RedBulls. En 2006 fue incluido en el Salón Nacional de la Fama del Fútbol, y actualmente trabaja para Fox Sports.

Lalas también, durante su carrera competitiva, tocó la guitarra y grabó discos, 5 álbumes para ser precisos: Woodland (1994), Far From Close (1996), Ginger (1998), So It Goes (2010), Infinity Spaces (2014). En 1998, él y su banda participaron en una gira europea como teloneros de sus compatriotas Hootie & the Blowfish.